Ir al contenido principal

Terroristas microscópicos—bacterias suicidas para combatir infecciones

Esta es una de las aplicaciones más ingeniosas de la biología sintética… Diseñar bacterias capaces de matar a otras bacterias infecciosas y morir en el intento. Científicos de la Universidad Tecnológica de Nanyang han desarrollado una versión terrorista de la archiconocida E. coli, con la capacidad de detectar la presencia de la Pseudomonas aeruginosa —bacteria responsable de la mayoría de las infecciones intrahospitalarias— y explotar, literalmente, liberando una gran cantidad de sustancias antibióticas. Este interesante artículo fue publicado hoy en Molecular Systems Biology.

suicide-bomber-bacteria

La biología sintética nos permite diseñar y construir funciones biológicas nuevas (o modificar las ya existentes), para obtener funciones que no pueden ser encontradas de manera natural. La biología sintética la podemos hacer todos en una hoja de papel, basta con tomar un grupo de rutas metabólicas de diferentes especies y construir un sistema elaborado que nos permita realizar una función en especial. Luego, identificamos los genes que necesitaríamos para construir cada una de las partes del sistema y, finalmente, lo insertamos en un organismo vivo sencillo como una bacteria.

Podemos construir sistemas biológicos para todo, por ejemplo, para la producción de un determinado compuesto químico (Ej.: un fármaco, un antibiótico, una matriz, etc.), para la degradación de sustancias complejas que contaminan los ambientes (Ej.: petróleo, insecticidas, etc.), para combatir las células cancerosas, para producir energía (Ej.: biocombustibles), etc. Las aplicaciones son infinitas.

Sin embargo, no se ha hecho mucho por el desarrollo de sistemas biológicos capaces de combatir los agentes infecciosos más importantes que tenemos hoy en día, principalmente aquellos que afectan a millones de personas en el mundo, sobre todo en los países más pobres. Por ejemplo, uno de ellos es la Pseudomonas aeruginosa, el principal agente infeccioso dentro de los hospitales, causando una serie de enfermedades respiratorias y gastrointestinales, especialmente en pacientes con el sistema inmune comprometido, tales como los pacientes de VIH, cáncer y aquellos que han recibido un trasplante de órganos.

La P. aeruginosa es una bacteria muy especial. Resiste prácticamente todos los tipos de antibióticos que existen, gracias a un eficiente sistema de eliminación de toxinas, y es tolerante a los ambientes adversos gracias a su capacidad de formar unas estructuras complejas llamadas biopelículas. Existen dos formas de tratarlas: mediante una quimioterapia a base de diferentes antibióticos y mediante el uso de virus bacterianos (fagos). El problema con la primera estrategia es que los antibióticos también afectan a la microbiota humana, la cual es beneficiosa para nosotros; mientras que el problema con la segunda es que las bacterias adquieren inmunidad contra los fagos [ver artículo en BioUnalm], y sólo pueden ser usados una vez.

Las P. aeruginosa poseen una estrategia muy eficiente para invadir los tejidos y eliminar la competencia: producen y secretan antibióticos, los cuales no les hacen daño a sí mismas. El principal antibiótico secretado es la piocinael 90% de las P. aeruginosa lo producen. Dentro del grupo de las piocinas existen tres clases: R, F y S. Las piocinas S están conformadas por dos proteínas: una que se encarga de matar a la bacteria y otra que es reconocida por las bacterias que la producen para no ser autoelminadas (proteína inmunitaria). El año pasado, Ling et al. descubrieron una piocina del grupo S (piocina S5) capaz de matar a las cepas de P. aeruginosa nosocomiales; pero no hacían nada a las E. coli.

Para que las P. aeruginosa formen la biopelícula deben activarse una serie de genes de manera concertada. ¿Cómo hacen las bacterias para comunicarse y sincronizar la expresión de estos genes?. En el mundo bacteriano la comunicación se da a nivel químico. Las bacterias liberan factores al medio, los cuales se van acumulando a medida que las bacterias se van aglomerando, hasta que la concentración de dicho factor supera un umbral y los genes empiezan a expresarse de manera concertada. A este mecanismo se le conoce como quorum sensing, el cual además puede controlar una serie de respuestas fisiológicas diferentes.

Entonces, el mismo grupo de investigadores que descubrieron la piocina S5 desarrollaron un sistema capaz de atacar a las P. aeruginosa infecciosas usando todo lo que acabamos de ver. Saeidi et al. diseñaron una E. coli capaz de responder al quorum sensing de las Pseudomonas, producir la piocina S5 y explotar para liberarla al medio y matar a todas las bacterias a su alrededor. En otras palabras, crearon una bacteria terrorista!.

A la E. coli le insertaron algunos genes:

  1. Un gen que codifica para la proteína LasR. Esta proteína se une a la sustancia química liberada por Pseudomonas durante el quorum sensing llamada AHL 3OC12HSL (una homoserin-lactona, HSL).
  2. Un gen que codifica para la piocina S5 regulado por el promotor luxR. Cuando la proteína LasR se une a la HSL es capaz de activar el promotor luxR, y por lo tanto se expresará la piocina S5, la cual se acumulará dentro de las E. coli.
  3. Un gen que codifica para una proteína de lisis llamada Lysis E7 regulado también por el promotor luxR. La LasR-HSL también activará el promotor luxR de este gen y se expresará la Lysis E7. Esta proteína tiene la capacidad de romper la membrana y pared celular de la E. coli.

msb201155-f1

Ahora, ¿cómo funciona este sistema?. La historia dice así…

Las P. aeruginosa se encuentran felices de la vida infectando un tejido. Para que la infección sea mejor deciden formar las biopelículas, para ello activan el mecanismo del quorum sensing. La E. coli terrorista que fue introducida al tejido detecta también la señal y empieza a producir un montón de piocina S5 —el antibiótico mortal para las Pseudomonas— sin levantar sospecha alguna. Algo así como cuando un terrorista entra a un centro comercial y activa el reloj de la bomba sin que nadie se de cuenta ni las cámaras de seguridad se percaten del hecho. Luego, la E. coli terrorista empieza a producir la proteína de lisis (Lysis E7). Cuando el temporalizador llega a cero, la E. coli es lisada por completo (“explota”) liberando toda su mortal carga. Las Pseudomonas no pueden hacer nada contra ella y mueren.

Aquí una cámara de seguridad del laboratorio tomó una imagen de la catástrofe! [ADVERTENCIA: La imagen que verá a continuación puede ser perjudicial para usted y su familia, se recomienda discreción].

Slide 1

Las E. coli suicidas mostraron un poder de aniquilación enorme: el 99% de las P. aeruginosa viables y el el 90% de las que formaron biopelículas murieron. Sin embargo, cabe resaltar que este ensayo fue hecho in vitro, así que no se sabe si llegará a funcionar o no en los organismos vivos. Lo resaltante de este trabajo fue que un diseño de una función biológica nueva puede ser construida y funcionar en la práctica. Imagínense algún día producir bebidas con cepas pro-bióticas con la capacidad de eliminar a los parásitos (Ej.: tenias y otros gusanos) y las bacterias perjudiciales (Ej: Helicobacter pylori) de nuestro tracto gastrointestinal de forma eficiente, específica y poco agresiva con nuestros tejidos. En principio, la biología sintética funciona, llevarlo a una escala superior tal vez tarde algunos años, pero ya estamos en buen camino.


Referencia:

ResearchBlogging.orgSaeidi, N., Wong, C., Lo, T., Nguyen, H., Ling, H., Leong, S., Poh, C., & Chang, M. (2011). Engineering microbes to sense and eradicate Pseudomonas aeruginosa, a human pathogen Molecular Systems Biology, 7 DOI: 10.1038/msb.2011.55

Esta entrada participa en el Carnaval de Biología de Verano (2° Parte) celebrado en ¡Jindetrés, sal!

carnava_biologia_300

Comentarios

  1. ¡Fascinante! Nunca dejan de sorprender las aplicaciones que surgen con toda esta tecnología... claro, una vez entendida el manual de instrucciones codificado por los genomas, sólo es cuestión de inventar maneras de usar todas esas herramientas que se ponen a nuestra disposición.

    Gracias por esta aportación!

    ResponderEliminar
  2. ¡¡¡MUCHAS GRACIAS!!! de verdad te lo agradezco, ¡ESTO DE VERDAD IMPRESIONA! y la información me extremadamente útil, actualmente me encuentro haciendo un trabajo para la escuela sobre el BIOTERRORISMO y esto de verdad AYUDA MUCHO, se los pasaré al resto de flojos de mis "compañeros" que me dejan todo a mí >:(

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Se respetuoso con tus comentarios y críticas. Cualquier comentario ofensivo será eliminado.

Entradas más populares de este blog

15 años más de moratoria a los transgénicos

Ese es el nuevo proyecto de ley (PL 05622/2020-CR) presentado el pasado 25 de junio por el congresista Rolando Campos Villalobos de Acción Popular, el cual tiene por único objetivo ampliar por quince años la moratoria a los transgénicos establecida por la Ley N.º 29811, que vence en diciembre del próximo año. 

Para aclarar, la moratoria sólo se aplica a la liberación al ambiente, es decir, los cultivos transgénicos. Los importados para la alimentación humana o de animales (por ejemplo, el maíz amarillo duro y la soya), no están restringidos ni regulados hasta que se apruebe el RISBA. Tampoco se prohíbe la investigación con transgénicos, pero solo si se realiza en espacios confinados como laboratorios o invernaderos. ¿Cuál es el sustento para ampliar la moratoria?Para saberlo, analicemos la exposición de motivos. Ley de moratoria se sustenta en la necesidad de preservar el ambiente equilibrado del país, dado que existe una incertidumbre sobre los impactos que pueden producir los transgéni…

Cuatro generaciones de ratas son alimentadas con maíz transgénico y no les pasa nada

En toda conversación o debate sobre transgénicos, no falta alguien que dice que son perjudiciales para la salud. En muchos casos, la preocupación es sincera y con una explicación clara sobre el proceso regulatorio al que son sometidos estos productos para demostrar su inocuidad y seguridad, quedan tranquilos. Pero hay personas que, a pesar de la contundente evidencia sobre la seguridad de los transgénicos para el consumo humano, insisten en que esos estudios no sirven porque no se hacen evaluaciones a largo plazo.
Bueno, un reciente estudio publicado en Journal of Agricultural and Food Chemistry evalúa el efecto del consumo de un maíz transgénico (DBN9936), que posee el gen cry1Ab (resistencia a insectos) y epsps (tolerancia a glifosato), a lo largo de cuatro generaciones (F0, F1, F2 y F3). La finalidad fue ver si el consumo de maíz transgénico provoca algún efecto en la capacidad reproductiva de las ratas o en sus descendientes.
El experimento inició con 180 ratas divididos en tres gru…

¿Qué fue del estudio más grande sobre la seguridad de los transgénicos?

La tarde del 11 de noviembre de 2014, en un hotel londinense, se anuncia el lanzamiento de "Factor GMO", el experimento a largo plazo más extenso y detallado jamás realizado sobre un alimento transgénico y su plaguicida asociado.


Con un costo estimado de 25 millones de dólares, el estudio buscaba aportar —con una solidez sin precedentes— valiosa información para permitir a las autoridades reguladoras, los gobiernos y la población general, responder si es seguro el consumo de Organismos Genéticamente Modificados (OGM) o la exposición a su herbicida asociado en condiciones reales.

El experimento —que se llevaría a cabo en un laboratorio secreto en el territorio ruso para evitar cualquier injerencia externa— consistía en someter a 6.000 ratas de laboratorio a diversas dietas basadas en el maíz transgénico NK603 y su herbicida asociado (RoundUp), cuyo principio activo es el glifosato. Es similar al famoso estudio realizado Guilles-Eric Seralini, pero a mayor escala. Solo para re…