Ir al contenido principal

Tendemos a empatar cuando jugamos piedra, papel o tijera

¿Quien no ha resuelto una disputa o un empate con el tradicional yan-ken-po (piedra, papel o tijera)? Aunque no lo creamos, inconscientemente estamos predispuestos a imitar los movimientos de nuestro adversario siendo las chances de empatar ligeramente superiores de las que predice el azar según un artículo publicado hoy en Proceeding of the Royal Society B.

piedra_papel_tijera2

La “imitación automática” es un tipo de respuesta a un estímulo en el cual imitamos espontáneamente y aparentemente de forma inconsciente las respuestas de otros gracias a la intervención de las neuronas especulares. Sin embargo, hasta ahora no se sabe a ciencia cierta si esta imitación es en realidad automática o si es voluntaria. Una respuesta automática se da en el sentido de que es involuntaria y no la podemos inhibir, por ejemplo, el acto reflejo que se produce cuando recibes el clásico golpe en la rodilla. Por otro lado, una respuesta voluntaria es aquella que podría ser inhibida o reprimida conscientemente.

Los estudios previos que se han realizado en torno a la imitación automática no han tomado en cuenta dar incentivos o penalidades a aquellos actos imitativos, para así determinar si en realidad este acto puede o no ser inhibido. Para dar una respuesta definitiva al tema, un grupo de investigadores ingleses liderados por el Dr. Richard Cook de la Escuela Universitaria de Londres usaron el clásico juego de ‘piedra, papel o tijera’, el cual se caracteriza en evitar imitar los movimientos del oponente para poder ganar, con el fin de determinar si la imitación automática es voluntaria o involuntaria.

Para este estudio los investigadores reclutaron a 45 personas adultas —23 mujeres y 22 varones de aproximadamente 25 años— a quienes los separaron en grupos de tres (mientras dos jugaban uno sería el réferi y anotaría el movimiento usado por cada jugador). A cada grupo los sometieron a dos diferentes experimentos: i) un jugador tendría los ojos vendados y el otro no y ii) los dos jugadores tendrían los ojos vendados. A los voluntarios se les informó que aquel jugador que ganara más veces recibiría un bono extra —a parte del que le darían por su participación— con el fin de aumentar su competitividad evitando los empates, en otras palabras, incentivándolos a no imitar los movimientos del oponente.

RPSSi hacemos un poco de estadística, ¿cuál es la probabilidad de que haya un empate en un juego donde hay sólo tres posibles movimientos?. Obviamente, la respuesta es la tercera parte o el ~33.3%. Este fue precisamente el resultado obtenido cuando los dos jugadores estaban con los ojos vendados (33.3%±5.0%), lo que indicaría que todo caía dentro del azar. Sin embargo, lo que llamó la atención de los investigadores fue que cuando uno de los dos podía ver el movimiento del otro la proporción de empates aumentó significativamente (36.3%±4.6%).

Los resultados indicarían que hay una cierta tendencia a imitar los movimientos de las otras personas ya que si bien no hay una sincronización precisa en el movimiento de los dos jugadores, este tiempo de desfase es demasiado corto como para que el jugador capaz de ver pueda imitar conscientemente los movimientos del otro, pero este tiempo si sería lo suficientemente largo como para que se dé la imitación automática. Además, los investigadores descubrieron que fueron los movimientos de piedra y tijera los que más empates habían tenido ya que estos dos movimientos tienen posturas de la mano con características similares, a diferencia del papel.

A pesar que la imitación automática esta asociado a muchos procesos cognitivos, de aprendizaje y también en la empatía, este experimento demuestra que no siempre es beneficioso ya que en este caso genera una pérdida de dinero para el jugador. Por otro lado queda demostrada que la imitación automática es en realidad… automática.

Para terminar y reducir la probabilidad de empates a tan sólo el 20%, usemos una variante del juego llamada piedra, papel, tijera, lagarto o spock… [Qué horrible suena The Big bang Theory en español]


Referencia:

ResearchBlogging.orgCook, R., Bird, G., Lunser, G., Huck, S., & Heyes, C. (2011). Automatic imitation in a strategic context: players of rock-paper-scissors imitate opponents' gestures Proceedings of the Royal Society B: Biological Sciences DOI: 10.1098/rspb.2011.1024

Comentarios

  1. En piedra, papel, tijera, lagarto o spock hay un 100% de probabilidad de empate. Siempre gana Spock!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Se respetuoso con tus comentarios y críticas. Cualquier comentario ofensivo será eliminado.

Entradas más populares de este blog

15 años más de moratoria a los transgénicos

Ese es el nuevo proyecto de ley (PL 05622/2020-CR) presentado el pasado 25 de junio por el congresista Rolando Campos Villalobos de Acción Popular, el cual tiene por único objetivo ampliar por quince años la moratoria a los transgénicos establecida por la Ley N.º 29811, que vence en diciembre del próximo año. 

Para aclarar, la moratoria sólo se aplica a la liberación al ambiente, es decir, los cultivos transgénicos. Los importados para la alimentación humana o de animales (por ejemplo, el maíz amarillo duro y la soya), no están restringidos ni regulados hasta que se apruebe el RISBA. Tampoco se prohíbe la investigación con transgénicos, pero solo si se realiza en espacios confinados como laboratorios o invernaderos. ¿Cuál es el sustento para ampliar la moratoria?Para saberlo, analicemos la exposición de motivos. Ley de moratoria se sustenta en la necesidad de preservar el ambiente equilibrado del país, dado que existe una incertidumbre sobre los impactos que pueden producir los transgéni…

Los huevos verdes

[Artículo publicado originalmente el 16 de abril de 2014 en Expresión Genética del diario El Comercio]
No me refiero a los de Shrek ni los de Hulk...
Hace unos años visité la localidad de Huancapallac, en el departamento de Huánuco, y participé del Muhu Raymi (Fiesta de las Semillas). En esta feria, agricultores de diferentes lugares del país exhiben su gran agrobiodiversidad. Mientras paseaba por los puestos de cada uno de ellos, vi algo que llamó mi atención: huevos de color verde.

Si bien los huevos pueden adquirir diferentes colores, dependiendo de la especie a la que correspondan, todos los huevos de gallina que encontramos en los mercados son blancos o morenos (color piel). Sin embargo, al menos tres razas de gallinas ponen huevos verdes y azulados: la Araucana de Chile y los Dongxiang y Lushi de China. Esta coloración se debe a un pigmento llamado biliverdina.
La biliverdina se genera a partir de la degradación de la hemoglobina —molécula que da el característico color rojo a la sa…

El asesino en serie de los anfibios bajo la mira

Los anfibios del mundo están viviendo un verdadero apocalipsis. Poblaciones enteras están siendo diezmadas. Algunas especies se han extinto y otras están seriamente amenazadas. Y, como en una verdadera película de terror, un patógeno es el responsable, posiblemente, el peor de toda la historia en cuanto a su impacto sobre la biodiversidad. Su nombre, Batrachochytrium dendrobatidis (de cariño Bd). ¿Dónde y cuando apareció este asesino? ¿Cómo se propaga? Son algunas de las interrogantes que pretende resolver un estudio publicado en Science la semana pasada.

Bd es un hongo que ataca directamente la piel de los anfibios (que es por donde estos animales respiran, intercambian electrolitos y regulan el pH), alimentándose de las proteínas que la componen. La piel alrededor de las articulaciones se hace trizas y se desprende hasta que pierden el equilibrio homeostático del cual no pueden recuperarse. Al cabo de unos días, mueren de un ataque cardiaco.

Este problema fue detectado por primera v…