Ir al contenido principal

Un mototaxi que funciona con energía solar

Si hay calculadoras, relojes, autos y, hasta sondas espaciales que funcionan con energía solar, ¿por qué no un humilde mototaxi? Un investigador sanmarquino desarrolló un prototipo que funciona con esta energía limpia, el cual ya está patentado ante la Indecopi y, actualemente, y se encuentra en proceso de perfeccionamiento.

El Ing. Walter Pachecho, empezó su aventura con un carrito que funcionaba con energía solar, así que pensó ¿por qué no extrapolarlo y hacerlo con este famoso medio de transporte nacional?. Sin dudas ha sido una de las noticias más citadas durante la semana (pueden leerla aquí, aquí, aquí, y aquí).

Sin dudas, las repercusiones que tiene su trabajo no son sólo a nivel nacional ya que el mototaxi es ampliamente usado en países como Ecuador, Bolivia, China, India y otros países asiáticos y africanos. Sin dudas, gracias a este avance, el mototaxi podría pasar a formar parte de los medios de transporte que funcione con úna fuente de energía limpia. Claro, que un mototaxi no elimina tanto CO2 como un automóvil, pero tampoco carga la misma capacidad de pasajeros que éste último.

Sería bueno hacer un estudio de cuanto CO2 se libera por pasajero transportado por kilómetro en función a distintos medios de transporte: buses grandes (Consorcio Vía, Metropolitano, Chinos), cústers, combis, taxis y mototaxis; sin dudas sería un bonito trabajo de tesis para un ingeniero ambiental. A partir de estos resultados, se podría determinar cuanto CO2 menos se está liberando al ambiente a través del uso de los mototaxis y poder determinar, en función al número de mototaxis que hay en una determinada ciudad, cuanto CO2 menos potencialmente sería liberado al ambiente si todos los mototaxis fueran propulsados por energía solar.

Otra importante ventaja de estos mototaxis a energía solar es que reduciría también la contaminación acústica, gracias a tener motores más silenciosos, por el mismo hecho de ser eléctricos. Sin embargo, hay una pregunta que siempre viene al caso cuando se habla de energía solar: ¿que pasaría en los días nublados (que es preponderante en nuestra capital) o en las noches? Para esto, el Ing. Pacheco explica que, el mototaxi contaría con un motor que funcionaría con baterías recargables.

Entre las especificaciones técnicas de este prototipo, el mototaxi podría alcanzar una velocidad de 50Km/h y una independencia energética de 120Km. Sin embargo, aún falta acoplarle un pequeño motor de 48V, y buscar la forma de recuperar la energía de los frenos para que el funcionamiento sea mucho más eficiente.

Sin embargo, como es común en nuestro país, el Ing. Pacheco no cuenta con un apoyo sustancial público o privado ya que nadie cree en la puesta al mercado de este prototipo. Yo pienso que los mototaxis son los medios de transporte más usados en los distritos más populosos de Lima, donde está asentada la mayor parte de la población, y que cambiar los mototaxis tradicionales por esta nueva propuesta, reduciría sustancialmente las emisiones de CO2 al ambiente. No sólo eso, en muchas ciudades del Perú, es el único medio de transporte que existe, sobre todo en ciudades de la selva. Así que sería un mercado sumamente atractivo.

Otro inconveniente que tiene el Ing. Pacheco es que la empresa sueca que le colaboraba con los paneles solares ha quebrado debido a la crisis económica mundial, y junto a la Universidad de San marcos, están en búsqueda de nuevos socios para llegar a poner al mercado este prototipo y generar una innovación en los medios de transporte energéticamente limpios.

Sin dudas, es una idea brillante y de seguro, con mucho potencial. Además, se podría desarrollar otros tipos de motores en base a la combustión del Hidrógeno que podría ser derivado de la hidrólisis del agua o tal vez, un mototaxi que funcione a base de energía nuclear! Se imaginan un mototaxi con su pequeño reactor nuclear de Uranio enriquecido!

Comentarios

Entradas más populares de este blog

¿Qué fue del estudio más grande sobre la seguridad de los transgénicos?

La tarde del 11 de noviembre de 2014, en un hotel londinense, se anuncia el lanzamiento de "Factor GMO", el experimento a largo plazo más extenso y detallado jamás realizado sobre un alimento transgénico y su plaguicida asociado.


Con un costo estimado de 25 millones de dólares, el estudio buscaba aportar —con una solidez sin precedentes— valiosa información para permitir a las autoridades reguladoras, los gobiernos y la población general, responder si es seguro el consumo de Organismos Genéticamente Modificados (OGM) o la exposición a su herbicida asociado en condiciones reales.

El experimento —que se llevaría a cabo en un laboratorio secreto en el territorio ruso para evitar cualquier injerencia externa— consistía en someter a 6.000 ratas de laboratorio a diversas dietas basadas en el maíz transgénico NK603 y su herbicida asociado (RoundUp), cuyo principio activo es el glifosato. Es similar al famoso estudio realizado Guilles-Eric Seralini, pero a mayor escala. Solo para re…

¿Por qué tanto miedo al bromuro de etidio?

El bromuro de etidio (BrEt) es un agente químico muy usado en técnicas de biología molecular para teñir nuestros geles de agarosa y poder apreciar nuestras bandas de ADN; ya sean de los productos de extracción o de PCR. Existen dos formas de teñir los geles: i) remojando el gel de agarosa por 15 minutos en una bandeja con BrEt (0,5 mg/L) después de haber hecho la electroforesis o ii) añadiendo el BrEt directamente al gel al momento de prepararlo. Con la primera evitamos contaminar nuestra cámara de electroforesis con BrEt y con la segunda evitamos exponernos a salpicaduras y otros accidentes que pueden ocurrir al hacer la tinción en bandeja.


Se han dado cuenta que desde que entramos a un laboratorio de biología molecular nos tienen traumados con el BrEt: "¡Cuidado que te salpique!", "¡no lo huelas!", "¡usa tres guantes!", "¡no es por ese lado!", "¡si te cae en la piel te va a dar cáncer y te puedes morir!", entre otras cosas más.

Si b…

TOP 10: Las peores cosas de trabajar en un laboratorio

Encontré este interesante artículo publicado en Science Careers. La verdad es que me ha gustado mucho —me sentí identificado con varios aspectos— tanto que me tomé la libertad de traducirlo y hacerle algunas modificaciones, en base a mi experiencia personal, para ustedes.Tus amigos no-científicos no entienden lo que haces.

Cuando te reúnes con tus amigos del colegio o del barrio y empiezan a hablar acerca de sus trabajos, qué es lo que hacen y cuáles han sido los logros más recientes, ellos fácilmente lo pueden resumir en un “he construido una casa/edificio/puente/carretera”, o “he dejado satisfecho a un cliente” (que feo sonó eso xD), o tu amigo abogado dirá “he sacado de la cárcel a un asaltante confeso y encima he logrado que lo indemnicen”, pero cuando te toca a ti ¿qué dirás? “Bueno he curado… uhm, la verdad no he curado, las ratas viven un poco más pero no las he curado, así que he descubierto… no, esa palabra es muy fuerte. La verdad he probado… este… tampoco, las pruebas están …