Ir al contenido principal

Se identifica un nuevo homínido diferente a los humanos y a los Neandertales

Recordemos un poco. En el mes de marzo les hablé acerca de unos fósiles encontrados en la cueva de Denisova, ubicada en las montañas Altai en Rusia, al cual le secuenciaron su ADN mitocondrial para determinar a qué especie de homínido correspondía y que los investigadores se dieron con la sorpresa que no se trataba ni de un Homo sapiens ni de un Neandertal. En aquel entonces, los investigadores liderados por el reconocido experto en ADN ancestral Svante Pääbo presumieron que se trataba de un nuevo homínido totalmente desconocido por la ciencia. El día de hoy esta duda fue resuelta gracias al análisis del ADN nuclear extraído de un hueso del dedo.

Los resultados —publicados ayer en la revista Nature— indican que se trata de un homínido con una línea evolutiva diferente al de los humanos y los Neandertales, ya que al comparar sus genomas, se observó una gran diferencia entre ellos. Sin embargo, al comparar el genoma del homínido de Denisova con el genoma de poblaciones humanas actuales, encontraron una gran similaridad de mutaciones con los melanesios de las islas de Papúa y Guinea y de Bougainville. Además, debido a estas similaridades, los investigadores estiman que entre el 4% y el 6% del genoma de los melanesios fue heredado de éste homínido.

denisova

Por otro lado, las estimaciones evolutivas revelan que los Neandertales y los homínidos de Denisova divergieron hace unos 640,000 años, mientras que ellos con los africanos divergieron hace 804,000 años. Por esta razón, se considera a los Neandertales y al homínido de Denisova como grupos hermanos.

También debemos recordar que por esas épocas las migraciones y la expansión de territorios eran cosas muy comunes. La primera ocurrió poco después de que los humanos modernos dejarán África hace unos 50,000 a 60,000 años atrás, donde pudo haberse dado la mezcla entre algunas poblaciones humanas con las poblaciones de Neandertales. Hay investigadores que creen que eran los machos humanos quienes buscaban a las hembras Neandertales, por ser mucho más voluptuosas y tener una mejor contextura física.

Ahora se sabe que, por esas épocas, también existía otras poblaciones de homínidos diferentes en Eurasia, los cuales se mezclaron sólo con algunas poblaciones humanas que más tarde migraron y colonizaron la Melanesia, hace unos 45,000 años. Los investigadores también encontraron mezcla entre los homínidos de Denisova con los Neandertales.

image

Sin embargo, los homínidos de Denisova no contribuyeron con genes de manera detectable con los humanos de Eurasia, quienes si tienen cantidades significativas de ADN de los Neandertales, a pesar que se encontraban geográficamente más cercanos a ellos que a los melanesios. Esto sugiere quela mezcla entre los homínidos de Denisova y los Nenadertales se dio antes que los Neandertales se mezclaran con los humanos de Eurasia. Tampoco encontraron una contribución significativa de ADN de los homínidos de Denisova en las poblaciones de China y Mongolia, así que es muy probable que la mezcla con los ancestros de los melanesios se dio al sur del continente asiático.

Para concluir, hasta ahora tenemos tres tipos de homínidos diferentes que vivieron de manera contemporánea con los humanos modernos, los cuales son: los Neandertales, el Homo floresiensis (descubierto en el 2004) y el homínido de Denisova. Así que la evolución y migración de las poblaciones humanas, no es tan fácil como antes se creía.

Referencias:

Reich, D et al. (2010). Genetic history of an archaic hominin group from Denisova Cave in Siberia. Nature. 468: 1053–1060. doi: 10.1038/nature09710

Bustamante, CD & Henn, BM. (2010). Human origins: Shadows of early migrations. Nature. 468: 1044–1045. doi: 10.1038/4681044a

Vía Nature News & Science News.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Los huevos verdes

[Artículo publicado originalmente el 16 de abril de 2014 en Expresión Genética del diario El Comercio]
No me refiero a los de Shrek ni los de Hulk...
Hace unos años visité la localidad de Huancapallac, en el departamento de Huánuco, y participé del Muhu Raymi (Fiesta de las Semillas). En esta feria, agricultores de diferentes lugares del país exhiben su gran agrobiodiversidad. Mientras paseaba por los puestos de cada uno de ellos, vi algo que llamó mi atención: huevos de color verde.

Si bien los huevos pueden adquirir diferentes colores, dependiendo de la especie a la que correspondan, todos los huevos de gallina que encontramos en los mercados son blancos o morenos (color piel). Sin embargo, al menos tres razas de gallinas ponen huevos verdes y azulados: la Araucana de Chile y los Dongxiang y Lushi de China. Esta coloración se debe a un pigmento llamado biliverdina.
La biliverdina se genera a partir de la degradación de la hemoglobina —molécula que da el característico color rojo a la sa…

El asesino en serie de los anfibios bajo la mira

Los anfibios del mundo están viviendo un verdadero apocalipsis. Poblaciones enteras están siendo diezmadas. Algunas especies se han extinto y otras están seriamente amenazadas. Y, como en una verdadera película de terror, un patógeno es el responsable, posiblemente, el peor de toda la historia en cuanto a su impacto sobre la biodiversidad. Su nombre, Batrachochytrium dendrobatidis (de cariño Bd). ¿Dónde y cuando apareció este asesino? ¿Cómo se propaga? Son algunas de las interrogantes que pretende resolver un estudio publicado en Science la semana pasada.

Bd es un hongo que ataca directamente la piel de los anfibios (que es por donde estos animales respiran, intercambian electrolitos y regulan el pH), alimentándose de las proteínas que la componen. La piel alrededor de las articulaciones se hace trizas y se desprende hasta que pierden el equilibrio homeostático del cual no pueden recuperarse. Al cabo de unos días, mueren de un ataque cardiaco.

Este problema fue detectado por primera v…

¿Qué fue del estudio más grande sobre la seguridad de los transgénicos?

La tarde del 11 de noviembre de 2014, en un hotel londinense, se anuncia el lanzamiento de "Factor GMO", el experimento a largo plazo más extenso y detallado jamás realizado sobre un alimento transgénico y su plaguicida asociado.


Con un costo estimado de 25 millones de dólares, el estudio buscaba aportar —con una solidez sin precedentes— valiosa información para permitir a las autoridades reguladoras, los gobiernos y la población general, responder si es seguro el consumo de Organismos Genéticamente Modificados (OGM) o la exposición a su herbicida asociado en condiciones reales.

El experimento —que se llevaría a cabo en un laboratorio secreto en el territorio ruso para evitar cualquier injerencia externa— consistía en someter a 6.000 ratas de laboratorio a diversas dietas basadas en el maíz transgénico NK603 y su herbicida asociado (RoundUp), cuyo principio activo es el glifosato. Es similar al famoso estudio realizado Guilles-Eric Seralini, pero a mayor escala. Solo para re…