Ir al contenido principal

Una crema usada para la fisura anal retardaría el efecto del veneno de las serpientes

snake-bite

Si bien no son muchas las serpientes con venenos capaces de matar a una persona y las que lo son, por lo general, viven en zonas remotas o inaccesibles, cada año se reportan aproximadamente unas 100,000 muertes y unas 400,000 amputaciones debido a su mordedura. El problema radica en que, por lo general, las mordeduras se dan en zonas alejadas de cualquier establecimiento de salud y los sueros antiofídicos no siempre se tienen a la mano; así que el tiempo que se tarde en llevar a la víctima para ser atendida es crucial.

Cuando una persona es atacada por una serpiente, los expertos en supervivencia recomiendan hacer un torniquete cerca a la mordedura para evitar que el veneno se disemine por todo el cuerpo, sobre todo, para evitar que alcance el sistema nervioso central ya que la mayoría son neurotóxicos. Al hacer el torniquete se le da valiosos minutos a la víctima para poder llegar a ser atendido antes que el veneno haga su efecto; sin embargo, muchas veces los torniquetes no son efectivos porque se requiere de cierta experiencia para hacerlo. En otros casos, es imposible hacer un torniquete, por ejemplo, cuando la mordedura se da en el tórax, en la cara o en el cuello. Imagínate hacer un torniquete en el cuello, seguro lo matas primero de estrangulamiento.

Investigadores australianos liderados por la Dra. Megan Saul del Hospital John Hunter descubrieron que un ungüento compuesto a base de nitroglicerina tenía la capacidad de retrasar el efecto de lo venenos de serpiente según reportaron hoy en Nature Medicine.

Los médicos usan la nitroglicerina para tratar un montón de cosas, desde la epicondilitis (codo de tenista) hasta las anginas. En forma de crema es prescrita para tratar condiciones dolorosas como las fisuras anales, gracias a que la nitroglicerina libera óxido nítrico el cual se encarga de cerrar los vasos linfáticos.

Los venenos de serpientes, por su parte, están formados por moléculas sumamente grandes y complejas, lo que dificulta su ingreso al torrente sanguíneo. Es por esta razón que los venenos se diseminan principalmente por los vasos linfáticos y poco a poco van infiltrándose a los vasos sanguíneos. Así que como el óxido nítrico tiene la capacidad de cerrar los vasos linfáticos, el veneno ya no podría diseminarse con facilidad, dando un tiempo extra valioso para que la víctima llegue a ser atendida.

Para corroborar esta hipótesis, Saul et al. reclutaron a 15 voluntarios (6 varones y 9 mujeres) a los cuales les inyectaron una solución coloidal de sulfuro de antimonio marcado con un trazador radiactivo (Tecnecio-99m) para simular el tamaño promedio de las moléculas que componen un veneno de serpiente. El trazador fue inyectado en la planta del pie y a través de la radiactividad evaluaron el tiempo que tardaba el trazador en alcanzar la parte superior de la pierna. En otro día difernete, hicieron el mismo experimento, pero esta vez se le puso un ungüento comercial llamado Rectogesic® (0.2%p/p de nitroglicerina) inmediatamente después de haber inyectado el trazador radiactivo. Los resultados fueron alentadores: cuando se aplicaba el ungüento el trazador tardaba 54 minutos en alcanzar la parte superior de la pierna, mientras que sólo le tomaba 13 minutos cuando no se aplicaba el ungüento.

nm.2382-F1

Luego, para determinar si el ungüento aumenta el tiempo de supervivencia de las víctimas, Saul et al. hicieron otro experimento. Esta vez usaron ratones a los cuales los anestesiaron y les inyectaron una dosis equivalente de veneno de la serpiente marrón oriental —una de las serpientes más venenosas de Australia y pariente de la cobra. Los investigadores calcularon el tiempo que le tomaba al veneno matar al ratón con y sin ungüento. Los resultados nuevamente fueron muy alentadores, aquellos ratones que recibieron la crema vivieron un 50% más de tiempo.

Si bien estos resultados no garantizan que la víctima se salvará, si se ha observado que aumenta el tiempo que tarda el veneno en ejercer su efecto. La víctima podrá contar con más minutos valiosos para llegar a un lugar donde pueda ser tratado. Por otro lado, este ungüento será más efectiva en la mayoría de los venenos neurotóxicos y hemolíticos, pero no en los citotóxicos que provocan la muerte del tejido cercano a la zona de la mordedura (necrosis), provocando que la extirpación del tejido y hasta la amputación de la extremidad para evitar que el veneno siga diseminándose.


Referencia:

Saul, ME; et al. A pharmacological approach to first aid treatment for snakebite. Nature Medicine. [Advance Online Publication] doi: 10.1038/nm.2382 (2011).

Vía | Scence NOW.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

¿Por qué tanto miedo al bromuro de etidio?

El bromuro de etidio (BrEt) es un agente químico muy usado en técnicas de biología molecular para teñir nuestros geles de agarosa y poder apreciar nuestras bandas de ADN; ya sean de los productos de extracción o de PCR. Existen dos formas de teñir los geles: i) remojando el gel de agarosa por 15 minutos en una bandeja con BrEt (0,5 mg/L) después de haber hecho la electroforesis o ii) añadiendo el BrEt directamente al gel al momento de prepararlo. Con la primera evitamos contaminar nuestra cámara de electroforesis con BrEt y con la segunda evitamos exponernos a salpicaduras y otros accidentes que pueden ocurrir al hacer la tinción en bandeja. Se han dado cuenta que desde que entramos a un laboratorio de biología molecular nos tienen traumados con el BrEt: "¡Cuidado que te salpique!", "¡no lo huelas!", "¡usa tres guantes!", "¡no es por ese lado!", "¡si te cae en la piel te va a dar cáncer y te puedes morir!", entre otras cosas más.

TOP 10: Las peores cosas de trabajar en un laboratorio

Encontré este interesante artículo publicado en Science Careers . La verdad es que me ha gustado mucho —me sentí identificado con varios aspectos— tanto que me tomé la libertad de traducirlo y hacerle algunas modificaciones, en base a mi experiencia personal, para ustedes. Tus amigos no-científicos no entienden lo que haces. Cuando te reúnes con tus amigos del colegio o del barrio y empiezan a hablar acerca de sus trabajos, qué es lo que hacen y cuáles han sido los logros más recientes, ellos fácilmente lo pueden resumir en un “ he construido una casa/edificio/puente/carretera ”, o “ he dejado satisfecho a un cliente ” (que feo sonó eso xD), o tu amigo abogado dirá “ he sacado de la cárcel a un asaltante confeso y encima he logrado que lo indemnicen ”, pero cuando te toca a ti ¿qué dirás? “ Bueno he curado… uhm, la verdad no he curado, las ratas viven un poco más pero no las he curado, así que he descubierto… no, esa palabra es muy fuerte. La verdad he probado… este… tampoco, las

El mundo subatómico de la biología: Biología cuántica

Los seres vivos no somos más que un conjunto de átomos maravillosamente organizados, así que estamos gobernados por sus leyes y principios. Sin embargo, el mundo subatómico no se parece en nada al que los biólogos están acostumbrados estudiar. En el presente artículo trataré de ver en qué medida puede afectar el comportamiento de las partículas subatómicas al mundo vivo que conocemos, sin adentrarnos en conceptos ni ecuaciones complicadas (no soy físico y sería muy difícil para mí explicarlos), tratando de que al menos les quede una idea —algo reduccionista—  de cómo ciertos aspectos complejos de la vida pueden llegar a ser netamente físicos. Los orígenes Hace un poco más de 80 años, el físico alemán Werner Heisenberg propuso los conceptos centrales de la física cuántica que buscaba explicar ese misterioso mundo de los átomos, donde los fotones y los electrones se comportan de una manera realmente extraña, a veces lo hacen como onda y otras como partícula, fenómenos que no pueden s