Ir al contenido principal

Los perros beben de la misma forma que los gatos

Hace algunos meses, científicos del MIT revelaron la forma en que los gatos beben los líquidos. Gracias al uso de cámaras de alta velocidad, pudieron observar que los felinos usan dos principios básicos de la física para poder beber: la adhesión de las moléculas del líquido y la inercia. La parte dorsal de la punta su lengua tiran del líquido hacia arriba, formando una columna ascendente —gracias a la fuerza de adhesión de sus moléculas. La inercia generada en este proceso ayudará a la columna a vencer la fuerza de la gravedad, para así seguir ascendiendo en dirección a su hocico. Finalmente, el gato cierra su boca y captura el líquido.

water_column

Pero, ¿por qué es tan compleja la forma en como beben los líquidos estos animales?

El problema radica en que los gatos —al igual que los perros— no tienen mejillas completas como nosotros, los cerdos o los caballos. Si bien nosotros contamos con nuestras manos para ayudarnos a beber los líquidos; si lo tuviéramos que hacer como si fuéramos una de estas mascotas, a partir de un recipiente horizontal, lo único que tendríamos que hacer es formar una especie de trompita con los labios y empezar a succionar el líquido. Los perros y los gatos no pueden hacer esto, así que se valen de sus lenguas para poder beber.

Muchos investigadores creían que los perros y los gatos tenían formas distintas de beber. Los gatos —como acabamos de explicar— usan la parte dorsal de la punta de sus lenguas para tirar del líquido verticalmente, formando una columna y capturándola al momento de cerrar el hocico. En cambio, los perros deberían usar sus lenguas a manera de cucharas ya que, en muchos de los videos que aparecen en la internet, se observaba que los canes meten su lengua mucho más profundo en el líquido, y luego, parecen enrollarla para capturarlo dentro de ella.

En un artículo que será publicado mañana (25 de Mayo) en Biology Letters, Alfred Crompton y Catherine Musinsky del Museo de Zoología Comparativa de la Universidad de Harvard, descubrieron que los perros usan la misma mecánica de los gatos para beber los líquidos. Esto lo pudieron determinar gracias al uso de cámaras de alta velocidad de rayos X.

dog-drinking

X-ray video of lapping in a dog from AW Crompton on Vimeo.

Como pueden ver en la figura, los perros también son capaces de formar columnas de líquido con sus lenguas, las cuales ascienden hasta sus hocicos y son capturadas al cerrarlo. Pero, el video de rayos X nos da una visión más clara de lo que pasa dentro de la boca.

Primero, la columna de líquido es atrapada y presionada por la lengua contra el paladar, manteniéndolo ahí hasta que la siguiente columna de líquido sea atrapada. Cuando esto ocurre, el agua atrapada entre la lengua y el paladar es empujada hacia dentro, y el espacio dejado por ella es rellenado con la siguiente columna de agua capturada. Este proceso se repite cíclicamente y se necesita de al menos tres lengüetazos para pasar cada columna de agua atrapada.

Drinking_dog2

Al filmar a los gatos usando también la misma técnica, los investigadores vieron que la mecánica era similar en los dos animales. Sin embargo, la única diferencia era que los gatos lo hacían de forma ‘más elegante’, mientras que el perro era más tosco y sucio, sus hocicos muchas veces quedaban empapados de líquido porque sus lenguas las sumergen mucho más profundo.


Referencia:

Crompton & Musinsky. 2011. How dogs lap: ingestion and intraoral transport in Canis familiaris. Biology Letters http://dx.doi.org/10.1098/rsbl.2011.0336

Vía | Not Exactly Rocket Science & Nature News.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Cuatro generaciones de ratas son alimentadas con maíz transgénico y no les pasa nada

En toda conversación o debate sobre transgénicos, no falta alguien que dice que son perjudiciales para la salud. En muchos casos, la preocupación es sincera y con una explicación clara sobre el proceso regulatorio al que son sometidos estos productos para demostrar su inocuidad y seguridad, quedan tranquilos. Pero hay personas que, a pesar de la contundente evidencia sobre la seguridad de los transgénicos para el consumo humano, insisten en que esos estudios no sirven porque no se hacen evaluaciones a largo plazo.
Bueno, un reciente estudio publicado en Journal of Agricultural and Food Chemistry evalúa el efecto del consumo de un maíz transgénico (DBN9936), que posee el gen cry1Ab (resistencia a insectos) y epsps (tolerancia a glifosato), a lo largo de cuatro generaciones (F0, F1, F2 y F3). La finalidad fue ver si el consumo de maíz transgénico provoca algún efecto en la capacidad reproductiva de las ratas o en sus descendientes.
El experimento inició con 180 ratas divididos en tres gru…

¿Qué fue del estudio más grande sobre la seguridad de los transgénicos?

La tarde del 11 de noviembre de 2014, en un hotel londinense, se anuncia el lanzamiento de "Factor GMO", el experimento a largo plazo más extenso y detallado jamás realizado sobre un alimento transgénico y su plaguicida asociado.


Con un costo estimado de 25 millones de dólares, el estudio buscaba aportar —con una solidez sin precedentes— valiosa información para permitir a las autoridades reguladoras, los gobiernos y la población general, responder si es seguro el consumo de Organismos Genéticamente Modificados (OGM) o la exposición a su herbicida asociado en condiciones reales.

El experimento —que se llevaría a cabo en un laboratorio secreto en el territorio ruso para evitar cualquier injerencia externa— consistía en someter a 6.000 ratas de laboratorio a diversas dietas basadas en el maíz transgénico NK603 y su herbicida asociado (RoundUp), cuyo principio activo es el glifosato. Es similar al famoso estudio realizado Guilles-Eric Seralini, pero a mayor escala. Solo para re…

¿Por qué tanto miedo al bromuro de etidio?

El bromuro de etidio (BrEt) es un agente químico muy usado en técnicas de biología molecular para teñir nuestros geles de agarosa y poder apreciar nuestras bandas de ADN; ya sean de los productos de extracción o de PCR. Existen dos formas de teñir los geles: i) remojando el gel de agarosa por 15 minutos en una bandeja con BrEt (0,5 mg/L) después de haber hecho la electroforesis o ii) añadiendo el BrEt directamente al gel al momento de prepararlo. Con la primera evitamos contaminar nuestra cámara de electroforesis con BrEt y con la segunda evitamos exponernos a salpicaduras y otros accidentes que pueden ocurrir al hacer la tinción en bandeja.


Se han dado cuenta que desde que entramos a un laboratorio de biología molecular nos tienen traumados con el BrEt: "¡Cuidado que te salpique!", "¡no lo huelas!", "¡usa tres guantes!", "¡no es por ese lado!", "¡si te cae en la piel te va a dar cáncer y te puedes morir!", entre otras cosas más.

Si b…