Ir al contenido principal

La guerra de los espermas

En los insectos altamente socializados, como las abejas y las hormigas, se tiene una reina que es la única capaz de producir huevecillos. La reina por lo general es grande y gorda y solo vive echada en el centro del cubil, donde los súbditos viven para alimentarla, limpiarla y cuidarla. Pero, cuando la reina quiere sexo para fertilizar sus huevos, tiene dos opciones —dependiendo de la especie— tener un solo semental (monandra) o muchos donadores (poliandra). Cuando es monandra la cosa es sencilla, el macho acumula mucho esperma durante su vida y cuando llega la hora lo depositan todo y fertiliza todos los huevecillos. Pero, cuando la reina es poliandra, la cosa cambia.

Cuando son muchos machos los que quieren depositar su material genético, compiten ferozmente entre sí para depositar la mayor cantidad de esperma en la reina. Pero la guerra no termina aquí. Una vez que el esperma está dentro de la reina, liberan sustancias químicas que incapacitan al esperma rival. Investigadores de la Universidad de Copenhague, lideradas por la Dra. Susanne den Boer, investigaron este comportamiento y observaron que las sustancias que liberan son inocuas para si mismos, pero si lo son hasta para el esperma de sus propios hermanos.

Este experimento se hizo exponiendo los espermas de diferentes especies a sus propios espermas, al de sus hermanos y al de machos parentalmente no relacionados. Observaron que en especies donde la reina es monandra, los fluidos seminales tenían los mismos efectos beneficiosos sobre su propio esperma y el de otros machos; en cambio, en las especies donde la reina acumula el esperma de diferentes machos, las tasas de supervivencia disminuyeron considerablemente en los espermas de los hermanos o de otros machos en sólo 30 minutos.

Uno puede pensar que este comportamiento es beneficioso, porque de esta manera se asegura que el esperma más resistente será el más apto y dará una mejor descendencia, pero esto no es así. Desde el punto de vista de la reina esto es un problema, porque requiere de una gran cantidad de esperma para poder fertilizar todos los huevecillos que produzca durante su vida, así que en la espermateca, la reina tiene un fluido que aplaca esta guerra y suprime el efecto destructivo de los fluidos seminales rivales, llevándolos a una paz eterna.

Vía Not Exactly Rocket Science.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

La manifestación poco conocida de la tenia solitaria

En las profundidades del intestino delgado puede habitar un extraño huésped. Parece un fetuchini tan largo como una anaconda, pero dividido en decenas de pequeños segmentos llamados proglótides. Vive anclado a la pared intestinal por unos espeluznantes ganchos y ventosas que tiene en la cabeza (si así se le puede llamar a eso). No tiene boca porque se alimenta a través de la piel. Es la famosa tenia solitaria . Escólex de Taenia solium con cuatro ventosas y rostelo con ganchos. Fuente: CDC. Le llaman solitaria porque no necesita de una compañera (o compañero) para poder formar una familia. Son hermafroditas. Cada proglótido maduro tiene su propio suministro de óvulos y esperma, capaces de producir unos 60 000 huevos muy resistentes que son liberados a través de nuestras heces . Al menos seis segmentos llenos de huevos son liberados cada día por una persona infectada. Cuando los cerdos comen alimentos contaminados con heces humanas, común en algunas zonas de la sierra y selva del paí

¿Por qué tanto miedo al bromuro de etidio?

El bromuro de etidio (BrEt) es un agente químico muy usado en técnicas de biología molecular para teñir nuestros geles de agarosa y poder apreciar nuestras bandas de ADN; ya sean de los productos de extracción o de PCR. Existen dos formas de teñir los geles: i) remojando el gel de agarosa por 15 minutos en una bandeja con BrEt (0,5 mg/L) después de haber hecho la electroforesis o ii) añadiendo el BrEt directamente al gel al momento de prepararlo. Con la primera evitamos contaminar nuestra cámara de electroforesis con BrEt y con la segunda evitamos exponernos a salpicaduras y otros accidentes que pueden ocurrir al hacer la tinción en bandeja. Se han dado cuenta que desde que entramos a un laboratorio de biología molecular nos tienen traumados con el BrEt: "¡Cuidado que te salpique!", "¡no lo huelas!", "¡usa tres guantes!", "¡no es por ese lado!", "¡si te cae en la piel te va a dar cáncer y te puedes morir!", entre otras cosas más.

¿Qué fue del estudio más grande sobre la seguridad de los transgénicos?

La tarde del 11 de noviembre de 2014, en un hotel londinense, se anuncia el lanzamiento de " Factor GMO ", el experimento a largo plazo más extenso y detallado jamás realizado sobre un alimento transgénico y su plaguicida asociado. Con un costo estimado de 25 millones de dólares , el estudio buscaba aportar —con una solidez sin precedentes— valiosa información para permitir a las autoridades reguladoras, los gobiernos y la población general, responder si es seguro el consumo de Organismos Genéticamente Modificados (OGM) o la exposición a su herbicida asociado en condiciones reales. El experimento —que se llevaría a cabo en un laboratorio secreto en el territorio ruso para evitar cualquier injerencia externa— consistía en someter a 6.000 ratas de laboratorio a diversas dietas basadas en el maíz transgénico NK603 y su herbicida asociado (RoundUp), cuyo principio activo es el glifosato . Es similar al famoso  estudio realizado Guilles-Eric Seralini , pero a mayor esc