Ir al contenido principal

Una visita al Museo de Antropología y Agricultura Precolombina

Pasé más de seis años de mi vida en la Universidad Nacional Agraria La Molina (cinco en clases y casi un par más con la tesis) pero nunca visité el Museo Nacional de Antropología, Biodiversidad, Agricultura y Alimentación (MUNABA). Y es que éste museo no queda en el campus de la universidad, sino en el antiguo local de Santa Beatriz, donde ahora se encuentran las oficinas del Fondo para el Desarrollo Agrario (FDA). Por cosas del destino, hoy lo visité y quede realmente impresionado a pesar que sólo ocupa una pequeña habitación de unos 100 m2.

En el museo encontrarán piezas invaluables de toda nuestra historia precolombina, incluso de los orígenes de las primeras civilizaciones peruanas, especialmente las andinas, hace más de 10.000 años. También encontrarán instrumentos tecnológicos que los antiguos pobladores peruanos inventaron para poder adaptarse a un relieve sumamente accidentado.

Una de las cosas que más me impresionaron fue ver un chullo de 7000 años de antigüedad hecho a base de fibras vegetales. Cuerpos de cazadores que vivieron hace más de 6000 años preservados de una manera sorprendente gracias al uso de una mezcla de cenizas y orina. Puntas de flechas hechas a base de rocas, incluso algunas tan pequeñas como una uña.

Los antiguos peruanos fueron buenos músicos. En el museo verán una gran variedad de pequeñas quenas hechas de huesos o madera de caña. Una de ellas data de hace 5750 años, y hasta ahora es la más antigua de América.

2012-12-05 14.16.28

Hace 4500 años ya aparecen los primeros telares hechos a base de algodón (Gossypium barbadense) de distintas tonalidades: rojizos, marrones, pardos, beige, blancos, etc. Además, agujas hechas de huesos de distintos grosores (tal como las encontramos en la actualidad pero hechas de acero), y alfileteros hechos de pelos para poner las agujas y costureros de algodón.

2012-12-05 14.14.31

Otro instrumento que me impresionó fueron los peines de bolsillo de la cultura Nazca. Incluso habían unos muy similares a “peines patrulleros” (aquellos usados para quitar los piojos de los niños).

peineImagen | Instagram @davidzote

También habían batanes, morteros y pilones para moler alimentos hechos de rocas o de vértebras de ballenas, chalinas de fibras vegetales, cantimploras de cerámica, chaquiras, anillos y brazaletes de conchas marinas.

El Perú es uno de los principales centro de origen de la agricultura en el mundo. Aquí se domesticaron la papa, el tomate, los ajíes, los pallares, el algodón (G. barbadense), el olluco, la quinua, el maní, y muchas otras especies más que hoy son importantes fuentes de alimento para el mundo. Por otro lado, el Perú también es un importante centro de diversificación del maíz (originario de México). En el museo encontrarán muestras de estos cultivos de cientos de años de antigüedad, las cuales son muy diferentes a las variedades que tenemos en la actualidad.

Sin dudas fue una visita muy interesante. Me hubiera gustado tomar algunas fotitos más pero, como en todo museo, el uso de cámaras es restringido. De todas maneras, espero haberlos dejado con ganas de visitarlo porque realmente vale la pena.


Dirección: Camilo Carrillo 300-A, Santa Beatriz, Jesús María.
Contacto: museodeantropologia@lamolina.edu.pe

Comentarios

Entradas más populares de este blog

¿Por qué tanto miedo al bromuro de etidio?

El bromuro de etidio (BrEt) es un agente químico muy usado en técnicas de biología molecular para teñir nuestros geles de agarosa y poder apreciar nuestras bandas de ADN; ya sean de los productos de extracción o de PCR. Existen dos formas de teñir los geles: i) remojando el gel de agarosa por 15 minutos en una bandeja con BrEt (0,5 mg/L) después de haber hecho la electroforesis o ii) añadiendo el BrEt directamente al gel al momento de prepararlo. Con la primera evitamos contaminar nuestra cámara de electroforesis con BrEt y con la segunda evitamos exponernos a salpicaduras y otros accidentes que pueden ocurrir al hacer la tinción en bandeja.


Se han dado cuenta que desde que entramos a un laboratorio de biología molecular nos tienen traumados con el BrEt: "¡Cuidado que te salpique!", "¡no lo huelas!", "¡usa tres guantes!", "¡no es por ese lado!", "¡si te cae en la piel te va a dar cáncer y te puedes morir!", entre otras cosas más.

Si b…

TOP 10: Las peores cosas de trabajar en un laboratorio

Encontré este interesante artículo publicado en Science Careers. La verdad es que me ha gustado mucho —me sentí identificado con varios aspectos— tanto que me tomé la libertad de traducirlo y hacerle algunas modificaciones, en base a mi experiencia personal, para ustedes.Tus amigos no-científicos no entienden lo que haces.

Cuando te reúnes con tus amigos del colegio o del barrio y empiezan a hablar acerca de sus trabajos, qué es lo que hacen y cuáles han sido los logros más recientes, ellos fácilmente lo pueden resumir en un “he construido una casa/edificio/puente/carretera”, o “he dejado satisfecho a un cliente” (que feo sonó eso xD), o tu amigo abogado dirá “he sacado de la cárcel a un asaltante confeso y encima he logrado que lo indemnicen”, pero cuando te toca a ti ¿qué dirás? “Bueno he curado… uhm, la verdad no he curado, las ratas viven un poco más pero no las he curado, así que he descubierto… no, esa palabra es muy fuerte. La verdad he probado… este… tampoco, las pruebas están …

¿Qué fue del estudio más grande sobre la seguridad de los transgénicos?

La tarde del 11 de noviembre de 2014, en un hotel londinense, se anuncia el lanzamiento de "Factor GMO", el experimento a largo plazo más extenso y detallado jamás realizado sobre un alimento transgénico y su plaguicida asociado.


Con un costo estimado de 25 millones de dólares, el estudio buscaba aportar —con una solidez sin precedentes— valiosa información para permitir a las autoridades reguladoras, los gobiernos y la población general, responder si es seguro el consumo de Organismos Genéticamente Modificados (OGM) o la exposición a su herbicida asociado en condiciones reales.

El experimento —que se llevaría a cabo en un laboratorio secreto en el territorio ruso para evitar cualquier injerencia externa— consistía en someter a 6.000 ratas de laboratorio a diversas dietas basadas en el maíz transgénico NK603 y su herbicida asociado (RoundUp), cuyo principio activo es el glifosato. Es similar al famoso estudio realizado Guilles-Eric Seralini, pero a mayor escala. Solo para re…