Ir al contenido principal

Scientific American abre el acceso a su archivo histórico

La voz humana transmitida por telégrafo

Scientific American es la revista científica norteamericana más antigua que sigue vigente en la actualidad. El primer número fue publicado en 1845, comenzando como una revista semanal donde se divulgaban las patentes de los inventos hechos por personajes como Alexander Graham Bell (el teléfono en 1876, imagen de portada) y Thomas Alva Edison (la bombilla en 1879, quien además fuera el fundador de la revista Science). También hicieron un especial dedicado a las bicicletas y los automóviles en conmemoración al final del siglo XIX (1899), y reportaron el récord de velocidad obtenido por Henry Ford cuando recorrió 1 milla (~1.6Km) en 39.4 segundos en el año 1904.

Scientific American publicó las primeras fotos del aeroplano inventado por los hermanos Wright dos años antes de que el vuelo tuviera éxito. En 1921, Robert Goddard contribuyó con un artículo donde exponía su idea de desarrollar un cohete capaz viajar a otros planetas, y en 1927 cubrieron la primera prueba de funcionamiento del primer televisor.

En los años siguientes, Scientific American siguió cubriendo los principales acontecimientos dentro del campo de la ciencia y la tecnología, entre ellos, el desarrollo de la primera vacuna contra la polio y el desarrollo de las computadoras. Scientific American recibió incontables contribuciones de investigadores galardonados con el Nobel, tales como: Albert Einstein, Francis Crick, Jonas Salk y Linus Pauling. Ahora, después de más de 165 años de historia, Scientific American sigue vigente, publicándose mensualmente y formando parte de la compañía editorial Nature Publishing Group, la misma que publica la revista Nature. Además, Scientific American es considerada como la más grande e importante revista de divulgación científica del mundo y fue ganadora del National Magazine Award for General Excellence 2011.

Bueno, después de esta breve introducción, me complace anunciarles que Scientific American ha terminado de digitalizar todo su archivo histórico y, para celebrar este acontecimiento, ha puesto disponible para todo el público —sin necesidad de suscribirse— su colección correspondiente a los años 1845-1909. En estos número ustedes podrán encontrar los reportes originales de los inventos de Bell y Edison (figura superior e inferior, respectivamente), así como toda la cobertura del primer tren subterráneo de la ciudad de Nueva York, allá por los años 1870’s. También encontrarás el especial de fin de siglo dedicado a las bicicletas y automóviles y la competencia por el primer vuelo de 3 millas en Carolina del Sur. Son aproximadamente 75,000 artículos.

El foco de Edison

Recuerden que el archivo estará abierto sólo hasta el 30 de Noviembre, así que aprovechen!.

Link | www.nature.com/scientificamerican/archive/index.html

Vía | Nature.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Pruebas rápidas y moleculares para COVID-19

Desde que se anunció la adquisición de más de un millón de "pruebas rápidas" para detectar personas con COVID-19, a fines de marzo, estuvieron en el ojo de la tormenta. Diversos científicos se manifestaron a favor o en contra de ellas, tanto en televisión como en redes sociales. El público general también tomó posición, más basada en simpatías políticas que en ciencia. Aquí les hago un resumen para entender de qué va todo esto.
Definamos conceptos "Pruebas moleculares" es un nombre genérico empleado para referirnos a los análisis basados en ácidos nucleicos, que puede ser de ADN o ARN. Por ejemplo, una prueba de paternidad es una prueba molecular. Se analiza el ADN del presunto padre y del hijo(a), para ver si comparten los mismos marcadores genéticos (fragmentos de ADN que son heredados). En el caso del coronavirus (SARS-CoV-2), la prueba molecular detecta marcadores genéticos en su ARN (otra molécula que también puede codificar la información genética).

La prueb…

¿Qué fue del estudio más grande sobre la seguridad de los transgénicos?

La tarde del 11 de noviembre de 2014, en un hotel londinense, se anuncia el lanzamiento de "Factor GMO", el experimento a largo plazo más extenso y detallado jamás realizado sobre un alimento transgénico y su plaguicida asociado.


Con un costo estimado de 25 millones de dólares, el estudio buscaba aportar —con una solidez sin precedentes— valiosa información para permitir a las autoridades reguladoras, los gobiernos y la población general, responder si es seguro el consumo de Organismos Genéticamente Modificados (OGM) o la exposición a su herbicida asociado en condiciones reales.

El experimento —que se llevaría a cabo en un laboratorio secreto en el territorio ruso para evitar cualquier injerencia externa— consistía en someter a 6.000 ratas de laboratorio a diversas dietas basadas en el maíz transgénico NK603 y su herbicida asociado (RoundUp), cuyo principio activo es el glifosato. Es similar al famoso estudio realizado Guilles-Eric Seralini, pero a mayor escala. Solo para re…

Cuando los antioxidantes promueven el cáncer

Hemos comentado muchas veces que las Especies Reactivas del Oxígeno (ROS, por sus siglas en inglés) están involucrados con el envejecimiento y con el desarrollo del cáncer. Esto se debe a que los ROS son altamente reactivos, por lo tanto, son capaces de dañar el ADN generando mutaciones. Por suerte existen los antioxidantes, quienes son los encargados de atrapar los ROS y mantenerlos en niveles que no generen daño alguno. Sin embargo, un grupo internacional de investigadores liderados por la Dra. Gina DeNicola del Instituto de Investigaciones de Cambridge revelaron que el factor de transcripción encargado de activar los genes que nos protegen de los ROS, también puede favorecer el desarrollo de ciertos tumores según un artículo publicado ayer en Nature.Normalmente, cuando las células son sometidas a un estrés fisiológico o sufren de algún tipo de daño genético, se activan una serie de genes y factores de transcripción que, de manera coordinada, regulan el funcionamiento de la célula, …