Ir al contenido principal

Células-T reprogramadas para el tratamiento de la leucemia—Versión XKCD (Humor)

La semana pasada se publicaron dos artículos, uno en The New England Journal of Medicine y otro en Science Translational Medicine los cuales tuvieron mucha cobertura en los medios internacionales. Y no era para menos, se trataba de una novedosa estrategia para tratar la leucemia usando la terapia génica. Lo que hicieron Kalos et al. fue extraer los glóbulos blancos de pacientes con leucemia e insertarles genes que les permitían reconocer y atacar a las células cancerosas. Luego, estos glóbulos blancos reprogramados fueron introducidos en el cuerpo y después de tres semanas, dos de los tres pacientes que formaron parte de la prueba vieron eliminados sus tumores de la sangre casi de manera total, y el otro paciente de manera parcial. Sin embargo, Porter et al. demostraron también el mismo efecto pero observaron una toxicidad en el paciente debido a la acumulación masiva de las células cancerosas muertas en la sangre. Si bien el resultado parece prometedor, hay factores que aún deben manejarse, como el control de la proliferación de las mismas células reprogramadas.

Ahora vemos la versión irónica de XKCD.

t_cells— ¿Cuál es el problema con este nuevo tratamiento contra la leucemia?.

— Espera y observa.
Ayudar a que el sistema inmune ataque los tumores ha sido un tema de investigación por mucho tiempo.
Se han obtenido muchos resultados prometedores que a menudo no han funcionado.

— Qué hicieron estas personas?

— Tomaron las células-T de algunos pacientes y les insertaron unos genes para que puedan atacar al cáncer. En el pasado, esto no fue suficiente. Así que a esta vez le añadieron además un código para que estas células T se repliquen violentamente y persistan en el cuerpo.

t_cells

— Lo cual funcionó, pero generó su propio grupo de problemas?

— Cómo lo supiste? Creo que la parte más loca es la forma como insertaron estos genes.

— Cómo?

— Bueno, piensa – Quién se especializa en invadir y modificar las células-T?

— …En serio?

— Sip. Debió haber sido una conversación muy divertida.

(…) — . — (…)

— Bueno, tengo células sanguíneas creciendo fuera de control, así que usted me dará unas células sanguíneas diferentes que también crecen fuera de control?

— Si, pero todo esta bien, porque hemos tratado esta sangre con el VIH.

— Está seguro que usted es un doctor?

— Casi seguro.

(…)

Explicación: La forma como se introduce los genes dentro de las células T es a través de un vector que es transportado por un virus. El virus más usado para insertar genes en células de mamíferos (transfección) es el Lentivirus, un grupo de virus perteneciente a los retrovirus y que abarca a los virus de inmunodeficiencia, incluyendo la humana. Este vector vírico es ampliamente usado, se venden en forma de kits listos para usar, basta solamente que tengas asilado tu gen de interés.

Obviamente no es el virus del VIH propiamente dicho el que se inserta en las células, sino un virus que usa sólo los genes que le permiten a los virus de inmunodeficiencia infectar las células T, más no los genes responsables de su virulencia.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Ozono por el culo

La insuflación rectal de ozono , que en términos coloquiales es ozono por el culo  ( OxC , de forma abreviada), es una forma de ozonoterapia.  Según sus promotores , esta terapia "es muy potente en cuanto a la eliminación de gérmenes intestinales como virus, bacterias, protozoos, hongos, etc ". Incluso pidieron a la Organización Mundial de la Salud que lo usaran para el tratamiento del Ébola.  Según Ozonomédica , la ozonoterapia, en general, "es una eficaz alternativa en el tratamiento y control de muchas patologías y enfermedades crónicas" que incluso "puede retrasar o evitar la aparición de diabetes, cáncer, artritis, artrosis, entre otras". Paciente recibiendo OxC. Fuente: Ozonoterapia . Sin embargo,  de acuerdo con la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos ( FDA ), el ozono es un gas tóxico sin alguna aplicación médica conocida . Si bien es cierto, el ozono nos protege de la peligrosa radiación ultravi

¿Por qué el tucán tiene un pico tan grande?

Los tucanes ostentan picos enormes y vistosos. Yo pensaba que era producto de la selección sexual, es decir, mejoraba sus chances de conseguir a una buena tucana con quien aparearse y heredar sus genes a la siguiente generación. Sin embargo, habían investigadores que creían que los enormes picos eran un horrible vestigio de algún ancestro primitivo. Pero la verdadera razón era otra según concluye un estudio publicado en Science . Los animales nos podemos catergorizar en dos tipos: los homeotermos (o endotermos) y los poiquilotermos (o ectotermos). Los homeotermos (aves y mamíferos) somos capaces de mantener una temperatura corporal constante (en nuestro caso 37ºC). Cualquier desvío abrupto podría generarnos problemas. Mientras que los poiquilotermos (reptiles) suelen tomar largas horas de sol para calentar su cuerpo y permitir que su metabolismo funcione correctamente. Los seres humanos, por ejemplo, para mantener una temperatura constante sudamos o quemamos nuestras reservas d

Virus contra los tumores

En lo más recóndito de nuestro cuerpo, una célula empieza a multiplicarse sin control . Nada parece detenerla. El gen p53  —que regula la proliferación celular— dejó de funcionar debido a una mutación. Una masa inquebrantable de células anormales empieza a formarse. Aparece un tumor. Nuestro sistema inmune no lo reconoce como una amenaza. Algunas de las células malignas escapan hacia el torrente sanguíneo, colonizando nuevos tejidos. Se ha iniciado la metástasis .  Los tumores tienen sus propios vasos sanguíneos que los alimentan y proveen de oxígeno. A medida que crecen, destruyen los tejidos circundantes afectando el funcionamiento de los órganos vecinos. Recién en ese momento las personas sienten que algo anda mal. Aparecen unos extraños dolores o molestias en el cuerpo que muchas veces no se les da mayor importancia. Grave error. Con el tiempo los dolores se hacen cada vez más fuertes. Ningún medicamento parece aliviarlos. Recién se programa la visita al médico quien ordena unas r