Ir al contenido principal

¿Cuál es la diferencia?

Muy buena ilustración de Zach Weiner que nos muestra la clara diferencia en un defensor de la ciencia y un científico de verdad, haciendo referencia al artículo publicado en Nature hace un par de semanas…

- ¿Por qué es importante haber atrapado antimateria?
Defensor de la ciencia: ¡Oh! ¡Ya que tiene aplicaciones futuras, tanto el la propulsión como en la creación de energía, en la transmisión de datos…, en lo que sea!
Científico: Porque es $#%&#! asombroso!

Como lo mencioné anteriormente, la gran mayoría de las investigaciones científicas, sobre todo en las ciencias básicas, no son realizadas porque quieren mejorar la salud de las personas, ni porque quieren cuidar el ambiente, ni porque quieren salvar a un animal de la extinción (siento desilusionarlos); sino, porque se quiere resolver una curiosidad, entender un proceso que no tendrá ninguna aplicación futura, saber porque una molécula se comporta de una manera y no de otra o, simplemente, porque se tiene un equipo de última generación adquirido para un proyecto que ya terminó o porque sobró una gran cantidad de reactivos y hay que usarlos antes que llegue su fecha de vencimiento y se pierdan.

Pero, como las entidades financiadoras y las grandes fundaciones ven mal a un investigador que usa la plata para “resolver una curiosidad”, o ven que la investigación no tendrá una aplicación futura que genere regalías o que solucione un problema, no las financiarán. Así que los científicos deben buscar alguna aplicación absurda o, por lo menos, plausible, para poder acceder a ese financiamiento y así poder resolver su curiosidad.

Un claro ejemplo es lo que se realiza en el LHC (Gran Colisionador de Hadrones). Este equipo, que cuesta millones de dólares mantenerlo en funcionamiento, sólo sirve para que los físicos de partículas puedan corroborar muchas hipótesis y teorías que no los dejan dormir tranquilos; tal como si existe o no la materia oscura, el bosón de Higgs, si existen más partículas elementales que las predichas con sus modelos matemáticos, o divertirse recreando pequeños Big Bang y agujeros negro. Claro… ellos dicen que su trabajo les permitirá conocer como se originó el universo, o por lo menos, saber qué fue lo que pasó millonésimas de segundo después del Big Bang y entender como se formó la materia. Si uno va por la calle y hace una encuesta, a muy pocas personas les importará saber como se originó el universo, y peor aún, si es un país donde la mayoría de las personas cree que lo hizo un dios.

En fin, para terminar, la esencia de la ciencia no es hacer investigación para resolver un problema, sino, para resolver una curiosidad; sin embargo, para mejorar la calidad de vida de las personas, lo cual incluye: mejorar los servicios de salud, la limpieza del ambiente, las formas de energía más baratas y renovables, proteger la flora y fauna, etc; debemos volcar esas curiosidades a la parte aplicativa. Con esto no quiero decir que no se financie aquellas investigaciones que sólo resuelven curiosidades y nada más, ya que ese proceso de generar conocimiento nos hace una mejor sociedad.

No podemos crear una cura para el cáncer si antes no entendemos el funcionamiento de una célula cancerígena; para esto, debemos saber como se comportan las moléculas que hay dentro de ellas (genes, proteínas, factores de transcripción, señales bioquímicas, etc), y para entender como se comportan estas moléculas debemos saber cual es su cinética y de qué depende, y para entender eso debemos saber que fuerzas actúan sobre los enlaces químicos, y para entender eso debemos saber de qué están hecho los átomos y cuales son los principios físicos que les dan sus propiedades únicas, y para entender eso debemos colisionar partículas atómicas y ver lo que desprenden, y para entender eso debemos saber como se originó la masa de esas partículas, y para entender eso debemos saber como se originó el universo. Bueno, con esta pequeña “filosofada” le di una aplicación al LHC en la búsqueda de una cura para el cáncer.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Los huevos verdes

[Artículo publicado originalmente el 16 de abril de 2014 en Expresión Genética del diario El Comercio]
No me refiero a los de Shrek ni los de Hulk...
Hace unos años visité la localidad de Huancapallac, en el departamento de Huánuco, y participé del Muhu Raymi (Fiesta de las Semillas). En esta feria, agricultores de diferentes lugares del país exhiben su gran agrobiodiversidad. Mientras paseaba por los puestos de cada uno de ellos, vi algo que llamó mi atención: huevos de color verde.

Si bien los huevos pueden adquirir diferentes colores, dependiendo de la especie a la que correspondan, todos los huevos de gallina que encontramos en los mercados son blancos o morenos (color piel). Sin embargo, al menos tres razas de gallinas ponen huevos verdes y azulados: la Araucana de Chile y los Dongxiang y Lushi de China. Esta coloración se debe a un pigmento llamado biliverdina.
La biliverdina se genera a partir de la degradación de la hemoglobina —molécula que da el característico color rojo a la sa…

El asesino en serie de los anfibios bajo la mira

Los anfibios del mundo están viviendo un verdadero apocalipsis. Poblaciones enteras están siendo diezmadas. Algunas especies se han extinto y otras están seriamente amenazadas. Y, como en una verdadera película de terror, un patógeno es el responsable, posiblemente, el peor de toda la historia en cuanto a su impacto sobre la biodiversidad. Su nombre, Batrachochytrium dendrobatidis (de cariño Bd). ¿Dónde y cuando apareció este asesino? ¿Cómo se propaga? Son algunas de las interrogantes que pretende resolver un estudio publicado en Science la semana pasada.

Bd es un hongo que ataca directamente la piel de los anfibios (que es por donde estos animales respiran, intercambian electrolitos y regulan el pH), alimentándose de las proteínas que la componen. La piel alrededor de las articulaciones se hace trizas y se desprende hasta que pierden el equilibrio homeostático del cual no pueden recuperarse. Al cabo de unos días, mueren de un ataque cardiaco.

Este problema fue detectado por primera v…

15 años más de moratoria a los transgénicos

Ese es el nuevo proyecto de ley (PL 05622/2020-CR) presentado el pasado 25 de junio por el congresista Rolando Campos Villalobos de Acción Popular, el cual tiene por único objetivo ampliar por quince años la moratoria a los transgénicos establecida por la Ley N.º 29811, que vence en diciembre del próximo año. 

Para aclarar, la moratoria sólo se aplica a la liberación al ambiente, es decir, los cultivos transgénicos. Los importados para la alimentación humana o de animales (por ejemplo, el maíz amarillo duro y la soya), no están restringidos ni regulados hasta que se apruebe el RISBA. Tampoco se prohíbe la investigación con transgénicos, pero solo si se realiza en espacios confinados como laboratorios o invernaderos. ¿Cuál es el sustento para ampliar la moratoria?Para saberlo, analicemos la exposición de motivos. Ley de moratoria se sustenta en la necesidad de preservar el ambiente equilibrado del país, dado que existe una incertidumbre sobre los impactos que pueden producir los transgéni…