Ir al contenido principal

Niveles de ciertos aminoácidos en sangre podrían predecir si desarrollarás diabetes

La diabetes es una de las enfermedades metabólicas más comunes en el mundo, la cual afecta a más de 200 millones de personas. Uno puede tener diabetes pero no se dará cuenta de ellos hasta tener los síntomas, que se pueden dar recién a una edad avanzada, por esta razón es necesario tener un método de diagnóstico preventivo  prematuro para poder hacer frente a la enfermedad antes que los síntomas se manifiesten. Un artículo publicado hoy en Nature Medicine nos muestra un potencial método de diagnóstico preventivo basado en los niveles de cinco aminoácidos en sangre.

La diabetes es una enfermedad metabólica que se caracteriza por la incapacidad de las células de tomar la glucosa de la sangre debido a la insensibilidad o ausencia de insulina —la hormona responsable de este proceso. Este trastorno metabólico se debe a que no hay producción de insulina debido a que los linfocitos T destruyen a las células que producen la hormona (células β de los Islotes de Langerhans del páncreas) o a que los receptores de insulina en las células se encuentran dañados. Dependiendo de la causa será el tipo de diabetes.

Actualmente, se usan dos indicadores para predecir el riesgo de desarrollar diabetes en las personas. Uno es el índice de masa corporal (IMC), y el otro es la cuantificación de niveles de glucosa en ayunas  o la prueba de tolerancia a la glucosa. Lamentablemente, estos exámenes sólo son eficientes cuando son realizados muy cercana a la fecha de  inicio del desarrollo de la diabetes, así que no sirve para hacer un diagnóstico prematuro, algo que es crucial para que el tratamiento funcione adecuadamente.

Ahora, gracias al desarrollo de las técnicas analíticas de alta eficiencia, se puede realizar un perfil metabólico completo en cuestión de horas. Usando estas técnicas podemos estudiar los niveles de determinados sustratos y productos de las reacciones metabólicas al mismo tiempo, y ver si los niveles de algunos de ellos se encuentran más altos o más bajos que los normales, los cuales podrían ser usados como indicadores de algún problema metabólico.

El Dr. Thomas J. Wang y colaboradores de la Escuela de Medicina de Harvard fueron al Estudio de Descendencia Framingham, un programa a largo plazo que se inició en los años 1940’s y que buscaba identificar factores comunes o características que contribuyen a las enfermedades cardiovasculares. En este lugar se encontraban almacenadas las muestras de sangre de todas las personas que formaron parte del estudio. Wang et al. seleccionaron a 2,422 personas no diabéticas (según los resultados de sus exámenes de sangre realizados entre 1991 y 1995). De todos ellos, 201 desarrollaron la diabetes en los 12 años posteriores a dichos exámenes. Wang tomó las muestras de sangre almacenadas de estos pacientes y las analizó usando el HPLC-MS (la cromatografía líquida de alta eficiencia acoplada a la espectrometría de masas) para identificar metabolitos asociados al desarrollo de la diabetes.

Los resultados mostraron que cinco aminoácidos: tres ramificados (isoleucina, leucina y valina) y dos aromáticos (tirosina y fenilalanina) se encontraban en niveles superiores a los normales, a pesar que los pacientes no presentaran hiperglucemia (elevados niveles de glucosa en sangre) y el valor del IMC era normal. Los niveles de estos aminoácidos se encontraban elevados hasta 12 años antes de desarrollar la diabetes y el riesgo de tener diabetes fue 4 veces mayor en aquellas personas que tenían esta condición.

diabetes

Una de las explicaciones es que ciertos aminoácidos, particularmente los aminoácidos ramificados, son moduladores de la secreción de insulina y tienen la capacidad de alterar su mecanismo de señalización en el músculo esquelético, provocando una resistencia a ella, la cual es una característica de la diabetes tipo II. Así que la hiperaminoacidemia se posiciona como un buen indicador prematuro de la diabetes.

Si bien existen ciertos marcadores genéticos de la diabetes asociados a polimorfismos (diferencias en uno o más nucleótidos), su capacidad de predecir el riesgo de desarrollo de diabetes varía entre un 5 y 37% a diferencia de la hiperaminoacidemia, la cual tienen una eficiencia que varía entre el 60 y 100%. De los cinco aminoácidos, la presencia en altos niveles de por lo menos tres de ellos son los que permiten hacer un diagnóstico prematuro de la diabetes.

Sin dudas es un gran avance en el diagnóstico prematuro de la enfermedad, pero, lamentablemente, la técnica usada en este trabajo es sumamente costosa que lo haría inviable para usarlo como prueba rutinaria en los hospitales. Por suerte, con el paso de los años, los precios van cayendo considerablemente dando una luz de esperanza para el uso de la metabolómica para el estudio y diagnóstico de otras enfermedades metabólicas.


Referencia:

ResearchBlogging.orgWang, T., Larson, M., Vasan, R., Cheng, S., Rhee, E., McCabe, E., Lewis, G., Fox, C., Jacques, P., Fernandez, C., O'Donnell, C., Carr, S., Mootha, V., Florez, J., Souza, A., Melander, O., Clish, C., & Gerszten, R. (2011). Metabolite profiles and the risk of developing diabetes Nature Medicine DOI: 10.1038/nm.2307

Comentarios

Entradas más populares de este blog

¿Qué fue del estudio más grande sobre la seguridad de los transgénicos?

La tarde del 11 de noviembre de 2014, en un hotel londinense, se anuncia el lanzamiento de "Factor GMO", el experimento a largo plazo más extenso y detallado jamás realizado sobre un alimento transgénico y su plaguicida asociado.


Con un costo estimado de 25 millones de dólares, el estudio buscaba aportar —con una solidez sin precedentes— valiosa información para permitir a las autoridades reguladoras, los gobiernos y la población general, responder si es seguro el consumo de Organismos Genéticamente Modificados (OGM) o la exposición a su herbicida asociado en condiciones reales.

El experimento —que se llevaría a cabo en un laboratorio secreto en el territorio ruso para evitar cualquier injerencia externa— consistía en someter a 6.000 ratas de laboratorio a diversas dietas basadas en el maíz transgénico NK603 y su herbicida asociado (RoundUp), cuyo principio activo es el glifosato. Es similar al famoso estudio realizado Guilles-Eric Seralini, pero a mayor escala. Solo para re…

¿Por qué tanto miedo al bromuro de etidio?

El bromuro de etidio (BrEt) es un agente químico muy usado en técnicas de biología molecular para teñir nuestros geles de agarosa y poder apreciar nuestras bandas de ADN; ya sean de los productos de extracción o de PCR. Existen dos formas de teñir los geles: i) remojando el gel de agarosa por 15 minutos en una bandeja con BrEt (0,5 mg/L) después de haber hecho la electroforesis o ii) añadiendo el BrEt directamente al gel al momento de prepararlo. Con la primera evitamos contaminar nuestra cámara de electroforesis con BrEt y con la segunda evitamos exponernos a salpicaduras y otros accidentes que pueden ocurrir al hacer la tinción en bandeja.


Se han dado cuenta que desde que entramos a un laboratorio de biología molecular nos tienen traumados con el BrEt: "¡Cuidado que te salpique!", "¡no lo huelas!", "¡usa tres guantes!", "¡no es por ese lado!", "¡si te cae en la piel te va a dar cáncer y te puedes morir!", entre otras cosas más.

Si b…

TOP 10: Las peores cosas de trabajar en un laboratorio

Encontré este interesante artículo publicado en Science Careers. La verdad es que me ha gustado mucho —me sentí identificado con varios aspectos— tanto que me tomé la libertad de traducirlo y hacerle algunas modificaciones, en base a mi experiencia personal, para ustedes.Tus amigos no-científicos no entienden lo que haces.

Cuando te reúnes con tus amigos del colegio o del barrio y empiezan a hablar acerca de sus trabajos, qué es lo que hacen y cuáles han sido los logros más recientes, ellos fácilmente lo pueden resumir en un “he construido una casa/edificio/puente/carretera”, o “he dejado satisfecho a un cliente” (que feo sonó eso xD), o tu amigo abogado dirá “he sacado de la cárcel a un asaltante confeso y encima he logrado que lo indemnicen”, pero cuando te toca a ti ¿qué dirás? “Bueno he curado… uhm, la verdad no he curado, las ratas viven un poco más pero no las he curado, así que he descubierto… no, esa palabra es muy fuerte. La verdad he probado… este… tampoco, las pruebas están …