Ir al contenido principal

Pérdida de vuelo promueve la diversificación de los escarabajos

Facilita el aislamiento geográfico de las poblaciones.

FotoSketcher - escarabajo

Los insectos cuentan con alrededor de 930,000 especies conocidas (aunque las estimaciones sugieren que al menos son 5 millones) que pueden ser encontrados en todos los rincones de la superficie del planeta. Su amplia distribución se debe a que hace unos 400 millones de años adquirieron la capacidad de volar, permitiéndoles diseminarse con facilidad y llegando a colonizar distintos nichos ecológicos.

Los coleópteros (escarabajos), por su parte, son los más diversos ya que constituyen al menos el 40% de todas las especies de insectos conocidas, a pesar de su pronta evolución hace unos 270 millones de años. Dentro de éste orden, el 10% han perdido su capacidad de volar. Sin embargo, esto no ha sido una desventaja evolutiva.

Un grupo de investigadores japoneses, liderados por Hiroshi Ikeda del Forestry and Forest Products Research Institute (Tsukuba, Japón), han observado que la pérdida del vuelo ha acelerado la diversificación de una familia de escarabajos, los sílfidos, y se cree que el mismo efecto podría ocurrir en otros grupos de insectos no-voladores según un artículo publicado el 31 de Enero en Nature Communications.

La pérdida del vuelo es una ventaja evolutiva porque reduce el gasto energético que demanda mantener un sistema de alas. No obstante, la capacidad de diseminación y colonización de nuevos hábitats se ve muy afectado. La principal consecuencia de esto es que el flujo genético entre poblaciones separadas por grandes distancias, o por accidentes geográficos, se reduce. Pero, si lo tomamos desde el punto de vista de la especiación, esto es una ventaja porque garantiza el aislamiento geográfico de las poblaciones que es una de las principales fuerzas en la diversificación de especies (especiación alopátrica).

Ikeda y sus colegas estudiaron la familia de los sílfidos porque presentan tanto especies voladoras como no voladoras y están distribuidas por todo el archipiélago japonés. Si la hipótesis es correcta, aquellos géneros de escarabajos incapaces de volar serán mucho más diversos que su contraparte voladora.

Para determinar esto, los investigadores tomaron muestras de ADN de diferentes poblaciones correspondientes a ocho especies de sílfidos. Al comparar las secuencias genéticas observaron que en las especies no-voladoras había una gran variabilidad genética entre distintas poblaciones, pero no dentro de ellas. Todo lo contrario fue observado en las poblaciones de especies voladoras. Esto confirmaba que la incapacidad de volar reducía el flujo genético entre distintas poblaciones de escarabajos.

Usando herramientas estadísticas, Ikeda y sus colaboradores calcularon que la tasa de especiación en los sílfidos no-voladores es el doble comparado con su contraparte voladora. Un resultado similar se obtuvo cuando repitieron el análisis en otras 51 especies de escarabajos pertenecientes a 15 familias diferentes.

Un factor más que promueve una especiación alopátrica es la persistencia de un hábitat a lo largo del tiempo. Una especie se adapta y especializa para vivir bajo las condiciones del ambiente donde vive, y si este no varía durante el tiempo, el efecto es más significativo. En este caso, los investigadores no encontraron relación alguna entre la especiación y la persistencia del hábitat en los sílfidos después de hacer una reconstrucción de la distribución de las poblaciones durante el último máximo glaciar, lo que indicaría que el único factor que promovió la diversificación de estos escarabajos fue la pérdida de vuelo.

De esto podemos concluir que, en el caso de los insectos, principalmente los escarabajos, la pérdida de la capacidad de vuelo promueve la diversificación de especies a través del aislamiento geográfico (especiación alopátrica). Sin embargo, no podemos dejar de mencionar que fue la capacidad de volar adquirida mucho antes, la que permitió a los insectos colonizar toda la superficie del planeta, y evolucionar en la gran cantidad de especies que hoy conocemos.


Referencia:

ResearchBlogging.orgIkeda, H., Nishikawa, M., & Sota, T. (2012). Loss of flight promotes beetle diversification Nature Communications, 3 DOI: 10.1038/ncomms1659

Comentarios

Entradas más populares de este blog

¿Qué fue del estudio más grande sobre la seguridad de los transgénicos?

La tarde del 11 de noviembre de 2014, en un hotel londinense, se anuncia el lanzamiento de "Factor GMO", el experimento a largo plazo más extenso y detallado jamás realizado sobre un alimento transgénico y su plaguicida asociado.


Con un costo estimado de 25 millones de dólares, el estudio buscaba aportar —con una solidez sin precedentes— valiosa información para permitir a las autoridades reguladoras, los gobiernos y la población general, responder si es seguro el consumo de Organismos Genéticamente Modificados (OGM) o la exposición a su herbicida asociado en condiciones reales.

El experimento —que se llevaría a cabo en un laboratorio secreto en el territorio ruso para evitar cualquier injerencia externa— consistía en someter a 6.000 ratas de laboratorio a diversas dietas basadas en el maíz transgénico NK603 y su herbicida asociado (RoundUp), cuyo principio activo es el glifosato. Es similar al famoso estudio realizado Guilles-Eric Seralini, pero a mayor escala. Solo para re…

Cuando los antioxidantes promueven el cáncer

Hemos comentado muchas veces que las Especies Reactivas del Oxígeno (ROS, por sus siglas en inglés) están involucrados con el envejecimiento y con el desarrollo del cáncer. Esto se debe a que los ROS son altamente reactivos, por lo tanto, son capaces de dañar el ADN generando mutaciones. Por suerte existen los antioxidantes, quienes son los encargados de atrapar los ROS y mantenerlos en niveles que no generen daño alguno. Sin embargo, un grupo internacional de investigadores liderados por la Dra. Gina DeNicola del Instituto de Investigaciones de Cambridge revelaron que el factor de transcripción encargado de activar los genes que nos protegen de los ROS, también puede favorecer el desarrollo de ciertos tumores según un artículo publicado ayer en Nature.Normalmente, cuando las células son sometidas a un estrés fisiológico o sufren de algún tipo de daño genético, se activan una serie de genes y factores de transcripción que, de manera coordinada, regulan el funcionamiento de la célula, …

Pruebas rápidas y moleculares para COVID-19

Desde que se anunció la adquisición de más de un millón de "pruebas rápidas" para detectar personas con COVID-19, a fines de marzo, estuvieron en el ojo de la tormenta. Diversos científicos se manifestaron a favor o en contra de ellas, tanto en televisión como en redes sociales. El público general también tomó posición, más basada en simpatías políticas que en ciencia. Aquí les hago un resumen para entender de qué va todo esto.
Definamos conceptos "Pruebas moleculares" es un nombre genérico empleado para referirnos a los análisis basados en ácidos nucleicos, que puede ser de ADN o ARN. Por ejemplo, una prueba de paternidad es una prueba molecular. Se analiza el ADN del presunto padre y del hijo(a), para ver si comparten los mismos marcadores genéticos (fragmentos de ADN que son heredados). En el caso del coronavirus (SARS-CoV-2), la prueba molecular detecta marcadores genéticos en su ARN (otra molécula que también puede codificar la información genética).

La prueb…