Ir al contenido principal

La huella hídrica de la humanidad

Estudio revela la dimensión global del consumo del agua.

Water_footprint

El acceso al agua es uno de los grandes problemas del siglo XXI. Considerado como derecho humano por la ONU desde el 2010, son casi mil millones de personas en el mundo no cuentan con una fuente de abastecimiento directa y segura, debido principalmente a las políticas de manejo de los recursos hídricos de cada país, al cambio climático y la globalización.

Cada nación demanda una determinada cantidad de agua dividida en tres grandes áreas: i) el consumo humano, ii) la agricultura (alimentos, ganadería, biocombustibles y otras materias primas) y iii) la producción industrial. Sin embargo, debemos considerar que en nuestro mundo globalizado, los productos generados por estas actividades son exportados o importados, indicando que además hay un flujo virtual de agua a través de las fronteras que muchas veces no son considerados dentro de los cálculos de consumo de agua de un determinado país.

A todos estos aspectos los podemos resumir bajo el término huella hídrica, que no es más que un indicador del uso del agua que tiene en cuenta tanto el uso directo como indirecto por parte de un consumidor o productor y se define como el volumen total de agua dulce que se utiliza en la producción de bienes y servicios.

En nuestros días, todos los gobiernos están considerando en reducir sus demandas de agua y aumentar sus suministros. Sin embargo, ninguno toma en cuenta la dimensión global de la huella hídrica. Todos los países importamos bienes o servicios pero nunca nos ponemos a pensar en la cantidad de agua que fue utilizada o contaminada para producirlos.

Para entender la dimensión global de la huella hídrica (HH), Arjen Hoekstra y Mesfin Mekonnen, investigadores del Departamento de Ingeniería y Manejo del Agua de la Universidad de Twente (Holanda), han cuantificado y elaborado un mapa de gran resolución de la huella hídrica de la humanidad. Los resultados fueron publicados el 13 de Febrero en PNAS.

Los investigadores usaron los datos y estadísticas colectados por las autoridades competentes de cada país entre 1996 y 2005, y los dividieron el consumo en tres componentes: HH Azul (aguas subterráneas y superficiales), HH Verde (lluvias) y HH Gris (aguas contaminadas). A diferencia de otros estudios realizados anteriormente, Hoekstra & Mekonnen consideraron la heterogeneidad de consumo dentro de cada país, hicieron una distinción entre el HH Verde y Azul, entre HH Azul y Gris e incluyeron el tratamiento de las aguas servidas, y consideraron las diferencias en la alimentación y crianza de los animales de granja. Con estos datos elaboraron el siguiente mapa:

WaterFootprint1

  • El consumo mundial de agua entre 1996 y 2005 fue de ~9000Gm3/año (unos 9x1033 litros de agua por año, o nueve mil billones de trillones de litros de agua al año), de los cuales el 74%, 11% y 15% fueron HH Verde, Azul y Gris, respectivamente.
  • El 92% se destinó a la producción agrícola, el 4.4% a la producción industrial y el 3.6% al consumo humano.
  • El 38% del consumo mundial lo comparten entre EEUU, China y la India, con más de 1000Gm3/año cada uno. Brasil está en el cuarto lugar con 480Gm3/año.
  • La India usa la cuarta parte de las aguas subterráneas y superficiales del mundo (el 24% del HH Azul), mientras que China genera la cuarta parte del agua contaminada del mundo (el 26% del HH Gris).
  • China y EEUU comprenden el 40% mundial del agua destinada a la producción industrial.
  • Casi el 20% del consumo del agua mundial es exportado a través de bienes y servicios.

Mapa del consumo de la huella hídrica mundial:

WaterFootprint2

Como mencionamos anteriormente, el agua no es un recurso estático usado dentro de los límites de cada país, sino es un recurso dinámico que se mueve de un lugar a otro a través de la importación y exportación de bienes y servicios industriales y agrícolas. A esto se le denomina Flujo Virtual Internacional del Agua.

  • El Flujo Virtual Internacional del Agua a través de productos agrícolas e industriales es de 2320Gm3/año (~25% del agua consumida en el mundo).
  • El 76% se mueve a través de la comercialización de productos agrícolas y sus derivados, mientras que el resto se da a través de la comercialización de animales y productos industriales (12% cada uno).
  • Los mayores exportadores de agua virtual son EEUU, China, India, Brasil, Argentina, Canadá, Australia, Indonesia, Francia y Alemania, todos potencias mundiales. La mayoría de estos países viven bajo un gran estrés hídrico.
  • Los mayores importadores de agua virtual son EEUU, Japón, Alemania, China, Italia, México, Francia, Reino Unido y Holanda.
  • La mayor parte del Flujo Virtual Internacional del Agua está relacionado con la comercialización de plantas oleaginosas (palma aceitera, soya, girasol, semillas de colza, canola, entre otras), algodón y sus productos derivados. Todo junto corresponde el 43% del agua virtual.

Con estos datos elaboraron el mapa de Flujo Virtual Internacional del Agua. Los países en verde exportan más agua virtual de la que importan, mientras que los amarillos y rojos, importan más de lo que exportan.

WaterFootprint3

  • En promedio, cada persona consume 1385m3/año (un poco más de 1000 tanques de agua de 1000 litros cada uno por año).
  • Cuando nos enfocamos al agua consumida a través de productos agrícolas e industriales, la mitad del total es a través de los cereales y las carnes (27% y 22%, respectivamente), mientras un 7% es a través de productos derivados de la leche.
  • Estos valores dependen mucho de la forma de producción en cada país. Según la tecnología, unos consumirán más agua que otros para generar el mismo producto.
  • En los países desarrollados, el consumo de agua por persona varía entre 1250 – 2850m3/año, siendo el Reino Unido el extremo inferior y EEUU el superior. Mientras que en los países en vías de desarrollo, estos valores varían entre 550 – 3800m3/año, siendo la República Democrática del Congo el extremo inferior y Bolivia, Mongolia y Nigeria los extremos superiores.
  • Estas variaciones se deben, en parte, a los datos ofrecidos por cada país los cuales no son muy precisos, el estilo de vida de sus pobladores, sus patrones de consumo y la tecnología empleada en la producción. Por ejemplo, en Bolivia el consumo de carne y la cantidad de agua requerida para producir una tonelada de ella es 1.3 y 5 veces superior al promedio mundial, respectivamente. Por otro lado, en EEUU cada persona consume en promedio 43Kg de carne al año, un valor 4.5 veces superior al promedio mundial.
  • En cuanto al consumo de agua superficial o subterránea (HH Azul), los países del medio oriente y el norte de África (países netamente desérticos) es mayor hasta en cinco veces al promedio de consumo mundial.

Con estos datos se elaboró el siguiente mapa:

WaterFootprint4

Finalmente, los investigadores calcularon que el 22% de todo el consumo de agua mundial es externo a cada nación. Esto quiere decir que muchos países dependen de los recursos hídricos de otros, sobre todo aquellos con una mayor escasez de agua como Malta, Kuwait, Jordania, Israel, Emiratos Árabes Unidos, Yemen, Libia y Chipre, donde más del 70% del agua que consumen proviene de afuera.

Sin dudas es un estudio muy bueno, aunque tal como los autores advierten, no permite analizar cómo ha evolucionado esto año tras año. Además, los datos colectados tienen entre 16 y 7 años de antigüedad, así que se hace necesario hacer una evaluación con datos más recientes. Para esto se requiere que las autoridades competentes de cada país destinen presupuestos y personal para realizar este trabajo. Una vez que se tengan los datos adecuados, todos procesados, el estudio podría realizarse después de cada año, y así observar la evolución de la huella hídrica de la humanidad.

También se debe considerar que muchas veces las tendencias anuales no pueden ser usados como mecanismos de predicción porque el consumo de agua está fuertemente influenciado por las condiciones climáticas de cada año, por ejemplo: años lluviosos o secos, debido a fenómenos como El Niño, van a modificar enormemente la huella hídrica, sobre todo la Verde, de la cual depende mucho la agricultura.


Referencia:

ResearchBlogging.orgHoekstra, A., & Mekonnen, M. (2012). The water footprint of humanity Proceedings of the National Academy of Sciences DOI: 10.1073/pnas.1109936109

Para descargar y analizar los mapas en mayor resolución visiten información adicional del artículo.

Comentarios

Publicar un comentario

Se respetuoso con tus comentarios y críticas. Cualquier comentario ofensivo será eliminado.

Entradas más populares de este blog

Cuatro generaciones de ratas son alimentadas con maíz transgénico y no les pasa nada

En toda conversación o debate sobre transgénicos, no falta alguien que dice que son perjudiciales para la salud. En muchos casos, la preocupación es sincera y con una explicación clara sobre el proceso regulatorio al que son sometidos estos productos para demostrar su inocuidad y seguridad, quedan tranquilos. Pero hay personas que, a pesar de la contundente evidencia sobre la seguridad de los transgénicos para el consumo humano, insisten en que esos estudios no sirven porque no se hacen evaluaciones a largo plazo.
Bueno, un reciente estudio publicado en Journal of Agricultural and Food Chemistry evalúa el efecto del consumo de un maíz transgénico (DBN9936), que posee el gen cry1Ab (resistencia a insectos) y epsps (tolerancia a glifosato), a lo largo de cuatro generaciones (F0, F1, F2 y F3). La finalidad fue ver si el consumo de maíz transgénico provoca algún efecto en la capacidad reproductiva de las ratas o en sus descendientes.
El experimento inició con 180 ratas divididos en tres gru…

15 años más de moratoria a los transgénicos

Ese es el nuevo proyecto de ley (PL 05622/2020-CR) presentado el pasado 25 de junio por el congresista Rolando Campos Villalobos de Acción Popular, el cual tiene por único objetivo ampliar por quince años la moratoria a los transgénicos establecida por la Ley N.º 29811, que vence en diciembre del próximo año. 

Para aclarar, la moratoria sólo se aplica a la liberación al ambiente, es decir, los cultivos transgénicos. Los importados para la alimentación humana o de animales (por ejemplo, el maíz amarillo duro y la soya), no están restringidos ni regulados hasta que se apruebe el RISBA. Tampoco se prohíbe la investigación con transgénicos, pero solo si se realiza en espacios confinados como laboratorios o invernaderos. ¿Cuál es el sustento para ampliar la moratoria?Para saberlo, analicemos la exposición de motivos. Ley de moratoria se sustenta en la necesidad de preservar el ambiente equilibrado del país, dado que existe una incertidumbre sobre los impactos que pueden producir los transgéni…

¿Qué fue del estudio más grande sobre la seguridad de los transgénicos?

La tarde del 11 de noviembre de 2014, en un hotel londinense, se anuncia el lanzamiento de "Factor GMO", el experimento a largo plazo más extenso y detallado jamás realizado sobre un alimento transgénico y su plaguicida asociado.


Con un costo estimado de 25 millones de dólares, el estudio buscaba aportar —con una solidez sin precedentes— valiosa información para permitir a las autoridades reguladoras, los gobiernos y la población general, responder si es seguro el consumo de Organismos Genéticamente Modificados (OGM) o la exposición a su herbicida asociado en condiciones reales.

El experimento —que se llevaría a cabo en un laboratorio secreto en el territorio ruso para evitar cualquier injerencia externa— consistía en someter a 6.000 ratas de laboratorio a diversas dietas basadas en el maíz transgénico NK603 y su herbicida asociado (RoundUp), cuyo principio activo es el glifosato. Es similar al famoso estudio realizado Guilles-Eric Seralini, pero a mayor escala. Solo para re…