Ir al contenido principal

Se encuentran nemátodos viviendo a más de 1Km bajo tierra

La vida no sólo se desarrolla en la superficie terrestre y en los océanos. A cientos de metros bajo tierra, en la zona conocida como subsuelo profundo, podemos hallar una gran cantidad de organismos unicelulares —principalmente bacterias y arqueas termofílicas— viviendo felices de la vida. Debido a las condiciones de este entorno (altas temperaturas, bajos niveles de oxígeno y altas presiones), las posibilidades de encontrar organismos más complejos es prácticamente nula. Sin embargo, un grupo de investigadores liderados por el Dr. Gaëtan Borgonie, reportaron haber encontrado nemátodos habitando zonas entre 0.9 y 3.6Km de profundidad según un artículo publicado ayer en Nature.

mephisto

A pesar que los Eucariotas, Bacterias y Arqueas viven juntos en casi todos los rincones de la Tierra, a medida que uno empieza a adentrarse en el subsuelo, la cantidad de eucariotas va disminuyendo. A 200m de profundidad hay de 0.1 – 10 eucariotas por gramo de suelo, principalmente hongos, algas y amebas; pero esta cantidad se reduce a tan sólo 0.01 – 1 hongo por mililitro cuando se alcanza los 450m de profundidad, en las fracturas del subsuelo llenas de agua.

Borgonie et al. tomaron muestras del agua que había en las perforaciones hechas en las minas de oro de Sudáfrica (país donde se encuentran las minas más profundas del planeta), encontrando unos nemátodos —nunca antes descritos— viviendo a 1.3 Km de profundidad. El estudio de ADN reveló que estos nemátodos pertenecían al grupo de los Halicephalobus, por lo cual fueron nombrados como H. mephisto*. 

Mephisto hace referencia al demonio Mefistófeles, ‘el señor del inframundo’, que deriva del vocablo pseudo-griego que significa “el que no ama la luz”.

El tamaño de este pequeño nemátodo es bastante similar a sus parientes de la superficie, miden tan sólo ~0.5mm, de forma muy alargada con una cola extensa. Este pequeño animalito es bastante resistente a pesar de su simplicidad, es capaz de soportar altas temperaturas, así que no sería extraño que habite estas zonas.

mefisto

Los investigadores también tomaron muestras de otras perforaciones ubicadas en otras minas de Sudáfrica. Las muestras se obtuvieron de profundidades entre 0.5Km y 3.6Km. Para descartar que la presencia de nemátodos se deba a algún tipo de contaminación con organismos de la superficie, los investigadores también tomaron muestras del suelo alrededor de las perforaciones y del agua que usa la mina para excavar estos profundos pozos. Los resultados fueron muy alentadores: ninguno de los dos tenía ni un nemátodo, aunque si había presencia de otros microorganismos formando biopelículas.

Al analizar las muestras de otras minas, Borgonie y sus colaboradores encontraron otras dos especies más de nemátodos: Plectus aquatilis y un espécimen desconocido del orden Monhysterida. Pero uno de los descubrimientos más notorios se dio en la mina de oro Tau Tona, donde los investigadores encontraron, a 3.6Km de profundidad, muestras de ADN de un cuarto grupo de nemátodos.

Cada nemátodo se alimentan de unas 10,000 bacterias al día. Debido a la densidad poblacional microbiana que hay en el subsuelo (~1010 – 1012), los nemátodos tendrían asegurada la comida por unos 30,000 años. Así que es esta asociación de los nemátodos con las biopelículas las que les permiten vivir a estas profundidades.

Gracias a este trabajo, los horizontes donde podemos encontrar vida compleja se han expandido mucho más, incluso llegando a cientos de metros de profundidad. Esto podría abrir las puertas para cambiar las estrategias de búsqueda de vida en otros planetas, equipando a las sondas espaciales de potentes taladros que permiten ver que hay en las profundidades del subsuelo marciano, o en una de las lunas de Saturno conocida como Encelado.


Referencia:

ResearchBlogging.orgG. Borgonie, A. García-Moyano, D. Litthauer, W. Bert, A. Bester, E. van Heerden, C. Möller, M. Erasmus, & T. C. Onstott (2011). Nematoda from the terrestrial deep subsurface of South Africa Nature, 474, 79-82 DOI: 10.1038/nature09974

Comentarios

Entradas más populares de este blog

¿Por qué tanto miedo al bromuro de etidio?

El bromuro de etidio (BrEt) es un agente químico muy usado en técnicas de biología molecular para teñir nuestros geles de agarosa y poder apreciar nuestras bandas de ADN; ya sean de los productos de extracción o de PCR. Existen dos formas de teñir los geles: i) remojando el gel de agarosa por 15 minutos en una bandeja con BrEt (0,5 mg/L) después de haber hecho la electroforesis o ii) añadiendo el BrEt directamente al gel al momento de prepararlo. Con la primera evitamos contaminar nuestra cámara de electroforesis con BrEt y con la segunda evitamos exponernos a salpicaduras y otros accidentes que pueden ocurrir al hacer la tinción en bandeja.


Se han dado cuenta que desde que entramos a un laboratorio de biología molecular nos tienen traumados con el BrEt: "¡Cuidado que te salpique!", "¡no lo huelas!", "¡usa tres guantes!", "¡no es por ese lado!", "¡si te cae en la piel te va a dar cáncer y te puedes morir!", entre otras cosas más.

Si b…

TOP 10: Las peores cosas de trabajar en un laboratorio

Encontré este interesante artículo publicado en Science Careers. La verdad es que me ha gustado mucho —me sentí identificado con varios aspectos— tanto que me tomé la libertad de traducirlo y hacerle algunas modificaciones, en base a mi experiencia personal, para ustedes.Tus amigos no-científicos no entienden lo que haces.

Cuando te reúnes con tus amigos del colegio o del barrio y empiezan a hablar acerca de sus trabajos, qué es lo que hacen y cuáles han sido los logros más recientes, ellos fácilmente lo pueden resumir en un “he construido una casa/edificio/puente/carretera”, o “he dejado satisfecho a un cliente” (que feo sonó eso xD), o tu amigo abogado dirá “he sacado de la cárcel a un asaltante confeso y encima he logrado que lo indemnicen”, pero cuando te toca a ti ¿qué dirás? “Bueno he curado… uhm, la verdad no he curado, las ratas viven un poco más pero no las he curado, así que he descubierto… no, esa palabra es muy fuerte. La verdad he probado… este… tampoco, las pruebas están …

¿Qué fue del estudio más grande sobre la seguridad de los transgénicos?

La tarde del 11 de noviembre de 2014, en un hotel londinense, se anuncia el lanzamiento de "Factor GMO", el experimento a largo plazo más extenso y detallado jamás realizado sobre un alimento transgénico y su plaguicida asociado.


Con un costo estimado de 25 millones de dólares, el estudio buscaba aportar —con una solidez sin precedentes— valiosa información para permitir a las autoridades reguladoras, los gobiernos y la población general, responder si es seguro el consumo de Organismos Genéticamente Modificados (OGM) o la exposición a su herbicida asociado en condiciones reales.

El experimento —que se llevaría a cabo en un laboratorio secreto en el territorio ruso para evitar cualquier injerencia externa— consistía en someter a 6.000 ratas de laboratorio a diversas dietas basadas en el maíz transgénico NK603 y su herbicida asociado (RoundUp), cuyo principio activo es el glifosato. Es similar al famoso estudio realizado Guilles-Eric Seralini, pero a mayor escala. Solo para re…