Ir al contenido principal

La comunicación científica debe empezar por los mismos científicos

Muchas veces me he quejado por la falta de periodismo científico en mi país, las consecuencias que trae, algunas de las posibles causas, pero me he quedado corto en sugerir algún tipo de solución a este problema. Un articulo publicado en SciDev me ha ayudado a entender otra parte del problema y como poder solucionarlo. Les iré citando las ideas más adelante.

Resulta que los científicos sólo publican los resultados de sus investigaciones en revistas especializadas, pero no le han dado mucha importancia en comunicar los mismos resultados al público en general, quienes también tienen derecho a saberlo. Claro, los científicos no están obligados a hacerlo, pero si sus trabajos son financiados con dinero que el gobierno recauda a la población a través de los impuestos, estarían “moralmente” obligados a hacerlo.

Que los mismos científicos comuniquen sus resultados evitaría las falacias cometidas por los periodistas por falta de un conocimiento profundo sobre el tema. A los periodistas no se les enseña genética, mecánica cuántica o técnicas espectrométricas en su formación profesional; sin embargo, si se les enseña a tener un pensamiento crítico sobre el tema, a ser imparciales y a tener la facilidad de llegar al público en general.

Un científico hablará mil maravillas sobre su investigación, los usos potenciales que se le pueden dar y la necesidad de seguir investigando en el tema; pero un periodista mantendrá un perfil imparcial, lo relacionará con la coyuntura política y social del país, la viabilidad de las aplicaciones futuras y la importancia que puede tener para nosotros. Pero, para que ello suceda, el científico debe proporcionarle todas las facilidades y un resumen bastante entendible, con información adicional sobre su tema de investigación, para que así el periodista de una noticia mucho más acertada.

“…los científicos no deben presentar exclusivamente sus resultados, sino además deben estar preparados para considerar las necesidades y opiniones del público.”

“…una efectiva comunicación sugiere que los científicos deben ser realistas al estimar la importancia, las implicaciones y el impacto de la investigación, y deben evitar tanto el alarmismo como la complacencia cuando comenten sobre emergencias públicas.”

No muchos científicos tienen una facilidad innata para comunicar sus resultados de manera sencilla y amigable. Pero, tampoco significa que para asumir la responsabilidad de comunicar la investigación científica es necesario que el investigador se vuelva un experto comunicador, aunque sí debería llevar cursos para aprender a hacerlo. La comunicación científica es parte importante del proceso de investigación.

Una solución sería que las instituciones donde se llevan a cabo las investigaciones exijan a sus científicos a elaborar pequeños comunicados de prensa y un resumen del trabajo que pueda ser difundido por los medios de comunicación. Todas las universidades y centros de investigación cuentan con un área de relaciones públicas, la cual está obligada a mostrar este tipo de notas, pero muy pocos la aprovechan, se conforman sólo con que su trabajo figure en una revista de impacto y sea leído por unas cuantas decenas de especialistas en el tema. Al científico le cuesta mucho despojarse de sus jergas científicas, creen que cuanto menos gente entiende de lo que hablan son más inteligentes y conocedores del tema.

“Es importante que las instituciones científicas se comprometan política y financieramente en el logro de una comunicación efectiva, lo que va desde montar un equipo profesional de comunicaciones, hasta facilitar la relación entre los investigadores y los medios de comunicación, e incluso ofrecer incentivos profesionales para animar a que los científicos comuniquen.”

Muchos investigadores y científicos del mundo cambiaron sus mandiles, guantes y equipos de laboratorio por lapiceros, papeles y laptops para dedicarse a la comunicación científica. El trabajo que hacen es tan valioso como el que hace el investigador. Traducir un artículo científico sumamente especializado, lleno de terminologías complejas, y datos estadísticos, a un artículo que sea digerible para cualquier mortal es un trabajo sumamente difícil, y sólo lo puede hacer alguien que conoce sobre el tema, y que también ha estado involucrado en un trabajo de investigación similar antes de volverse comunicador. Es así que los principales comunicadores científicos de las principales revistas como Nature, Science, The Scientist, etc. son personas con doctorados en una determinada área de la ciencia, y sólo escriben sobre esa área porque es la que conocen y dominan a la perfección.

Pero, en un país como el nuestro, donde el científico no es muy bien remunerado y tiene que hacer lo imposible para conseguir financiamiento, la verá “más negra” aún aquel científico que se ha vuelto comunicador. ¿Como solucionarlo?

“Los médicos recién graduados prometen cumplir con el juramento hipocrático, comprometiéndose a actuar buscando lo mejor para sus pacientes. ¿Sería ir demasiado lejos pedirle a los científicos recién egresados hacer un compromiso similar para actuar en el mejor interés de la sociedad? Este es un criterio difícil de predecir o incluso de definir. Y la libertad de la ciencia, al igual que la libertad de expresión de los científicos, debe ser respetada ineluctablemente.

Conseguir de alguna manera el compromiso con la comunicación por parte de los científicos sería un importante paso hacia adelante.”

Los recursos en tiempo y dinero deben ir a la motivación del investigador, pero también a la formación de profesionales independientes en comunicación científica. Es la receta ganadora.

Vía The Knight Science Journalism Tracker.

Comentarios

  1. comunicador faby27/1/12 01:06

    estoy muy interesado en la investigacion cientifica, de hecho voy a estudiar comunicador cientifico, asi para que todo esta informacion que recaude en estas lineas sea posible. estoy totalmente de acuerdo con usted, no es para todos el trabajo de interprete pero, si se puede aprender a ser un buen comunicador. con conceptos imparciales del mmismo ..ygual pienso
    que la realidad es tirar un buen mensaje al margen de todo, si hay que ponerle una pisca de esperanza a las malas noticias , lo colateral se puede oviar...

    ResponderBorrar

Publicar un comentario

Se respetuoso con tus comentarios y críticas. Cualquier comentario ofensivo será eliminado.

Entradas más populares de este blog

¿Qué fue del estudio más grande sobre la seguridad de los transgénicos?

La tarde del 11 de noviembre de 2014, en un hotel londinense, se anuncia el lanzamiento de "Factor GMO", el experimento a largo plazo más extenso y detallado jamás realizado sobre un alimento transgénico y su plaguicida asociado.


Con un costo estimado de 25 millones de dólares, el estudio buscaba aportar —con una solidez sin precedentes— valiosa información para permitir a las autoridades reguladoras, los gobiernos y la población general, responder si es seguro el consumo de Organismos Genéticamente Modificados (OGM) o la exposición a su herbicida asociado en condiciones reales.

El experimento —que se llevaría a cabo en un laboratorio secreto en el territorio ruso para evitar cualquier injerencia externa— consistía en someter a 6.000 ratas de laboratorio a diversas dietas basadas en el maíz transgénico NK603 y su herbicida asociado (RoundUp), cuyo principio activo es el glifosato. Es similar al famoso estudio realizado Guilles-Eric Seralini, pero a mayor escala. Solo para re…

¿Por qué tanto miedo al bromuro de etidio?

El bromuro de etidio (BrEt) es un agente químico muy usado en técnicas de biología molecular para teñir nuestros geles de agarosa y poder apreciar nuestras bandas de ADN; ya sean de los productos de extracción o de PCR. Existen dos formas de teñir los geles: i) remojando el gel de agarosa por 15 minutos en una bandeja con BrEt (0,5 mg/L) después de haber hecho la electroforesis o ii) añadiendo el BrEt directamente al gel al momento de prepararlo. Con la primera evitamos contaminar nuestra cámara de electroforesis con BrEt y con la segunda evitamos exponernos a salpicaduras y otros accidentes que pueden ocurrir al hacer la tinción en bandeja.


Se han dado cuenta que desde que entramos a un laboratorio de biología molecular nos tienen traumados con el BrEt: "¡Cuidado que te salpique!", "¡no lo huelas!", "¡usa tres guantes!", "¡no es por ese lado!", "¡si te cae en la piel te va a dar cáncer y te puedes morir!", entre otras cosas más.

Si b…

Se viene el etiquetado de los transgénicos…

Al parecer todo ya está listo para el etiquetado de los productos de origen transgénico ya que está próximo a ser aprobado el Código de Consumo que tiene un artículo denominado “Información sobre los productos", sin embargo hay bastante desconocimiento de lo que significa esto, o más aún, lo que es un transgénico.De manera sencilla un transgénico es un organismo vivo (animal, planta, bacteria, etc.) a la cual se le ha introducido un determinado gen correspondiente a otra especie diferente. Por ejemplo. Un maíz transgénico será un maíz al cual se le ha introducido un gen de una bacteria para que pueda expresar una proteína capaz de matar al insecto que se coma sus hojas, de esta manera, el maíz se vuelve resistente a los insectos o plagas. Existe una gran variedad de plantas transgénicas. Por ejemplo, casi toda la soya del mundo es transgénica, así que los derivados de la soya transgénica serán los productos transgénicos, los cuales tendrán que ser etiquetados. Pero, casi todos lo…