Ir al contenido principal

El viejo blog regresa, pero con nuevo nombre...

A inicios del 2007, me inicié en el mundo de los blogs. Por aquel entonces, unos amigos —hoy colegas— de la universidad y yo creamos una agrupación de estudiantes llamada BioUnalm. Como necesitábamos una plataforma para difundir nuestras actividades, publicar fotos de los viajes y hacernos un poco más conocidos, decidimos abrir un blog en una plataforma gratuita.
 
Imagen de archivo de BioUnalm (julio 2008).
 
Al llegar las vacaciones, no había mucho que publicar, por lo que empecé a difundir algunas noticias y cosas relacionadas con nuestra carrera. Al fin y al cabo, como casi nadie leía el blog, fui experimentando con diversos temas.
 
Los visitantes empezaron a llegar poco a poco. Al parecer encontraban interesantes algunos de los artículos publicados. Para fines de año, ya superaban los cien usuarios al día. En el 2008, empecé a escribir con mayor frecuencia. Lo tomaba como un buen pasatiempo. Al año siguiente el blog se había hecho más conocido. Fue ganador del concurso 20 Blogs Peruanos en la categoría de Ciencias, por lo que tomé con mayor seriedad la información que publicaba.
 
Entre el 2010 y 2013, ya con mi título de biólogo en la mano y llevando una maestría, empecé a escribir artículos de divulgación científica mucho más rigurosos y mejor elaborados. El blog ya contaba con un promedio de 5000 visitas diarias. Eso me hizo un poco más conocido, lo que me llevó a colaborar con otros espacios como la sección de ciencias del diario La Primera, Science Friday en Español y Naukas.
 
Finalmente, en 2014, me invitaron a escribir un blog en el diario El Comercio. Lo llamé Expresión Genética. Era un reto para mí escribir en un lugar con mayor audiencia pero que no necesariamente estaría interesada en temas científicos. Debía buscar formas de captar su atención. Algunas veces lo lograba, otras no. Pero en estos años he aprendido mucho sobre cómo comunicar la ciencia desde un enfoque más informativo. Identificando temas que capten el interés de un mayor número de personas.
 
Sin embargo, hay muchos otros temas que me resultan interesantes y que me gustaría compartir con los demás. Por ello necesitaba otro espacio para hacerlo. Estaba a punto de crear una nueva página web hasta que recordé que ya tenía un blog. Uno donde había publicado más de 1200 artículos en siete años. Así que decidí retomar este espacio, ya no como BioUnalm, sino como Expresión Genética, al igual que mi blog en El Comercio.
 
Así que… sean bienvenidos (otra vez).

Comentarios

Entradas más populares de este blog

¿Qué fue del estudio más grande sobre la seguridad de los transgénicos?

La tarde del 11 de noviembre de 2014, en un hotel londinense, se anuncia el lanzamiento de "Factor GMO", el experimento a largo plazo más extenso y detallado jamás realizado sobre un alimento transgénico y su plaguicida asociado.


Con un costo estimado de 25 millones de dólares, el estudio buscaba aportar —con una solidez sin precedentes— valiosa información para permitir a las autoridades reguladoras, los gobiernos y la población general, responder si es seguro el consumo de Organismos Genéticamente Modificados (OGM) o la exposición a su herbicida asociado en condiciones reales.

El experimento —que se llevaría a cabo en un laboratorio secreto en el territorio ruso para evitar cualquier injerencia externa— consistía en someter a 6.000 ratas de laboratorio a diversas dietas basadas en el maíz transgénico NK603 y su herbicida asociado (RoundUp), cuyo principio activo es el glifosato. Es similar al famoso estudio realizado Guilles-Eric Seralini, pero a mayor escala. Solo para re…

¿Por qué tanto miedo al bromuro de etidio?

El bromuro de etidio (BrEt) es un agente químico muy usado en técnicas de biología molecular para teñir nuestros geles de agarosa y poder apreciar nuestras bandas de ADN; ya sean de los productos de extracción o de PCR. Existen dos formas de teñir los geles: i) remojando el gel de agarosa por 15 minutos en una bandeja con BrEt (0,5 mg/L) después de haber hecho la electroforesis o ii) añadiendo el BrEt directamente al gel al momento de prepararlo. Con la primera evitamos contaminar nuestra cámara de electroforesis con BrEt y con la segunda evitamos exponernos a salpicaduras y otros accidentes que pueden ocurrir al hacer la tinción en bandeja.


Se han dado cuenta que desde que entramos a un laboratorio de biología molecular nos tienen traumados con el BrEt: "¡Cuidado que te salpique!", "¡no lo huelas!", "¡usa tres guantes!", "¡no es por ese lado!", "¡si te cae en la piel te va a dar cáncer y te puedes morir!", entre otras cosas más.

Si b…

TOP 10: Las peores cosas de trabajar en un laboratorio

Encontré este interesante artículo publicado en Science Careers. La verdad es que me ha gustado mucho —me sentí identificado con varios aspectos— tanto que me tomé la libertad de traducirlo y hacerle algunas modificaciones, en base a mi experiencia personal, para ustedes.Tus amigos no-científicos no entienden lo que haces.

Cuando te reúnes con tus amigos del colegio o del barrio y empiezan a hablar acerca de sus trabajos, qué es lo que hacen y cuáles han sido los logros más recientes, ellos fácilmente lo pueden resumir en un “he construido una casa/edificio/puente/carretera”, o “he dejado satisfecho a un cliente” (que feo sonó eso xD), o tu amigo abogado dirá “he sacado de la cárcel a un asaltante confeso y encima he logrado que lo indemnicen”, pero cuando te toca a ti ¿qué dirás? “Bueno he curado… uhm, la verdad no he curado, las ratas viven un poco más pero no las he curado, así que he descubierto… no, esa palabra es muy fuerte. La verdad he probado… este… tampoco, las pruebas están …