Ir al contenido principal

¿Cómo actúan los calmantes del dolor?

¿Es malo sentir dolor? A pesar que muchos piensen que sí, la sensación del dolor ha sido un aspecto importante de nuestra evolución ya que funciona como un sistema de alerta que se activa para prevenir algún tipo de daño. Si no sintiéramos dolor simplemente no nos daríamos cuenta que nos cortamos un dedo al filetear un pescado, o que nos fracturamos el tobillo después de una caída, o que nos quemamos la lengua al tomar un café muy caliente.

Contamos con detectores de dolor en la mayor parte de nuestro cuerpo, los cuales están conformados por células nerviosas especializadas llamadas nociceptores. A diferencia de otras células nerviosas, éstas se activan sólo cuando el estímulo capaz de causar algún daño supera un determinado umbral. Hay personas que tienen un umbral mucho más alto, por lo tanto, resisten más el dolor.

Cuando el estímulo daña las células, éstas secretan una sustancia presente en sus membranas llamada ácido araquinódico. Luego, unas enzimas llamadas COX-1 y COX-2 convierten este ácido araquinódico en prostaglandinas, que posteriormente participan en las respuestas inflamatorias, el aumento de la temperatura corporal y la reducción del umbral del dolor.

Entonces, si una sustancia evita la acción de las enzimas COX-1 y COX-2 sobre el ácido araquinódico, ¿se podría inhibir el dolor? Pues sí, y esa es precisamente la forma cómo actúan dos de los analgésicos más usados en el mundo: la aspirina y el ibuprofeno. Para entender mejor este tema, no puedes perderte el siguiente TEDEd video [Está en inglés, pero no tendrás problemas en comprenderlo, puedes activar los subtítulos a través del CC].

Además, tal vez te interesen estos artículo relacionados con el dolor:

¿Por qué la mordedura de una serpiente de coral causa tanto dolor?

El uso del Zinc como supresor del dolor.

Científicos revelan cómo funciona el paracetamol.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Los huevos verdes

[Artículo publicado originalmente el 16 de abril de 2014 en Expresión Genética del diario El Comercio]
No me refiero a los de Shrek ni los de Hulk...
Hace unos años visité la localidad de Huancapallac, en el departamento de Huánuco, y participé del Muhu Raymi (Fiesta de las Semillas). En esta feria, agricultores de diferentes lugares del país exhiben su gran agrobiodiversidad. Mientras paseaba por los puestos de cada uno de ellos, vi algo que llamó mi atención: huevos de color verde.

Si bien los huevos pueden adquirir diferentes colores, dependiendo de la especie a la que correspondan, todos los huevos de gallina que encontramos en los mercados son blancos o morenos (color piel). Sin embargo, al menos tres razas de gallinas ponen huevos verdes y azulados: la Araucana de Chile y los Dongxiang y Lushi de China. Esta coloración se debe a un pigmento llamado biliverdina.
La biliverdina se genera a partir de la degradación de la hemoglobina —molécula que da el característico color rojo a la sa…

15 años más de moratoria a los transgénicos

Ese es el nuevo proyecto de ley (PL 05622/2020-CR) presentado el pasado 25 de junio por el congresista Rolando Campos Villalobos de Acción Popular, el cual tiene por único objetivo ampliar por quince años la moratoria a los transgénicos establecida por la Ley N.º 29811, que vence en diciembre del próximo año. 

Para aclarar, la moratoria sólo se aplica a la liberación al ambiente, es decir, los cultivos transgénicos. Los importados para la alimentación humana o de animales (por ejemplo, el maíz amarillo duro y la soya), no están restringidos ni regulados hasta que se apruebe el RISBA. Tampoco se prohíbe la investigación con transgénicos, pero solo si se realiza en espacios confinados como laboratorios o invernaderos. ¿Cuál es el sustento para ampliar la moratoria?Para saberlo, analicemos la exposición de motivos. Ley de moratoria se sustenta en la necesidad de preservar el ambiente equilibrado del país, dado que existe una incertidumbre sobre los impactos que pueden producir los transgéni…

El asesino en serie de los anfibios bajo la mira

Los anfibios del mundo están viviendo un verdadero apocalipsis. Poblaciones enteras están siendo diezmadas. Algunas especies se han extinto y otras están seriamente amenazadas. Y, como en una verdadera película de terror, un patógeno es el responsable, posiblemente, el peor de toda la historia en cuanto a su impacto sobre la biodiversidad. Su nombre, Batrachochytrium dendrobatidis (de cariño Bd). ¿Dónde y cuando apareció este asesino? ¿Cómo se propaga? Son algunas de las interrogantes que pretende resolver un estudio publicado en Science la semana pasada.

Bd es un hongo que ataca directamente la piel de los anfibios (que es por donde estos animales respiran, intercambian electrolitos y regulan el pH), alimentándose de las proteínas que la componen. La piel alrededor de las articulaciones se hace trizas y se desprende hasta que pierden el equilibrio homeostático del cual no pueden recuperarse. Al cabo de unos días, mueren de un ataque cardiaco.

Este problema fue detectado por primera v…