Ir al contenido principal

Se confirma que los textiles del hombre de Guitarrero son los más antiguos de Sudamérica

En la Cueva del Guitarrero, ubicado en pleno Callejón de Huaylas (Ancash, Perú), se estableció el primer asentamiento humano de nuestro país, conocidos como los ‘hombres de Guitarrero’, los cuales habitaron esa región hace más de 14,000 años. Un reciente estudio publicado en Current Anthropology demuestra que los textiles y los fragmentos de ropa encontradas en esta cueva son los más antiguos de América del Sur.

alt

Estos restos arqueológicos fueron descubiertos hace unos 30 años, a los cuales se les hizo muchas pruebas de datación usando el Carbono-14. Los restos tenían una antigüedad superior a los 12,000 años, lo que indicaría que sería el primer asentamiento humano que se estableció en el Perú. Sin embargo, hasta ahora no se había determinado la edad de sus textiles, los cuales se creen que son uno de los más antiguos de la región.

El problema radica en que los textiles han sufrido mucho de los embates del clima y la actividad geológica, así como también, de la actividad humana. Por ser hechos con materia orgánica, son muy sensibles al paso de los años, se degradan fácilmente y la datación por radiocarbono suele no ser muy exacta. Es así que la edad de estos textiles se obtiene indirectamente a través de la datación de otros artefactos que se encuentran en la misma zona, tales como, huesos, obsidiana (roca con lo cual se hacían las herramientas primitivas) y carbón. Lamentablemente, estos artefactos no dan resultados muy exactos, dificultando aún mas la determinación de la antigüedad de los textiles.

Investigadores estadounidenses liderados por el arqueólogo Edward Jolie, usaron novedosas técnicas de datación usando el Carbono-14 y un espectrómetro de masas con acelerador de partículas (AMS) para determinar la antigüedad exacta de los textiles. Los resultados de los análisis mostraron que los textiles datan de hace unos 12,100 a 11,080 años.

Los textiles principalmente correspondían a mochilas, canastas, alfombras y cobertores. Estos ítems eran muy comunes en estos pobladores ya que la Cueva del Guitarrero se encuentra en pleno corazón del Callejón de Huaylas, justo frente al nevado del Huascarán (ver imagen). Debido a esto, la región está ubicada a una considerable altura (>2,500 msnm), donde las temperaturas caen considerablemente durante las noches y donde el terreno es agreste que no permite que crezcan plantas comestibles. Así que era necesario elaborar mochilas y canastas para traer las provisiones desde otras regiones, a través de excursiones exploratorias; y también, elaborar alfombras y cobertores para poder abrigarse en las noches frías.

Por ahora, estos textiles son los más antiguos encontrados en Sudamérica. Por otro lado, la presencia de estos ítems (mochilas, canastas, alfombras, etc.) sugiere que dichos asentamientos humanos estuvieron establecidos en esa cueva por varias generaciones, lo que indicaría que las poblaciones humanas empezaron a colonizar los andes, justo después de terminada la era glacial que ocurrió a finales del Pleistoceno.


Referencia:

Jolie, E. A.; et al. Cordage, Textiles, and the Late Pleistocene Peopling of the Andes. Current Anthropology 42(2): 285 – 296. DOI: 10.1086/659336

Vía | LabSpaces.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Ozono por el culo

La insuflación rectal de ozono , que en términos coloquiales es ozono por el culo  ( OxC , de forma abreviada), es una forma de ozonoterapia.  Según sus promotores , esta terapia "es muy potente en cuanto a la eliminación de gérmenes intestinales como virus, bacterias, protozoos, hongos, etc ". Incluso pidieron a la Organización Mundial de la Salud que lo usaran para el tratamiento del Ébola.  Según Ozonomédica , la ozonoterapia, en general, "es una eficaz alternativa en el tratamiento y control de muchas patologías y enfermedades crónicas" que incluso "puede retrasar o evitar la aparición de diabetes, cáncer, artritis, artrosis, entre otras". Paciente recibiendo OxC. Fuente: Ozonoterapia . Sin embargo,  de acuerdo con la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos ( FDA ), el ozono es un gas tóxico sin alguna aplicación médica conocida . Si bien es cierto, el ozono nos protege de la peligrosa radiación ultravi

La citometría de masas, una novedosa técnica para estudiar las células individualmente

Los citómetros de flujo han sido una herramienta fundamental en el descubrimiento y caracterización de los diferentes tipos de células que conforman el sistema inmune. Esta técnica es tan poderosa que permite analizar más 10 parámetros simultáneamente, gracias al uso de anticuerpos marcados con moléculas fluorescentes. Sin embargo, la citometría de flujo parece haber llegado a su límite tecnológico, ya que cuando se pretende analizar más de 10 parámetros a la vez, la superposición de los espectros luminosos dificulta el análisis de los datos. Un grupo de investigadores norteamericanos y canadienses han mejorado la técnica gracias al uso de los principios de la espectrometría de masas según reportaron ayer en Science . De manera sencilla, la citometría de flujo consiste en el paso de una suspensión celular a través de un láser. Para que las células puedan ser detectadas y diferenciadas unas de otras, son marcadas con moléculas fluorescentes que se excitan cuando el rayo láser inci

¿Por qué tanto miedo al bromuro de etidio?

El bromuro de etidio (BrEt) es un agente químico muy usado en técnicas de biología molecular para teñir nuestros geles de agarosa y poder apreciar nuestras bandas de ADN; ya sean de los productos de extracción o de PCR. Existen dos formas de teñir los geles: i) remojando el gel de agarosa por 15 minutos en una bandeja con BrEt (0,5 mg/L) después de haber hecho la electroforesis o ii) añadiendo el BrEt directamente al gel al momento de prepararlo. Con la primera evitamos contaminar nuestra cámara de electroforesis con BrEt y con la segunda evitamos exponernos a salpicaduras y otros accidentes que pueden ocurrir al hacer la tinción en bandeja. Se han dado cuenta que desde que entramos a un laboratorio de biología molecular nos tienen traumados con el BrEt: "¡Cuidado que te salpique!", "¡no lo huelas!", "¡usa tres guantes!", "¡no es por ese lado!", "¡si te cae en la piel te va a dar cáncer y te puedes morir!", entre otras cosas más.