Ir al contenido principal

Criaturas que se esconden en el fondo del mar

No, no es un pequeño pulpo —aunque se parezca bastante— es más bien una pequeña anémona en su estado larval. Esta es una de las imágenes que ha publicado NatGeo de las extrañas criaturas que viven en el fondo del mar, pero, siempre han sido esquivas a ser capturadas en fotos. Esta anémona no mide más de un centímetro y usa sus tentáculos para pescar sus pequeñas presas; sin embargo, una vez que madure, sufre un cambio morfológico radical pasando a ser un tubo adherido a una roca, con los tentáculos hacia arriba, formando comunidades de pólipos.

Este álbum de fotos fue realizado en conjunto con Census of Marine Life y la Enciclopedia de la Vida. Identificar a estas especies tan difíciles de ver y, más aún, entender el rol que cumplen dentro de la cadena alimenticia y el ciclo de carbono, el cual permite que haya una gran diversidad de vida bajo los mares, es de vital importancia para estblecer estrategias de conservación.

Esta pequeña burbuja se ve bonita, pero, mucho cuidado! Karenia brevis es una especie de plancton muy tóxico —más conocido como los dinoflagelados— quienes son responsables de los afloramientos de “mareas rojas” en las costas de Texas y Florida, causando la muerte de muchos peces, volviendo tóxico a los mariscos y llegando a irritar la piel y causar problemas respiratorios en el hombre.

Estos bizarros animalitos, que parecen extraterrestres de una película de ciencia ficción de los 80’s no son más que las larvas de las estrellas de mar, importantes miembros del ecosistema marino.

Para terminar, esta imagen del Telescopio Espacial Hubble de una supernova a 100 millones de años luz. No! esta imagen es de una pequeña ameba, organismos microscopios muy abundantes en el mundo marino. El frágil esqueleto de este diminuto organismo está hecho de cristales de sulfato de estroncio que se disuelven en el mar una vez la célula muera.

Sin dudas, este álbum de fotos deben visitarlo:
http://news.nationalgeographic.com/news/2010/04/photogalleries/100418-hard-see-sea-species-marine-census-pictures/

Comentarios

Entradas más populares de este blog

La manifestación poco conocida de la tenia solitaria

En las profundidades del intestino delgado puede habitar un extraño huésped. Parece un fetuchini tan largo como una anaconda, pero dividido en decenas de pequeños segmentos llamados proglótides. Vive anclado a la pared intestinal por unos espeluznantes ganchos y ventosas que tiene en la cabeza (si así se le puede llamar a eso). No tiene boca porque se alimenta a través de la piel. Es la famosa tenia solitaria . Escólex de Taenia solium con cuatro ventosas y rostelo con ganchos. Fuente: CDC. Le llaman solitaria porque no necesita de una compañera (o compañero) para poder formar una familia. Son hermafroditas. Cada proglótido maduro tiene su propio suministro de óvulos y esperma, capaces de producir unos 60 000 huevos muy resistentes que son liberados a través de nuestras heces . Al menos seis segmentos llenos de huevos son liberados cada día por una persona infectada. Cuando los cerdos comen alimentos contaminados con heces humanas, común en algunas zonas de la sierra y selva del paí

¿Por qué tanto miedo al bromuro de etidio?

El bromuro de etidio (BrEt) es un agente químico muy usado en técnicas de biología molecular para teñir nuestros geles de agarosa y poder apreciar nuestras bandas de ADN; ya sean de los productos de extracción o de PCR. Existen dos formas de teñir los geles: i) remojando el gel de agarosa por 15 minutos en una bandeja con BrEt (0,5 mg/L) después de haber hecho la electroforesis o ii) añadiendo el BrEt directamente al gel al momento de prepararlo. Con la primera evitamos contaminar nuestra cámara de electroforesis con BrEt y con la segunda evitamos exponernos a salpicaduras y otros accidentes que pueden ocurrir al hacer la tinción en bandeja. Se han dado cuenta que desde que entramos a un laboratorio de biología molecular nos tienen traumados con el BrEt: "¡Cuidado que te salpique!", "¡no lo huelas!", "¡usa tres guantes!", "¡no es por ese lado!", "¡si te cae en la piel te va a dar cáncer y te puedes morir!", entre otras cosas más.

¿Qué fue del estudio más grande sobre la seguridad de los transgénicos?

La tarde del 11 de noviembre de 2014, en un hotel londinense, se anuncia el lanzamiento de " Factor GMO ", el experimento a largo plazo más extenso y detallado jamás realizado sobre un alimento transgénico y su plaguicida asociado. Con un costo estimado de 25 millones de dólares , el estudio buscaba aportar —con una solidez sin precedentes— valiosa información para permitir a las autoridades reguladoras, los gobiernos y la población general, responder si es seguro el consumo de Organismos Genéticamente Modificados (OGM) o la exposición a su herbicida asociado en condiciones reales. El experimento —que se llevaría a cabo en un laboratorio secreto en el territorio ruso para evitar cualquier injerencia externa— consistía en someter a 6.000 ratas de laboratorio a diversas dietas basadas en el maíz transgénico NK603 y su herbicida asociado (RoundUp), cuyo principio activo es el glifosato . Es similar al famoso  estudio realizado Guilles-Eric Seralini , pero a mayor esc