Ir al contenido principal

Los puntos y las rayas de los grandes felinos


Los tigres tienen rayas y los leopardos tienen puntos, siempre ha sido así y siempre lo será... Pero a que se debe este patrón? Hasta ahora no se sabía, porque los tigres no pueden tener puntos o porque los lepardos no pueden tener rayas. Eduardo Eizirik et. al, investigador de la Pontificia Universidad Católica de Rio do Sul, ha podido llegar a responder parte de esta pregunta usando unos cuantos gatitos.

Los gatos domésticos también presentan puntos, rayas y otros patrones en el color de sus pelos, así que es un excelente modelo -y ni que decir, menos peligroso- para entender el problema de las rayas y puntos del tigre y del leopardo. Se hicieron cruzas entre estos gatos con lo siguientes patrones en orden de dominancia: los abisinios (sin patrón alguno), punteados, los atigrados o Mackerel y los manchados. Antes se creía que todos estos patrones estaban regulados por un único lucus, Tabby. Los investigadores encontraron al menos tres locus relacionados con los patrones de colores en el pelaje de estos felinos; además, encontraron la ubicación de dos de estos tres genes. El locus responsable del patrón abisinio se encuentra en masomenos en la región 3.8-Mb del cromosoma B1 y el otro, responsable del patrón Mackerel y manchado se encuentra en la región 5-Mb del cromosoma A1. Un locus adicional actúa como modulador, modificando el patrón del atigrado por el punteado. Para esto utilizaron determinados marcadores moleculares que aparecían cada vez que se expresaba un determinado patrón; en otras palabras, el marcador molecular se encontraba en la misma región que el gen.

Así que, son dos los procesos que se dan para la formación de los patrones en la piel de los felinos. El primero se da a nivel de la diferenciación celular. Las células, en determinadas zonas del cuerpo del animal se diferencian para expresar pelaje de un color característico para que en conjunto adquieran un patrón y los ayuden a camuflarse y no ser visto por sus presas. El otro proceso esta preestablecido en el genoma del animal, según el locus que posea, el cual afectará la síntesis de melanina.

Lo que explicaría porque el tigre tiene rayas y el leopardo puntos es que todo su linaje tiene un sólo tipo de gen en cada uno de estos locus (homocigotas) y como un tigre no se puede cruzar con un leopardo, el otro locus necesario para modificar el patrón nunca aparecerá en la otra especie. Aunque, se han observado cieras mutaciones que han modificado estos patrones, pero no son muy comunes.

Además, con este estudio, podemos comprender mejor la genética detrás del color del pelo y la piel de otros mamíferos, así como conducirnos hacia nuevas estrategias terapéuticas para corregir ciertos probelmas de la piel en las personas.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

¿Por qué tanto miedo al bromuro de etidio?

El bromuro de etidio (BrEt) es un agente químico muy usado en técnicas de biología molecular para teñir nuestros geles de agarosa y poder apreciar nuestras bandas de ADN; ya sean de los productos de extracción o de PCR. Existen dos formas de teñir los geles: i) remojando el gel de agarosa por 15 minutos en una bandeja con BrEt (0,5 mg/L) después de haber hecho la electroforesis o ii) añadiendo el BrEt directamente al gel al momento de prepararlo. Con la primera evitamos contaminar nuestra cámara de electroforesis con BrEt y con la segunda evitamos exponernos a salpicaduras y otros accidentes que pueden ocurrir al hacer la tinción en bandeja. Se han dado cuenta que desde que entramos a un laboratorio de biología molecular nos tienen traumados con el BrEt: "¡Cuidado que te salpique!", "¡no lo huelas!", "¡usa tres guantes!", "¡no es por ese lado!", "¡si te cae en la piel te va a dar cáncer y te puedes morir!", entre otras cosas más.

TOP 10: Las peores cosas de trabajar en un laboratorio

Encontré este interesante artículo publicado en Science Careers . La verdad es que me ha gustado mucho —me sentí identificado con varios aspectos— tanto que me tomé la libertad de traducirlo y hacerle algunas modificaciones, en base a mi experiencia personal, para ustedes. Tus amigos no-científicos no entienden lo que haces. Cuando te reúnes con tus amigos del colegio o del barrio y empiezan a hablar acerca de sus trabajos, qué es lo que hacen y cuáles han sido los logros más recientes, ellos fácilmente lo pueden resumir en un “ he construido una casa/edificio/puente/carretera ”, o “ he dejado satisfecho a un cliente ” (que feo sonó eso xD), o tu amigo abogado dirá “ he sacado de la cárcel a un asaltante confeso y encima he logrado que lo indemnicen ”, pero cuando te toca a ti ¿qué dirás? “ Bueno he curado… uhm, la verdad no he curado, las ratas viven un poco más pero no las he curado, así que he descubierto… no, esa palabra es muy fuerte. La verdad he probado… este… tampoco, las

El mundo subatómico de la biología: Biología cuántica

Los seres vivos no somos más que un conjunto de átomos maravillosamente organizados, así que estamos gobernados por sus leyes y principios. Sin embargo, el mundo subatómico no se parece en nada al que los biólogos están acostumbrados estudiar. En el presente artículo trataré de ver en qué medida puede afectar el comportamiento de las partículas subatómicas al mundo vivo que conocemos, sin adentrarnos en conceptos ni ecuaciones complicadas (no soy físico y sería muy difícil para mí explicarlos), tratando de que al menos les quede una idea —algo reduccionista—  de cómo ciertos aspectos complejos de la vida pueden llegar a ser netamente físicos. Los orígenes Hace un poco más de 80 años, el físico alemán Werner Heisenberg propuso los conceptos centrales de la física cuántica que buscaba explicar ese misterioso mundo de los átomos, donde los fotones y los electrones se comportan de una manera realmente extraña, a veces lo hacen como onda y otras como partícula, fenómenos que no pueden s