Ir al contenido principal

Pequeños caracoles sobreviven a un viaje por el sistema digestivo

birds

Un grupo de investigadores liderados por el Dr. Shinichiro Wada observaron que a los pájaros de ojos blancos japoneses (Zosterops japonicus) y a los bulbules de orejas marrones (Hypsipetes amaurotis), los cuales habitan la isla de Hahajima, les fascinaba comer unos diminutos caracoles de la especie Tornatellides boeningi, pero nunca imaginaron que ciertos caracoles lograban sobrevivir a todo el proceso digestivo y, después de unas horas, salían vivitos y coleando junto con las heces del pájaro. Cuando hicieron los estudios en el laboratorio, observaron que aproximadamente el 15% de los caracoles sobrevivían al viaje.

Pero, ¿cuáles son las implicancias de estas observaciones?. Bueno, para responder a esta pregunta vamos a recordar a las semillas. Muchas plantas producen unos frutos muy carnosos, jugosos y sabrosos, sin embargo, casi todas tienen unas semillas extremadamente duras. Cuando un animal las come, éstas no pueden ser digeridas y pasan a través del sistema digestivo sin sufrir daño alguno. Una vez que salen junto con las heces del animal, la semilla empieza a germinar y produce una nueva planta, muchas veces a kilómetros de distancia de su región original. Tal vez esta misma estrategia de dispersión sea usada por los caracoles.

Para corroborar esta hipótesis, Wada y sus colaboradores hicieron un análisis de la diversidad genética de las poblaciones de caracoles de la isla. Los resultados mostraron claramente que habían caracoles que se habían apareado con poblaciones que habitaban en regiones muy distantes de la isla, algo que sólo podría ser explicado por la dispersión a través de los pájaros, tal como si fueran unas semillas.

Los científicos creen que la clave está en el tamaño de los caracoles, el cual es de tan sólo 2.5mm. Un tamaño más grande lo volvería más susceptible a las condiciones del sistema digestivo porque tardaría mucho más tiempo en atravesarlo. Sin embargo aún falta saber si esta supervivencia es pura suerte o los caracoles poseen algún tipo de adaptación que les permiten sobrevivir al viaje por el tracto digestivo del ave.


Referencia:

Wada, S., Kawakami, K. and Chiba, S. (2011). Snails can survive passage through a bird’s digestive system. Journal of Biogeography. doi: 10.1111/j.1365-2699.2011.02559.x

Comentarios

Entradas más populares de este blog

La manifestación poco conocida de la tenia solitaria

En las profundidades del intestino delgado puede habitar un extraño huésped. Parece un fetuchini tan largo como una anaconda, pero dividido en decenas de pequeños segmentos llamados proglótides. Vive anclado a la pared intestinal por unos espeluznantes ganchos y ventosas que tiene en la cabeza (si así se le puede llamar a eso). No tiene boca porque se alimenta a través de la piel. Es la famosa tenia solitaria . Escólex de Taenia solium con cuatro ventosas y rostelo con ganchos. Fuente: CDC. Le llaman solitaria porque no necesita de una compañera (o compañero) para poder formar una familia. Son hermafroditas. Cada proglótido maduro tiene su propio suministro de óvulos y esperma, capaces de producir unos 60 000 huevos muy resistentes que son liberados a través de nuestras heces . Al menos seis segmentos llenos de huevos son liberados cada día por una persona infectada. Cuando los cerdos comen alimentos contaminados con heces humanas, común en algunas zonas de la sierra y selva del paí

¿Por qué tanto miedo al bromuro de etidio?

El bromuro de etidio (BrEt) es un agente químico muy usado en técnicas de biología molecular para teñir nuestros geles de agarosa y poder apreciar nuestras bandas de ADN; ya sean de los productos de extracción o de PCR. Existen dos formas de teñir los geles: i) remojando el gel de agarosa por 15 minutos en una bandeja con BrEt (0,5 mg/L) después de haber hecho la electroforesis o ii) añadiendo el BrEt directamente al gel al momento de prepararlo. Con la primera evitamos contaminar nuestra cámara de electroforesis con BrEt y con la segunda evitamos exponernos a salpicaduras y otros accidentes que pueden ocurrir al hacer la tinción en bandeja. Se han dado cuenta que desde que entramos a un laboratorio de biología molecular nos tienen traumados con el BrEt: "¡Cuidado que te salpique!", "¡no lo huelas!", "¡usa tres guantes!", "¡no es por ese lado!", "¡si te cae en la piel te va a dar cáncer y te puedes morir!", entre otras cosas más.

La citometría de masas, una novedosa técnica para estudiar las células individualmente

Los citómetros de flujo han sido una herramienta fundamental en el descubrimiento y caracterización de los diferentes tipos de células que conforman el sistema inmune. Esta técnica es tan poderosa que permite analizar más 10 parámetros simultáneamente, gracias al uso de anticuerpos marcados con moléculas fluorescentes. Sin embargo, la citometría de flujo parece haber llegado a su límite tecnológico, ya que cuando se pretende analizar más de 10 parámetros a la vez, la superposición de los espectros luminosos dificulta el análisis de los datos. Un grupo de investigadores norteamericanos y canadienses han mejorado la técnica gracias al uso de los principios de la espectrometría de masas según reportaron ayer en Science . De manera sencilla, la citometría de flujo consiste en el paso de una suspensión celular a través de un láser. Para que las células puedan ser detectadas y diferenciadas unas de otras, son marcadas con moléculas fluorescentes que se excitan cuando el rayo láser inci