Ir al contenido principal

El uso del virus del mosaico del tabaco (TMV) en la nanotecnología

Los nanomateriales se encuentran muy de moda en nuestros días por sus grandes y prácticas aplicaciones tecnológicas, sin embargo, aún siguen siendo muy costosos debido a que los compuestos usados para producirlos, tal como el fullereno o el grafeno. Buscar nuevos compuestos que permitan reducir los costos sin dudas impulsará la industria nanotecnológica.

Pero, ¿por qué no buscarlo en los mismos seres vivos? La naturaleza ofrece una gran variedad de estructuras complejas y resistentes a nivel nanoscópico, un claro ejemplo es la misma molécula de ADN; además, contamos con ciertas proteínas estructurales como los microtúbulos, o mejor aún, una capaz de multiplicarse y transportar información como los virus. Una gran ventaja que ofrecen estas estructuras biológicas es que tienen la capacidad de autoensamblarse, un paso importante dentro del proceso de producción de los nanomateriales. Otra importante ventaja es que pueden mantenerse estables a distintas temperaturas y pHs.

Un avance importante dentro de la bionanotecnología lo hizo Huang et al. quien logró elaborar complejas nanoestructuras a partir del bacteriófago M13 (virus que ataca a las bacterias), usando la ingeniería genética para que las partículas virales puedan expresar biomoléculas (péptidos) de superficie capaces de unirse a diferentes sustratos y así poder ensamblarse en estructuras especiales. Por ejemplo, uno de esos péptidos de superficie le permitían unirse a nanocables de oro, cubriéndolos por completo. Después, se dieron con la sorpresa que la conductividad de este nanocable se había incrementado considerablemente, formando un superconductor. Las implicancias tecnológicas de este estudio fueron grandes, sobre todo en la fabricación de nuevos dispositivos electrónicos.

Imagen: © 2005 American Chemical Society

Ahora, investigadores de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Maryland se han enfocado en el uso del Virus del Mosaico del Tabaco (TMV), el cual tiene forma de una barra rígida de 4nm de ancho por 300nm de largo. Este virus ya ha sido bien estudiado en la fabricación de nanocables. Sin embargo, aún no se han podido introducir estas estructuras biológicas en la producción industrial nanotecnológica. Así que Gerasopoulos et al. han desarrollado un método de recubrimiento de nanoelectrodos usando el TMV, que podría tener un potencial uso para la producción de nanobloques de construcción a gran escala, por ejemplo, en la producción de electrodos de las baterías de Litio.

Los investigadores modificaron genéticamente los TMV de tal manera que expresen unas proteínas de adhesión en uno de los extremos longitudinales, y así se puedan unir a la superficie metálica del electrodo perpendicularmente. Esta distribución genera un patrón intrincadamente ordenado de los virus (ver en la figura). La importancia de recubrir un electrodo con los virus es que aumenta su área superficial, de esta manera, se incrementa la conductividad y la capacidad de almacenar energía. Además, es más barato que hacer un electrodo más grueso usando metales costosos y la capacidad de almacenar energía es 10 veces superior a una batería de Litio normal. Otra ventaja es que un electrodo recubierto por el virus es menos pesado que uno hecho enteramente de metal, ya que a nivel nano, las propiedades físicas son más influyentes que en tamaño normal.

nano

Los virus se mantienen inertes durante la producción del dispositivo, lo cual reduce cualquier probabilidad de transmitir el virus a otros organismos.

Los pasos para producir una batería basada en el TMV son tres:

  1. Modificar genéticamente el virus para expresar proteínas de superficie específicas al sustrato, propagarlas para obtener un buen número de ellas, y aislarlos.
  2. Procesarlos para que crezcan en nanotiras (tipo fideos) sobre la superficie metálica del electrodo.
  3. Incorporar estos electrodos recubiertos por los virus en las baterías.

Cada paso debe ser realzado por diferentes profesionales, desde biólogos, pasando por químicos y terminando con los ingenieros. Todo esto hace que sea un trabajo multidisciplinario integrado. Aquí les pongo el video para que vean de manera detallada como se da todo este proceso:

La modificación genética de los virus se hizo en el instituto de Biociencias y Biotecnología de la Universidad de Maryland. Estos virus modificados los usaron para infectar las hojas de las plantas de tabaco. Después de unas semanas, recolectaron las hojas infectadas y procedieron a extraer los virus de ellas mediante trituraciones, filtraciones, y otros métodos fisicoquímicos como la extracción de disolvente.

Luego, usaron esta solución de virus para bañar en él una placa metálica, donde los virus, gracias a sus modificaciones genéticas, se adherirán a la superficie del electrodo metálico de manera organizada. Después, esta placa envuelta por lo virus es cubierta con un metal conductor como el Níquel. Esta cobertura además ofrece una protección para que el virus no pueda contaminar las superficies en las que se pone en contacto. Finalmente, este electrodo es usado para la fabricación de baterías alcalinas, el cual podría ser llevado a nivel industrial.

Sin dudas, el uso de estos virus es una muy buena alternativa ya que es barata, renovable y eficiente. En promedio 40 hectáreas de plantaciones de tabaco puede producir una tonelada de hojas, de las cuales se pueden extraer una cantidad enorme de virus.

Referencias:

K Gerasopoulos et al 2010. Biofabrication methods for the patterned assembly and synthesis of viral nanotemplates. Nanotechnology 21, 055304. doi: 10.1088/0957-4484/21/5/055304

University of Maryland.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

¿Por qué tanto miedo al bromuro de etidio?

El bromuro de etidio (BrEt) es un agente químico muy usado en técnicas de biología molecular para teñir nuestros geles de agarosa y poder apreciar nuestras bandas de ADN; ya sean de los productos de extracción o de PCR. Existen dos formas de teñir los geles: i) remojando el gel de agarosa por 15 minutos en una bandeja con BrEt (0,5 mg/L) después de haber hecho la electroforesis o ii) añadiendo el BrEt directamente al gel al momento de prepararlo. Con la primera evitamos contaminar nuestra cámara de electroforesis con BrEt y con la segunda evitamos exponernos a salpicaduras y otros accidentes que pueden ocurrir al hacer la tinción en bandeja. Se han dado cuenta que desde que entramos a un laboratorio de biología molecular nos tienen traumados con el BrEt: "¡Cuidado que te salpique!", "¡no lo huelas!", "¡usa tres guantes!", "¡no es por ese lado!", "¡si te cae en la piel te va a dar cáncer y te puedes morir!", entre otras cosas más.

TOP 10: Las peores cosas de trabajar en un laboratorio

Encontré este interesante artículo publicado en Science Careers . La verdad es que me ha gustado mucho —me sentí identificado con varios aspectos— tanto que me tomé la libertad de traducirlo y hacerle algunas modificaciones, en base a mi experiencia personal, para ustedes. Tus amigos no-científicos no entienden lo que haces. Cuando te reúnes con tus amigos del colegio o del barrio y empiezan a hablar acerca de sus trabajos, qué es lo que hacen y cuáles han sido los logros más recientes, ellos fácilmente lo pueden resumir en un “ he construido una casa/edificio/puente/carretera ”, o “ he dejado satisfecho a un cliente ” (que feo sonó eso xD), o tu amigo abogado dirá “ he sacado de la cárcel a un asaltante confeso y encima he logrado que lo indemnicen ”, pero cuando te toca a ti ¿qué dirás? “ Bueno he curado… uhm, la verdad no he curado, las ratas viven un poco más pero no las he curado, así que he descubierto… no, esa palabra es muy fuerte. La verdad he probado… este… tampoco, las

IV Carnaval de Biología

Esta fiesta se inició en el mes de Febrero, cuando @Raven_neo a través de su blog, Micro Gaia , fue el visionario que introdujo el primer Carnaval de Biología a la red. La aceptación fue inmediata, más de 30 entradas se registraron en esta primera edición . Luego le tocó el turno a @SergioEfe a través de su blog La muerte de un ácaro , con nuevos blogs uniéndose a la fiesta . El mes pasado fue el turno para @pakozoic a través de su blog El Pakozoico , quedando demostrado que el carnaval llegó para quedarse . Ahora, desde el otro lado del mundo, es un honor anunciarles que BioUnalm será anfitrión de la IV Edición del Carnaval de Biología , que se dará inicio el próximo domingo 8 de Mayo y finalizará el 31 de Mayo. Para poder participar, las reglas son muy simples: 1. Participación libre. 2. Cada mes el blog anfitrión anunciará el inicio del Carnaval indicando la fecha de comienzo (se recomienda que sea la misma que la del anuncio) y la fecha de fin del mism