Ir al contenido principal

La berenjena transgénica y su rápida adopción en Bangladesh

En el Perú no solemos comer muchas berenjenas. En raras ocasiones las vemos en una ensalada. Sin embargo, en Bangladesh —un pequeño país asiático con más de 165 millones de habitantes— este vegetal forma parte importante de su dieta y unos 150 mil agricultores se dedican a su cultivo.

La berenjena no es ajena al ataque de diversas plagas. La principal es la larva de la polilla Leucinodes orbonalis. Este gusano se alimenta tanto del tallo en crecimiento de la planta, provocando su muerte, como de los frutos, llenándolos de agujeros que echan a perder el producto.

Fruto de berenjena atacado por L. orbonalis. Fuente: TNAU Agritech.
Para contrarrestar esta plaga, los agricultores deben emplear un amplio espectro de insecticidas. Las fumigaciones se hacen hasta dos o tres veces por semana. Esto no solo genera un mayor costo de producción, sino también, un efecto negativo sobre el ambiente y la salud de los agricultores y consumidores, quienes se ven expuestos directa o indirectamente a estos pesticidas.

En el año 2003, la empresa Mahyco, filial de Monsanto (hoy Bayer) en la India, desarrolló una berenjena resistente a esta plaga. A través de la ingeniería genética, le introdujeron el gen que codifica la proteína Cry1Ac de la bacteria Bacillus thuringiensis (Bt), la cual resulta tóxica para las larvas de muchas polillas, entre ellas, L. orbonalis.

Si bien la berenjena Bt fue desarrollada en la India, nunca se autorizó su siembra en ese país. Es más, la empresa Mahyco fue denunciada por biopiratería debido a que la Ley de Biodiversidad restringe la transformación genética de los cultivares endémicos. No obstante, a través de una alianza público-privada celebrada en el año 2005, Mahyco entrega la tecnología al Instituto de Investigación Agraria de Bangladesh (BARI) para que desarrolle sus propias variedades de berenjenas transgénicas.

En Bangladesh la historia fue distinta. Para fines del 2013 ya habían logrado desarrollar nueve variedades locales de berenjenas Bt de las cuales cuatro fueron autorizadas para siembras restringidas en parcelas de 1000 m2. Estas variedades fueron entregadas en enero de 2014 a 20 agricultores de cuatro distritos diferentes.

Cuatro variedades de berenjenas Bt autorizadas en Bangladesh. Fuente: ISAAA.
En la campaña agrícola 2014-2015, la división de investigación en campo (OFRD) del BARI realizó parcelas demostrativas con 108 agricultores y, en la campaña siguiente (2015-2016), con 250. La finalidad de estas parcelas demostrativas fue evaluar la eficacia de la tecnología en condiciones reales, capacitar a los agricultores para el uso de esta tecnología y que ellos mismos comparen las ventajas que tenía con relación a la berenjena convencional. El ambientalista Mark Lynas hizo un breve documental al respecto en el 2014.


Los resultados de estas evaluaciones mostraron que menos del 1% de los frutos de la berenjena Bt se vieron afectados por la plaga comparado con el 50% de las berenjenas convencionales. Además, los agricultores que usaron la tecnología redujeron hasta en un 61% los costos asociados a los pesticidas y lograron obtener una rentabilidad neta tres veces superior que aquellos que no usaron la tecnología.

En la campaña agrícola 2016-2017 se inicia la adopción de la berenjena Bt a mayor escala. El Departamento de Extensión Agraria (DAE) del BARI distribuyó las semillas de berenjena Bt a 6000 agricultores. Para la campaña 2017-2018, 7001 agricultores fueron los beneficiados. Aquí un video hecho por BARI al respecto:


Sin embargo, el BARI no podía producir semillas a gran escala para ofrecerla a un mayor número de agricultores, por ello, entregó la tecnología a la Corporación de Desarrollo Agrícola de Bangladesh (BADC) para que la produzcan a un precio accesible para el agricultor.

De acuerdo con BADC, en el presente año, más de 19 mil agricultores adquirieron semillas de berenjenas Bt que, sumado a los beneficiados por el BARI, hacen un total de 27 mil agricultores haciendo uso de la tecnología. Esto representa aproximadamente el 17% de los productores de berenjenas de Bangladesh. Se espera que BADC desarrolle otras variedades de berenjena Bt con mayores rendimientos o incluyendo otras proteínas Cry.

Adopción de la berenjena Bt en Bangladesh. Fuente: Shelton et al. (2018)
Es importante indicar que las berenjenas Bt desarrolladas por el BARI no son híbridas. Por ello, los agricultores podrán guardar y reutilizar sus semillas en las siguientes campañas sin una pérdida apreciable de rendimiento. Sin embargo, el BARI les exige que siembren berenjenas convencionales alrededor de las berenjenas Bt como medida de bioseguridad, con el fin de reducir las posibilidades que aparezcan gusanos resistentes a la proteínas Cry1Ac. Esta estrategia se conoce como refugio.

Un tema que no ha sido evaluado por las autoridades bangladesíes es la inocuidad del producto. Es decir, si la berenjena Bt podría representar algún tipo de riesgo para la salud de los consumidores. Su inocuidad se basa en el uso seguro que tiene la proteína Cry1Ac en diversos productos transgénicos por más de 20 años. El tema es que los análisis de riesgo —tanto ambiental como los efectos a la salud— se hacen caso por caso. Tampoco se han establecido medidas que limiten el flujo de genes a otras variedades locales de berenjenas.

Para finalizar, este es un buen ejemplo de cómo el uso de la tecnología Bt puede beneficiar a los pequeños agricultores, especialmente, cuando es desarrollada con fondos públicos (a pesar que esta fue desarrollada originalmente por Monsanto). Muchas de las patentes asociadas a las proteínas Cry ya han vencido, por lo que hoy en día podría usarse libremente.

Referencia:

Shelton et al. Front. Bioeng. Biotechnol. doi: 10.3389/fbioe.2018.00106 (2018)

Comentarios

Entradas más populares de este blog

La oruga derretida

Las larvas de la polilla gitana ( Lymantria dispar ) llevan una vida tranquila. Durante el día, descansan en las grietas de la corteza de los árboles o enterradas en el suelo para evitar ser capturadas por sus depredadores. En las noches, salen de sus escondites y se alimentan de hojas hasta minutos antes del amanecer. A los cuarenta días de vida, se convierten en pupas, y dos semanas después, emergen como polillas adultas. Se aparean, ponen cientos de huevecillos y reinician su ciclo biológico. Oruga de la polilla gitana. Fuente: Wikimedia Commons . Una mañana, una de estas orugas aparece colgada boca abajo en la hoja más alta de una planta. Parece muerta. De pronto, empieza a estirarse y derretirse como si fuera un pedazo de plástico puesto cerca del fuego. La oruga literalmente gotea sobre las hojas que se encuentran debajo. Es una escena es macabra. Ninguna oruga presenció este hecho. Era de día y estaban escondidas. Pero en la noche, sin darse cuenta, se alimentan de las hojas s

¿Por qué tanto miedo al bromuro de etidio?

El bromuro de etidio (BrEt) es un agente químico muy usado en técnicas de biología molecular para teñir nuestros geles de agarosa y poder apreciar nuestras bandas de ADN; ya sean de los productos de extracción o de PCR. Existen dos formas de teñir los geles: i) remojando el gel de agarosa por 15 minutos en una bandeja con BrEt (0,5 mg/L) después de haber hecho la electroforesis o ii) añadiendo el BrEt directamente al gel al momento de prepararlo. Con la primera evitamos contaminar nuestra cámara de electroforesis con BrEt y con la segunda evitamos exponernos a salpicaduras y otros accidentes que pueden ocurrir al hacer la tinción en bandeja. Se han dado cuenta que desde que entramos a un laboratorio de biología molecular nos tienen traumados con el BrEt: "¡Cuidado que te salpique!", "¡no lo huelas!", "¡usa tres guantes!", "¡no es por ese lado!", "¡si te cae en la piel te va a dar cáncer y te puedes morir!", entre otras cosas más.

¿Cómo eran los primeros tomates que llegaron a Europa?

Las primeras exploraciones europeas al continente americano, allá por inicios del siglo XVI, trajeron consigo muchas riquezas, especialmente, plantas que eran cultivas y consumidas al otro lado del mundo. Una de ellas fue el tomate. Hoy es la hortaliza más cultivada en el mundo. Anualmente se producen unas 180 millones de toneladas en 4.85 millones de hectáreas. Los tomates de hoy no se parecen ni saben como los que llegaron a Europa hace 500 años. Esto se debe a que la selección y mejora genética, que se ha dado por décadas, se orientó hacia la obtención de frutos más redondos, uniformes y resistentes, que duren más en los anaqueles de los supermercados y resistan el aplastamiento. La consecuencia fue que, en el proceso, se perdieron aquellos genes y alelos que codifican mayores niveles de azúcares y compuestos volátiles , que son claves en el sabor de este fruto. Con el fin de saber la apariencia que tenían los primeros tomates que llegaron a Europa, un grupo de investigadores neerla