Ir al contenido principal

¿Cuál es la diferencia?

Muy buena ilustración de Zach Weiner que nos muestra la clara diferencia en un defensor de la ciencia y un científico de verdad, haciendo referencia al artículo publicado en Nature hace un par de semanas…

- ¿Por qué es importante haber atrapado antimateria?
Defensor de la ciencia: ¡Oh! ¡Ya que tiene aplicaciones futuras, tanto el la propulsión como en la creación de energía, en la transmisión de datos…, en lo que sea!
Científico: Porque es $#%&#! asombroso!

Como lo mencioné anteriormente, la gran mayoría de las investigaciones científicas, sobre todo en las ciencias básicas, no son realizadas porque quieren mejorar la salud de las personas, ni porque quieren cuidar el ambiente, ni porque quieren salvar a un animal de la extinción (siento desilusionarlos); sino, porque se quiere resolver una curiosidad, entender un proceso que no tendrá ninguna aplicación futura, saber porque una molécula se comporta de una manera y no de otra o, simplemente, porque se tiene un equipo de última generación adquirido para un proyecto que ya terminó o porque sobró una gran cantidad de reactivos y hay que usarlos antes que llegue su fecha de vencimiento y se pierdan.

Pero, como las entidades financiadoras y las grandes fundaciones ven mal a un investigador que usa la plata para “resolver una curiosidad”, o ven que la investigación no tendrá una aplicación futura que genere regalías o que solucione un problema, no las financiarán. Así que los científicos deben buscar alguna aplicación absurda o, por lo menos, plausible, para poder acceder a ese financiamiento y así poder resolver su curiosidad.

Un claro ejemplo es lo que se realiza en el LHC (Gran Colisionador de Hadrones). Este equipo, que cuesta millones de dólares mantenerlo en funcionamiento, sólo sirve para que los físicos de partículas puedan corroborar muchas hipótesis y teorías que no los dejan dormir tranquilos; tal como si existe o no la materia oscura, el bosón de Higgs, si existen más partículas elementales que las predichas con sus modelos matemáticos, o divertirse recreando pequeños Big Bang y agujeros negro. Claro… ellos dicen que su trabajo les permitirá conocer como se originó el universo, o por lo menos, saber qué fue lo que pasó millonésimas de segundo después del Big Bang y entender como se formó la materia. Si uno va por la calle y hace una encuesta, a muy pocas personas les importará saber como se originó el universo, y peor aún, si es un país donde la mayoría de las personas cree que lo hizo un dios.

En fin, para terminar, la esencia de la ciencia no es hacer investigación para resolver un problema, sino, para resolver una curiosidad; sin embargo, para mejorar la calidad de vida de las personas, lo cual incluye: mejorar los servicios de salud, la limpieza del ambiente, las formas de energía más baratas y renovables, proteger la flora y fauna, etc; debemos volcar esas curiosidades a la parte aplicativa. Con esto no quiero decir que no se financie aquellas investigaciones que sólo resuelven curiosidades y nada más, ya que ese proceso de generar conocimiento nos hace una mejor sociedad.

No podemos crear una cura para el cáncer si antes no entendemos el funcionamiento de una célula cancerígena; para esto, debemos saber como se comportan las moléculas que hay dentro de ellas (genes, proteínas, factores de transcripción, señales bioquímicas, etc), y para entender como se comportan estas moléculas debemos saber cual es su cinética y de qué depende, y para entender eso debemos saber que fuerzas actúan sobre los enlaces químicos, y para entender eso debemos saber de qué están hecho los átomos y cuales son los principios físicos que les dan sus propiedades únicas, y para entender eso debemos colisionar partículas atómicas y ver lo que desprenden, y para entender eso debemos saber como se originó la masa de esas partículas, y para entender eso debemos saber como se originó el universo. Bueno, con esta pequeña “filosofada” le di una aplicación al LHC en la búsqueda de una cura para el cáncer.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Ozono por el culo

La insuflación rectal de ozono , que en términos coloquiales es ozono por el culo  ( OxC , de forma abreviada), es una forma de ozonoterapia.  Según sus promotores , esta terapia "es muy potente en cuanto a la eliminación de gérmenes intestinales como virus, bacterias, protozoos, hongos, etc ". Incluso pidieron a la Organización Mundial de la Salud que lo usaran para el tratamiento del Ébola.  Según Ozonomédica , la ozonoterapia, en general, "es una eficaz alternativa en el tratamiento y control de muchas patologías y enfermedades crónicas" que incluso "puede retrasar o evitar la aparición de diabetes, cáncer, artritis, artrosis, entre otras". Paciente recibiendo OxC. Fuente: Ozonoterapia . Sin embargo,  de acuerdo con la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos ( FDA ), el ozono es un gas tóxico sin alguna aplicación médica conocida . Si bien es cierto, el ozono nos protege de la peligrosa radiación ultravi

La citometría de masas, una novedosa técnica para estudiar las células individualmente

Los citómetros de flujo han sido una herramienta fundamental en el descubrimiento y caracterización de los diferentes tipos de células que conforman el sistema inmune. Esta técnica es tan poderosa que permite analizar más 10 parámetros simultáneamente, gracias al uso de anticuerpos marcados con moléculas fluorescentes. Sin embargo, la citometría de flujo parece haber llegado a su límite tecnológico, ya que cuando se pretende analizar más de 10 parámetros a la vez, la superposición de los espectros luminosos dificulta el análisis de los datos. Un grupo de investigadores norteamericanos y canadienses han mejorado la técnica gracias al uso de los principios de la espectrometría de masas según reportaron ayer en Science . De manera sencilla, la citometría de flujo consiste en el paso de una suspensión celular a través de un láser. Para que las células puedan ser detectadas y diferenciadas unas de otras, son marcadas con moléculas fluorescentes que se excitan cuando el rayo láser inci

¿Qué fue del estudio más grande sobre la seguridad de los transgénicos?

La tarde del 11 de noviembre de 2014, en un hotel londinense, se anuncia el lanzamiento de " Factor GMO ", el experimento a largo plazo más extenso y detallado jamás realizado sobre un alimento transgénico y su plaguicida asociado. Con un costo estimado de 25 millones de dólares , el estudio buscaba aportar —con una solidez sin precedentes— valiosa información para permitir a las autoridades reguladoras, los gobiernos y la población general, responder si es seguro el consumo de Organismos Genéticamente Modificados (OGM) o la exposición a su herbicida asociado en condiciones reales. El experimento —que se llevaría a cabo en un laboratorio secreto en el territorio ruso para evitar cualquier injerencia externa— consistía en someter a 6.000 ratas de laboratorio a diversas dietas basadas en el maíz transgénico NK603 y su herbicida asociado (RoundUp), cuyo principio activo es el glifosato . Es similar al famoso  estudio realizado Guilles-Eric Seralini , pero a mayor esc