Ir al contenido principal

¿Cuál debe ser la distancia entre un cultivo GM y uno convencional?

Desde hace tiempo se tiene un fuerte debate en cuanto al ingreso de plantas genéticamente modificadas (transgénicas) al país. Sin dudas, el uso de la biotecnología es sumamente beneficiosa para la agricultura; pero, algo que nuestro país debe proteger es su diversidad genética. Tampoco es cerrar todas nuestras fronteras al uso de esta tecnología por miedos todavía no demostrados – pero tampoco desmentidos – por la ciencia acerca de los daños a la salud y el medio ambiente.
Como toda tecnología, la biotecnología agrícola tendrá sus pros y sus contras. Sin dudas el aumento en la producción y rendimiento de los cultivos, así como la resistencia a pestes y  enfermedades son la principal carta de presentación de los cultivos GM; sin embargo, en cuanto al uso de sustancias tóxicas para el ambiente, las plantas GM no han solucionado este problema ya que muchas de ellas siguen usando herbicidas. Otro problema que no ha sido solucionado es la contaminación de especies no transgénicas mediante la polinización cruzada, principalmente en el maíz: La fertilización cruzada (polen de un individuo fertiliza el óvulo de otro) entre campos de maíz vecinos es la mayor fuente biológica de mezcla entre un maíz convencional y uno GM.
Entonces, ¿como evitar la contaminación de nuestras variedades de maíz con el maíz transgénico, en caso algún día se llegue a aprobar su ingreso? En Europa, donde muchos países han permitido su cultivo, principalmente el maíz Bt (resistente a insectos), se tienen estrictas normas que exigen que los productos que tengan más de 0.9% de algún ingrediente derivado de una especie transgénica, sean etiquetados. Para esto, cada país tiene normas que regulan la distancia entre un cultivo transgénico y uno convencional a fin de evitar que se exceda el umbral de 0.9%.
Las distancias varían entre un país y otro, van desde los 25 hasta los 600 metros. Todo esto depende de las condiciones climáticas de la zona así como de los parámetros de cultivo que se aplican. Pero, nuestro país tiene tantas zonas de vida distintas, cada una con sus propias condiciones climáticas y parámetros de cultivo que dificultarían mucho determinar el distanciamiento entre un cultivar GM y uno convencional. En Europa y algunos países de Sudamérica, como Uruguay, es relativamente sencillo ya que sus terrenos son llanos; pero en el Perú no.
Fue así que Laura Riesgo hizo un análisis estadístico a partir de datos obtenidos de estudios recientes en fertilización cruzada en el maíz realizado en diferentes países europeos. Los datos (n=1174) se graficaron en función del porcentaje de semillas producto de la fertilización cruzada y la distancia entre los campos de cultivo vecinos;  para que de esta manera se pueda corroborar – con datos científicos – si las distancias impuestas por cada país satisfacen el umbral impuesto por sus regulaciones. Los resultados se muestran en el siguiente gráfico:
GM_maize
Como se puede ver en la gráfica, por arriba de los 40 metros, la tasa de fertilización cruzada está bajo el umbral (0.9%), sin embargo, esta nunca llega a mantenerse en cero. Recuerden que este estudio sólo mide la tasa de fertilización cruzada en dos cultivares de maíz vecinos convencionales, aunque es igualmente aplicable al maíz GM. Este estudio refleja la realidad de Europa, ¿podrá ser aplicable para las condiciones de nuestro país?. En caso que pueda aplicarse y se obtengan los mismos resultados, ¿a que distancia deberían cultivarse maíz GM si se permite su ingreso al país?
Son preguntas que deben ser resueltas al momento de hacer una normativa regulatoria, que asegure la protección de nuestros recursos genéticos. 
A parte, existen otros factores que también influyen en esta taza de fertilización cruzada como son la sincronía en la floración, las condiciones climáticas cambiantes en cada época del año, la posición del cultivar donador y el receptor del polen con respecto a los vientos, etc. Son temas en los cuales se necesita amplia investigación antes de optar por autorizar el ingreso de cultivos GM.
Referencia:
L. Riesgo. Nature Biotechnology. DOI: 10.1038/nbt0810-780

Comentarios

Entradas más populares de este blog

¿Por qué tanto miedo al bromuro de etidio?

El bromuro de etidio (BrEt) es un agente químico muy usado en técnicas de biología molecular para teñir nuestros geles de agarosa y poder apreciar nuestras bandas de ADN; ya sean de los productos de extracción o de PCR. Existen dos formas de teñir los geles: i) remojando el gel de agarosa por 15 minutos en una bandeja con BrEt (0,5 mg/L) después de haber hecho la electroforesis o ii) añadiendo el BrEt directamente al gel al momento de prepararlo. Con la primera evitamos contaminar nuestra cámara de electroforesis con BrEt y con la segunda evitamos exponernos a salpicaduras y otros accidentes que pueden ocurrir al hacer la tinción en bandeja.


Se han dado cuenta que desde que entramos a un laboratorio de biología molecular nos tienen traumados con el BrEt: "¡Cuidado que te salpique!", "¡no lo huelas!", "¡usa tres guantes!", "¡no es por ese lado!", "¡si te cae en la piel te va a dar cáncer y te puedes morir!", entre otras cosas más.

Si b…

TOP 10: Las peores cosas de trabajar en un laboratorio

Encontré este interesante artículo publicado en Science Careers. La verdad es que me ha gustado mucho —me sentí identificado con varios aspectos— tanto que me tomé la libertad de traducirlo y hacerle algunas modificaciones, en base a mi experiencia personal, para ustedes.Tus amigos no-científicos no entienden lo que haces.

Cuando te reúnes con tus amigos del colegio o del barrio y empiezan a hablar acerca de sus trabajos, qué es lo que hacen y cuáles han sido los logros más recientes, ellos fácilmente lo pueden resumir en un “he construido una casa/edificio/puente/carretera”, o “he dejado satisfecho a un cliente” (que feo sonó eso xD), o tu amigo abogado dirá “he sacado de la cárcel a un asaltante confeso y encima he logrado que lo indemnicen”, pero cuando te toca a ti ¿qué dirás? “Bueno he curado… uhm, la verdad no he curado, las ratas viven un poco más pero no las he curado, así que he descubierto… no, esa palabra es muy fuerte. La verdad he probado… este… tampoco, las pruebas están …

¿Qué fue del estudio más grande sobre la seguridad de los transgénicos?

La tarde del 11 de noviembre de 2014, en un hotel londinense, se anuncia el lanzamiento de "Factor GMO", el experimento a largo plazo más extenso y detallado jamás realizado sobre un alimento transgénico y su plaguicida asociado.


Con un costo estimado de 25 millones de dólares, el estudio buscaba aportar —con una solidez sin precedentes— valiosa información para permitir a las autoridades reguladoras, los gobiernos y la población general, responder si es seguro el consumo de Organismos Genéticamente Modificados (OGM) o la exposición a su herbicida asociado en condiciones reales.

El experimento —que se llevaría a cabo en un laboratorio secreto en el territorio ruso para evitar cualquier injerencia externa— consistía en someter a 6.000 ratas de laboratorio a diversas dietas basadas en el maíz transgénico NK603 y su herbicida asociado (RoundUp), cuyo principio activo es el glifosato. Es similar al famoso estudio realizado Guilles-Eric Seralini, pero a mayor escala. Solo para re…