Ir al contenido principal

Se confirma que Lucy andaba en dos pies

Lucy (Australopithecus afarensis) fue un homínido que vivió hace al menos 3.2 millones de años, unos 3 millones de años después de que los humanos y los chimpancés —nuestros parientes más cercanos— compartieran el mismo ancestro común, convirtiéndola en el fósil más antiguo de nuestra línea evolutiva. Sin embargo, cuando Donald Johanson descubrió el esqueleto de Lucy en 1974, éste no estaba completo, le faltaban algunos huesos claves para determinar si fue o no el primer bípedo terrestre, uno de los principales hitos de nuestra evolución.

Desde su descubrimiento, se ha debatido mucho acerca si Lucy fue o no bípeda. Como pueden ver en el diagrama, al esqueleto le faltan justo los huesos de los pies, así que todas las suposiciones acerca de su bipedismo fueron obtenidas en base a los huesos de la columna y la pelvis. De confirmarse que Lucy andaba en dos pies, indicaría que esta adaptación ocurrió muy temprano en nuestra evolución —mucho antes de que nuestros cerebros empezaran a volverse más grandes— y que el bipedismo fue clave para el desarrollo de nuestra inteligencia.

Los huesos del pie son los únicos que pueden indicar si Lucy andaba erguida como los humanos modernos o pasaba la mayor parte del tiempo en lo árboles como los chimpancés. Una de las adaptaciones claves para que los humanos puedan caminar en dos pies es el arco longitudinal del pie. Gracias al descubrimiento de fósiles del cuarto metatarsiano de A. afarensis, que datan también de hace 3.2 millones de años, científicos norteamericanos liderados por el Dr. Carol V. Ward pudieron demostrar que Lucy andaba erguida según reportaron el viernes en Science.

Lucy_metatarsal

Los investigadores del presente estudio han analizado los fósiles recolectados durante 15 años de al menos 35 A. afarensis, enfocándose principalmente en el cuarto metatarsiano. Los metatarsianos son los encargados de unir los dedos con el resto del pie y se ha demostrado que el cuarto metatarsiano varía entre los primates trepadores de árboles y los que caminan en dos pies. En A. afarensis este hueso se parece más al de los humanos que al de los chimpancés.

Lucy_metatarsal1En el chimpancé, el extremo proximal del cuarto metatarsiano se encuentra plano contra el suelo, haciendo que la parte media del pie sea móvil. Esta característica le da una gran flexibilidad a sus pies permitiéndoles trepar con facilidad la rama de los árboles. En los humanos, el cuarto metatarsiano es diferente, se encuentra retorcido a lo largo de su eje y el extremo proximal se encuentra elevado con respecto al suelo formando un arco de adelante hacia atrás y de lado a lado. Esta característica no nos permite ‘agarrar’ con los pies pero si nos permite usarlo como una palanca para despegarnos del suelo y, a su vez, amortiguar los golpes al caminar o correr.

Estas mismas características son compartidas por A. afarensis lo que sugiere que Lucy si pudo andar en dos pies. Sin embargo, hay muchos científicos que permanecen escépticos ya que otros huesos del cuerpo aún siguen siendo similares al de los primates arborícolas, tales como los hombros y parte de la columna. Los investigadores de este estudio creen que esta es la evidencia más sólida de que Lucy andaba en dos pies, tal vez no caminaría tan erguida como nosotros, pero que era bípeda es casi un hecho.

Aquí les pongo algunas imágenes del estudio donde se muestra la gran similaridad del cuarto metatarsiano de A. afarensis  (AL 333-160) con el de los humanos (H. sapiens). Como se puede ver en la figura, los huesos del chimpancé y del gorila son más planos y se encuentran perfectamente alineados al centro, facilitándoles el movimiento a manera de una mano, para así poder trepar los árboles.

Lucy_metatarsal2

Referencia:

Ward, C. V., Kimbel, W. H. & Johanson, D. C. (2011). Complete Fourth Metatarsal and Arches in the Foot of Australopithecus afarensis. Science 331, 750-753. DOI: 10.1126/science.1201463

Vía | Nature News & Science News.

Imagen | BBCX365.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

15 años más de moratoria a los transgénicos

Ese es el nuevo proyecto de ley (PL 05622/2020-CR) presentado el pasado 25 de junio por el congresista Rolando Campos Villalobos de Acción Popular, el cual tiene por único objetivo ampliar por quince años la moratoria a los transgénicos establecida por la Ley N.º 29811, que vence en diciembre del próximo año. 

Para aclarar, la moratoria sólo se aplica a la liberación al ambiente, es decir, los cultivos transgénicos. Los importados para la alimentación humana o de animales (por ejemplo, el maíz amarillo duro y la soya), no están restringidos ni regulados hasta que se apruebe el RISBA. Tampoco se prohíbe la investigación con transgénicos, pero solo si se realiza en espacios confinados como laboratorios o invernaderos. ¿Cuál es el sustento para ampliar la moratoria?Para saberlo, analicemos la exposición de motivos. Ley de moratoria se sustenta en la necesidad de preservar el ambiente equilibrado del país, dado que existe una incertidumbre sobre los impactos que pueden producir los transgéni…

Los huevos verdes

[Artículo publicado originalmente el 16 de abril de 2014 en Expresión Genética del diario El Comercio]
No me refiero a los de Shrek ni los de Hulk...
Hace unos años visité la localidad de Huancapallac, en el departamento de Huánuco, y participé del Muhu Raymi (Fiesta de las Semillas). En esta feria, agricultores de diferentes lugares del país exhiben su gran agrobiodiversidad. Mientras paseaba por los puestos de cada uno de ellos, vi algo que llamó mi atención: huevos de color verde.

Si bien los huevos pueden adquirir diferentes colores, dependiendo de la especie a la que correspondan, todos los huevos de gallina que encontramos en los mercados son blancos o morenos (color piel). Sin embargo, al menos tres razas de gallinas ponen huevos verdes y azulados: la Araucana de Chile y los Dongxiang y Lushi de China. Esta coloración se debe a un pigmento llamado biliverdina.
La biliverdina se genera a partir de la degradación de la hemoglobina —molécula que da el característico color rojo a la sa…

El asesino en serie de los anfibios bajo la mira

Los anfibios del mundo están viviendo un verdadero apocalipsis. Poblaciones enteras están siendo diezmadas. Algunas especies se han extinto y otras están seriamente amenazadas. Y, como en una verdadera película de terror, un patógeno es el responsable, posiblemente, el peor de toda la historia en cuanto a su impacto sobre la biodiversidad. Su nombre, Batrachochytrium dendrobatidis (de cariño Bd). ¿Dónde y cuando apareció este asesino? ¿Cómo se propaga? Son algunas de las interrogantes que pretende resolver un estudio publicado en Science la semana pasada.

Bd es un hongo que ataca directamente la piel de los anfibios (que es por donde estos animales respiran, intercambian electrolitos y regulan el pH), alimentándose de las proteínas que la componen. La piel alrededor de las articulaciones se hace trizas y se desprende hasta que pierden el equilibrio homeostático del cual no pueden recuperarse. Al cabo de unos días, mueren de un ataque cardiaco.

Este problema fue detectado por primera v…