Ir al contenido principal

Científicos logran regenerar el tejido muscular cardiaco dañado en ataques al corazón

Los ataques cardiacos son mortales porque los vasos sanguíneos que irrigan al corazón se bloquean, evitando que llegue el preciado oxígeno a éste órgano. Debido a esto, las células del tejido muscular cardiaco (los cardiomiocitos) sufren un daño permanente, incluso pueden llegar a morir. Es algo así como si los estranguláramos.

El problema radica en la carencia de células progenitoras viables —o células madre— en el corazón adulto capaces de regenerar el tejido dañado. Un grupo internacional de investigadores liderados por Nicola Smart y Sveva Bollini del Instituto de Salud Infantil de Londres, han identificado una proteína natural capaz de activar las células madre del corazón de ratones adultos y regenerar los cardiomiocitos para que reparen el daño producido por un ataque cardiaco según reportaron ayer en Nature.

(c) Olson Lab

Lo que hicieron Smart et al. fue demostrar que los corazones de ratones adultos aún conservan las células progenitoras cardiacas —células indiferenciadas que forman los tejidos musculares y de los vasos sanguíneos— en el epicardio (la parte más externa del corazón. Sin embargo, estas células se encuentran inactivas. Ellos pensaron que si se encontraba la forma de reactivarlas se podría regenerar el tejido dañado.

Durante el desarrollo embrionario, las células progenitoras del epicardio son la principal fuente de cardiomiocitos y es el gen Wt1 (gen supresor del Tumor de Wilms 1) el que se expresa durante este proceso, pero que se inactiva cuando el animal llega a ser adulto.

En el 2006, Smart et al. identificaron a la Timosina β4 como una proteína esencial para el desarrollo de los vasos coronarios, el crecimiento del epicardio, la restauración de la pluripotencia y la activación de la diferenciación de los fibroblastos, células del músculo liso y células endoteliales en ratones. Por otro lado,  la Timosina β4 actualmente se encuentra en fase de ensayos clínicos para el tratamiento y prevención de ataques cardiacos, ya que se ha demostrado que ayuda a sobrevivir a los cardiomiocitos y estimula el crecimiento de nuevos vasos sanguíneos.

Por estas razones, los investigadores probaron si la Timosina β4 tenía la capacidad de reactivar el gen Wt1 en ratones adultos. Para ello, Smart et al. inyectaron pequeñas dosis de Timosina β4 en el corazón de un grupo de ratones durante una semana. Luego, los anestesiaron y ataron una de sus arterias para simular un ataque cardiaco.

Normalmente, el corazón adulto responde ante un ataque cardiaco a través de un modesto incremento en la expresión del gen Wt1. Sin embargo, esto no es suficiente como activar la regeneración de los cardiomiocitos. Pero, cuando se analizó los corazones de los ratones tratados con Timosina β4, Smart y sus colaboradores observaron que la expresión del gen Wt1 se activaba tan sólo dos días después del ataque cardiaco inducido, y los niveles fueron lo suficientemente altos como para activar las células progenitoras cardiacas y regenerar el tejido muscular cardiaco.

Los cardiomiocitos empezaban a formarse en el epicardio, pero al cabo de dos semanas, ya se habían infiltrado en la zona dañada. Por otro lado, las imágenes de resonancia magnética mostraron que los corazones de los ratones tratados con Timosina β4 tenían cicatrices más pequeñas y bombeaban mucho más sangre que los corazones de los ratones que no fueron tratados.

Sin embargo, el efecto de la Timosina β4 no es muy eficiente ya que menos del 1% de las células progenitoras cardiacas son transformadas en cardiomiocitos. Por esta razón, los investigadores se encuentran en la búsqueda de nuevas moléculas con efectos más potentes. Por lo pronto, la Timosina β4 ya se encuentra cerca de salir al mercado, sería muy recomendable que gente propensa a ataques cardiacos tomen dosis regulares de este compuesto porque el estudio también mostró que el efecto de la Timosina β4 era mayor si se administrada antes del ataque cardiaco.


Referencias:

Smart, N., et al. De novo cardiomyocytes from within the activated adult heart after injury. Nature [Advance Online Publication] doi:10.1038/nature10188 (2011).

Vía | Nature News & Science NOW.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Fusión y fisión de mitocondrias

Se cree que los procariotas aparecieron en el planeta hace unos 3,500 millones de años, mientras que los eucariotas lo hicieron hace unos 2,000 millones de años. Pero, si los procariotas llevan una ventaja de 1,500 millones de años a los eucariotas, ¿por qué ellos no son los organismos más complejos? La respuesta son las mitocondrias [Les recomiendo leer este artículo publicado en el blog]. Todos conocemos a las mitocondrias, si no las recuerdan, aquí se las presento. Tal vez la imagen que tenemos de ellas es que se encuentran diseminadas por toda la célula, aisladas unas de otras o, a lo mucho, reuniéndose en pequeños grupos. Sin embargo, esto no es así. En realidad, las mitocondrias son unos organelos muy dinámicos, que se encuentran fusionándose y dividiéndose constantemente, pero hasta ahora no se sabe a ciencia cierta que rol cumple este proceso. Axel Kowald de la Universidad Humboldt de Berlín y Tom B. L. Kirkwood de la Universidad de Newcastle han desarrollado una teoría

Algodón rosa

La mayoría de las personas dan por hecho que el algodón es blanco. Lo vemos así en hisopos, rollos y torundas. Sin embargo, existen de diversos colores, especialmente, en Perú. Marrón, crema, pardo, verde, son algunos de ellos. Como esos algodones no se pueden teñir, la industria textil optó por las variedades de fibra blanca. Muestras de algodón de color. Fuente: Ing. Patricia Ocampo. En la actualidad hay una mayor concienciación por los impactos ambientales que generan los productos que consumimos. La ropa es una de ellas. Los tintes empleados generan contaminación de los cuerpos de agua. En ese contexto, los algodones pigmentados adquieren mayor relevancia, aunque la variedad de colores existentes es muy limitada. La naturaleza tiene infinidad de colores. Un claro ejemplo son las flores: amarillas, azules, rosadas, violetas, rojas y más. Cada pigmento es producido por diversas enzimas que catalizan reacciones químicas para que una molécula se convierta en otra. Por ejemplo, la tiros

Ozono por el culo

La insuflación rectal de ozono , que en términos coloquiales es ozono por el culo  ( OxC , de forma abreviada), es una forma de ozonoterapia.  Según sus promotores , esta terapia "es muy potente en cuanto a la eliminación de gérmenes intestinales como virus, bacterias, protozoos, hongos, etc ". Incluso pidieron a la Organización Mundial de la Salud que lo usaran para el tratamiento del Ébola.  Según Ozonomédica , la ozonoterapia, en general, "es una eficaz alternativa en el tratamiento y control de muchas patologías y enfermedades crónicas" que incluso "puede retrasar o evitar la aparición de diabetes, cáncer, artritis, artrosis, entre otras". Paciente recibiendo OxC. Fuente: Ozonoterapia . Sin embargo,  de acuerdo con la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos ( FDA ), el ozono es un gas tóxico sin alguna aplicación médica conocida . Si bien es cierto, el ozono nos protege de la peligrosa radiación ultravi