Ir al contenido principal

El sistema inmunológico de las bacterias II

Hace un par de meses describimos como funcionaba el sistema inmune de las bacterias por medio del sistema de agrupación de pequeñas regiones palindrómicas regularmente espaciadas, mas conocido como CRISPR (por sus siglas en inglés). En aquel artículo vimos la función de una de las proteínas cas, la cual está encargada de hacer el corte de las pequeñas secuencias de ARN derivadas del CRIPSR (ARNcr) para silenciar el ADN invasor, por ejemplo, de un fago.

El día de hoy se publicó en Nature algo más sobre este sistema. La forma básica de un sistema CRISPR esta conformado por pequeñas secuencias repetidas separadas por secuencias no repetidas llamadas espaciadores. Son estos espaciadores los responsables del reconocimiento del ADN foráneo ya que, si encuentran secuencias complementarias en el fago (proto-espaciadores), lo silenciarán  y protegerán a la bacteria de esta infección.

CRISPR

Si la bacteria es infectada por un fago para el cual no tiene un espaciador, la bacteria sucumbirá ante la infección y morirá. Pero, los investigadores observaron que un pequeño número de estas bacterias tiene la capacidad de “robar” pequeños fragmentos del ADN foráneo e insertarlo en su sistema CRISPR, convirtiéndolos en espaciadores y adquiriendo resistencia para futuras infecciones.

Una de las cosas interesantes que encontré en este trabajo fue que este sistema CRISPR también actúa sobre los plásmidos, regulando su número y estabilidad dentro de las bacterias. Los investigadores liderados por la Dra. Josiane Garneau de la Universidad de Laval en Québec, Canadá, usaron sepas de Streptococcus thermophilus, y observaron que el sistema CRISR/Cas actúa tanto sobre el ADN de hebra doble del plásmido como del fago. Pero, lo más sorprendente fue que habían cepas que eran parcialmente resistentes a los plásmidos y que podían acumular plásmidos de hebra simple, los cuales se perdían después de un número determinado de generaciones.

Los investigadores también encontraron dos genes cas relacionados con el sistema CRISPR. Cas5 estaba envuelto en la interferencia de los ARNcr con el ADN foráneo, mientras que cas7 estaba relacionado con la adquisición de espaciadores. Así que cuando se inactivaba el gen cas5 la bacteria restablecía su sensibilidad a los fagos y los plásmidos permanecía circulares. Cuando cas7 era inactivado, la bacteria era sensible a futuras infecciones por parte de los fagos pero sí tenía la capacidad de formar plásmidos lineares.

Los investigadores también determinaron la importancia de la orientación de los proto-espaciadores y la especificidad por las secuencias, especialmente del extremo 3’, ya que observaron que en el extremo 5’ no había complementariedad con la secuencia del espaciador, pero aún así no perdía su actividad de silenciar el ADN foráneo. Estos mecanismos ayudan a explicar también la carencia natural de plásmidos en las cepas de S. thermophilus.

Como podemos ver, el sistema CRISPR/Cas es de vital importancia para las bacterias ya que actúa como si fuera un sistema inmune, sin embargo, también vemos que puede afectar la adquisición de plásmidos, los cuales podría cargar genes de resistencia a antibióticos, los cales podrían también beneficiar al microorganismo.

Referencias:

ResearchBlogging.orgGarneau, J., Dupuis, M., Villion, M., Romero, D., Barrangou, R., Boyaval, P., Fremaux, C., Horvath, P., Magadán, A., & Moineau, S. (2010). The CRISPR/Cas bacterial immune system cleaves bacteriophage and plasmid DNA Nature, 468 (7320), 67-71 DOI: 10.1038/nature09523

Imagen: Sontheimer EJ & Marraffini LA. Slicer for DNA. doi: 10.1038/468045a

Comentarios

Entradas más populares de este blog

La manifestación poco conocida de la tenia solitaria

En las profundidades del intestino delgado puede habitar un extraño huésped. Parece un fetuchini tan largo como una anaconda, pero dividido en decenas de pequeños segmentos llamados proglótides. Vive anclado a la pared intestinal por unos espeluznantes ganchos y ventosas que tiene en la cabeza (si así se le puede llamar a eso). No tiene boca porque se alimenta a través de la piel. Es la famosa tenia solitaria . Escólex de Taenia solium con cuatro ventosas y rostelo con ganchos. Fuente: CDC. Le llaman solitaria porque no necesita de una compañera (o compañero) para poder formar una familia. Son hermafroditas. Cada proglótido maduro tiene su propio suministro de óvulos y esperma, capaces de producir unos 60 000 huevos muy resistentes que son liberados a través de nuestras heces . Al menos seis segmentos llenos de huevos son liberados cada día por una persona infectada. Cuando los cerdos comen alimentos contaminados con heces humanas, común en algunas zonas de la sierra y selva del paí

¿Por qué tanto miedo al bromuro de etidio?

El bromuro de etidio (BrEt) es un agente químico muy usado en técnicas de biología molecular para teñir nuestros geles de agarosa y poder apreciar nuestras bandas de ADN; ya sean de los productos de extracción o de PCR. Existen dos formas de teñir los geles: i) remojando el gel de agarosa por 15 minutos en una bandeja con BrEt (0,5 mg/L) después de haber hecho la electroforesis o ii) añadiendo el BrEt directamente al gel al momento de prepararlo. Con la primera evitamos contaminar nuestra cámara de electroforesis con BrEt y con la segunda evitamos exponernos a salpicaduras y otros accidentes que pueden ocurrir al hacer la tinción en bandeja. Se han dado cuenta que desde que entramos a un laboratorio de biología molecular nos tienen traumados con el BrEt: "¡Cuidado que te salpique!", "¡no lo huelas!", "¡usa tres guantes!", "¡no es por ese lado!", "¡si te cae en la piel te va a dar cáncer y te puedes morir!", entre otras cosas más.

La citometría de masas, una novedosa técnica para estudiar las células individualmente

Los citómetros de flujo han sido una herramienta fundamental en el descubrimiento y caracterización de los diferentes tipos de células que conforman el sistema inmune. Esta técnica es tan poderosa que permite analizar más 10 parámetros simultáneamente, gracias al uso de anticuerpos marcados con moléculas fluorescentes. Sin embargo, la citometría de flujo parece haber llegado a su límite tecnológico, ya que cuando se pretende analizar más de 10 parámetros a la vez, la superposición de los espectros luminosos dificulta el análisis de los datos. Un grupo de investigadores norteamericanos y canadienses han mejorado la técnica gracias al uso de los principios de la espectrometría de masas según reportaron ayer en Science . De manera sencilla, la citometría de flujo consiste en el paso de una suspensión celular a través de un láser. Para que las células puedan ser detectadas y diferenciadas unas de otras, son marcadas con moléculas fluorescentes que se excitan cuando el rayo láser inci