Ir al contenido principal

Las chimpancés podrían jugar a las muñecas

Los chimpancés son perturbadoramente similares a nosotros, en todo sentido, desde su material genético con el que compartimos un poco más del 98% hasta las formas como actúan, los gestos que expresan y hasta en algunos comportamientos sociales. Sin embargo, nuestras líneas evolutivas divergieron hace más de 4 millones de años.

A todas estas características similares ahora se suma que también usan un palo como si fuera una muñeca, según reportaron investigadores norteamericanos en la revista Current Biology. Las observaciones — que tuvieron lugar en las junglas del Parque Nacional de Kibale en Uganda — fueron hechas por más de 13 años (1993 – 2006), y representan miles de horas de seguir a los chimpancés, desde el amanecer hasta el anochecer, registrando como las chimpancés jóvenes adoptan el palo como si fuera una muñeca.

chimpance

Durante los años de investigación se registró el uso de los palos de cuatro maneras diferentes: como herramientas para investigar si determinados huecos tenían miel o agua, para agredir a otro chimpancé o a algún depredador al usarlo como armas, para jugar con ellos, y en un comportamiento denominado “adopción del palo”; siendo éste último la forma más usada de los palos (más de la tercera parte de las veces registradas).

Los seis palos colectados tenían una longitud y peso promedio de 36cm y 112gr, respectivamente. Estos palos eran cargados principalmente entre el abdomen y el muslo, durante un tiempo que iba desde un minuto y las cuatro horas, ya sea mientras caminaban, descansaban, trepaban, comían o dormían. Según las observaciones, este comportamiento era más frecuente en los chimpancés hembras jóvenes; a diferencia del uso de los palos como armas, que era más frecuente en los machos adolescentes y adultos.

Este comportamiento sugiere que las chimpancés juveniles hembras se preparan de cierta manera para cuando tengan que cuidar a sus crías, como si estuvieran jugando a las mamás, tal como lo hacen las niñas cuando juegan con sus muñecas. Además, hay una observación que da fuerza a esta hipótesis, y es que las chimpancés que dan a luz a su primera cría dejan de tener este comportamiento.

Los investigadores sugieren que este comportamiento se podría deber a la estrecha relación evolutiva entre los chimpancés y el hombre, ya que este mismo comportamiento se observa en las niñas. Sin embargo, este comportamiento no ha sido reportado antes en la naturaleza, por ahora los chimpancés de Kibale son los únicos con este tipo de comportamiento. Tampoco se podría afirmar que este comportamiento se asemeja al de los humanos ya que podría tratarse de una convergencia cultural: dos especies diferentes podrían desarrollar el mismo comportamiento de manera independiente.

Referencias:

Kahlenberg, SM & Wrangham, RW. (2010). Sex differences in chimpanzees' use of sticks as play objects resemble those of children. Current Biology. 20(24): R1067-R1068. doi:10.1016/j.cub.2010.11.024

Vía Science Now & Wired Science.

Comentarios

Publicar un comentario

Se respetuoso con tus comentarios y críticas. Cualquier comentario ofensivo será eliminado.

Entradas más populares de este blog

¿Qué fue del estudio más grande sobre la seguridad de los transgénicos?

La tarde del 11 de noviembre de 2014, en un hotel londinense, se anuncia el lanzamiento de " Factor GMO ", el experimento a largo plazo más extenso y detallado jamás realizado sobre un alimento transgénico y su plaguicida asociado. Con un costo estimado de 25 millones de dólares , el estudio buscaba aportar —con una solidez sin precedentes— valiosa información para permitir a las autoridades reguladoras, los gobiernos y la población general, responder si es seguro el consumo de Organismos Genéticamente Modificados (OGM) o la exposición a su herbicida asociado en condiciones reales. El experimento —que se llevaría a cabo en un laboratorio secreto en el territorio ruso para evitar cualquier injerencia externa— consistía en someter a 6.000 ratas de laboratorio a diversas dietas basadas en el maíz transgénico NK603 y su herbicida asociado (RoundUp), cuyo principio activo es el glifosato . Es similar al famoso  estudio realizado Guilles-Eric Seralini , pero a mayor esc

¿Por qué tanto miedo al bromuro de etidio?

El bromuro de etidio (BrEt) es un agente químico muy usado en técnicas de biología molecular para teñir nuestros geles de agarosa y poder apreciar nuestras bandas de ADN; ya sean de los productos de extracción o de PCR. Existen dos formas de teñir los geles: i) remojando el gel de agarosa por 15 minutos en una bandeja con BrEt (0,5 mg/L) después de haber hecho la electroforesis o ii) añadiendo el BrEt directamente al gel al momento de prepararlo. Con la primera evitamos contaminar nuestra cámara de electroforesis con BrEt y con la segunda evitamos exponernos a salpicaduras y otros accidentes que pueden ocurrir al hacer la tinción en bandeja. Se han dado cuenta que desde que entramos a un laboratorio de biología molecular nos tienen traumados con el BrEt: "¡Cuidado que te salpique!", "¡no lo huelas!", "¡usa tres guantes!", "¡no es por ese lado!", "¡si te cae en la piel te va a dar cáncer y te puedes morir!", entre otras cosas más.

Ozono por el culo

La insuflación rectal de ozono , que en términos coloquiales es ozono por el culo  ( OxC , de forma abreviada), es una forma de ozonoterapia.  Según sus promotores , esta terapia "es muy potente en cuanto a la eliminación de gérmenes intestinales como virus, bacterias, protozoos, hongos, etc ". Incluso pidieron a la Organización Mundial de la Salud que lo usaran para el tratamiento del Ébola.  Según Ozonomédica , la ozonoterapia, en general, "es una eficaz alternativa en el tratamiento y control de muchas patologías y enfermedades crónicas" que incluso "puede retrasar o evitar la aparición de diabetes, cáncer, artritis, artrosis, entre otras". Paciente recibiendo OxC. Fuente: Ozonoterapia . Sin embargo,  de acuerdo con la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos ( FDA ), el ozono es un gas tóxico sin alguna aplicación médica conocida . Si bien es cierto, el ozono nos protege de la peligrosa radiación ultravi