Ir al contenido principal

Enciclopedia Genómica de Bacterias y Arqueas

ResearchBlogging.orgEl proyecto GEBA (Genomic Encyclopedia of Bacteria and Archaea) está enfocado en llenar los espacios en blanco que encontramos en el árbol de la vida de las arqueas y las bacterias. La idea de este proyecto es muy simple: Contamos actualmente con más de 1000 genomas de procariotas secuenciados –o cerca de ser terminados- todos ubicados en el GenBank. Todos estos genomas han sido decodificados por intereses específicos, ya sean clínicos, biotecnológicos, farmacéuticos, etc, y no por su importancia evolutiva. Los que dan plata par secuenciar el genoma de un organismo lo hacen porque quieren obtener un beneficio económico posteriormente; una aplicación específica en la industria o que permita desarrollar nuevos mecanismos para contrarrestar el efecto de ciertos patógenos; y no porque se quiere saber como ha evolucionado o cual es su relación filogenética con otros organismos.

GEBA secuenciará el genoma de 100 organismos basado en su posición filogenética dentro del árbol de la vida de los procariotas, que está hecho en base al ARN ribosomal que codifica la subunidad pequeña del ribosoma. La primera tanda de 56 genomas (53 de bacterias y 3 de arqueas) ha sido publicado esta semana de Nature (el paper lo pueden descargar ya que está bajo una licencia de Creative Commons).

Figure1_183mmFig 1.  Árbol filogenético usando el modelo Maximum-likelihood de dominios de bacterias basado en alineamientos concatenados de 31 genes codificantes altamente conservados. Los phylum se distinguen por el color de la rama y los genomas GEBA están indicados de color rojo en el nombre de las especies.

De todos los candidatos, primero se seleccionaron 200 cepas, que englobaban a casi todas las Bacterias y Arqueas. Se tomaron también a representantes del phylum Actinobacteria por su alta diversidad genotípica y fenotípica y por tener el más bajo porcentaje de organismos secuenciados que cualquier otro phylum (1% versus un promedio de 2.3%). De los 200, se seleccionaron a 159 gracias a su capacidad de obtener buena cantidad y calidad de ADN. Y de todos ellos, se reportaron de los primeros 56 genomas cuya fase de secuenciamiento ya ha sido finalizada.

Los investigadores crearon un “árbol genómico” (Fig 1) de todos los genomas bacterianos que ya han sido completados, juntamente con los GEBA, para ver su contribución relativa a la medida de diversidad filogenética. Se observó que las bacteria GEBA daban de 2.8 a 4.4 veces más diversidad filogenética que al usar un muestreo aleatorio.

Este método no sólo tiene un efecto sobre la diversidad filogenética, también se pudo descubrir y caracterizar nuevas familias de genes; así como nuevas funciones para las proteínas. Ellos pudieron encontrar, usando GEBA, un promedio de 1060 familias de proteínas por genoma. Muestreando dentro de una especie de bacteria (Ej. Streptococcus agalactiae) se encontraban un promedio de 121 familias de proteínas por genoma; dentro de una familia (Ej. Enterobacteriaceae) un promedio de 307 y dentro de un phylum (Ej. Actinobacteria) un promedio de 649. Además, se descubrió 1768 familias que no parecen tener ninguna similaridad con otra familia conocida, indicando la presencia de funciones novedosas en los procariotas. Las proteínas con funciones novedosas son muy importantes  porque permiten relacionar a homólogos evolutivamente distantes.

No sólo eso, también se pueden encontrar proteínas con funciones conocidas en organismos que, al parecer, no cumplen con esas funciones. De los 56 organismos GEBA estudiados, sólo se sabía que 2 eran degradadores de celulosa. Al estudiar todo este grupo de genomas se encontró una gran variedad de genes que codifican para enzimas que hidrolizan glucósidos como la celulosa y hemicelulosa (Glucósidos hidrolasas, GH). Se encontraron 28 miembros filogenéticamente divergentes de la familia GH6 y 7 de la familia GH48. En el arquea halófilo Halorhabdus utahensis, que se sabe tiene actividad B-xilanasa y B-xilosidasa, posee un grupo de genes que incluyen a 2 B-xilanasas miembros de la familia GH10 y otros 6 nuevos miembros de la familia GH5 sin función conocida. Esto puede tener una gran importancia en la industria biotecnológica, en la producción de biocombustibles y etanol a partir de residuos celulósicos, uno de los santo griales de la biotecnología verde.

También se encontraron  nuevas unidades CRISPR y se ha descubierto un homólogo a la actina en Haliangium ochraceum. Los procariotas no tienen actina -esta es exclusiva de los eucariotas- en vez de ella tienen una proteína llamada MreB que tiene una función similar a la actina pero no son homólogos, en otras palabras, no han tenido un mismo origen evolutivo. Pero, H. ochraceum codifica una proteína que es de la familia de las actinas llamada BARP (bacterial actin-related protein), aunque aún no se ha determinado su función específica, se sospecha que es un ortólogo de la MreB y es importante cuando el microorganismo pasa al estado de mixobacteria.

En conclusión, seleccionar a los microorganismos que van a ser secuenciados en base a consideraciones filogenéticas ofrece mayores beneficios que seleccionarlos en base a su importancia económica o aplicativa. Se estima que será necesario secuenciar al menos unos 1520 genomas para alcanzar la mitad de la diversidad filogenética de los procariotas conocidos cultivables.

Wu, D., Hugenholtz, P., Mavromatis, K., Pukall, R., Dalin, E., Ivanova, N., Kunin, V., Goodwin, L., Wu, M., Tindall, B., Hooper, S., Pati, A., Lykidis, A., Spring, S., Anderson, I., D’haeseleer, P., Zemla, A., Singer, M., Lapidus, A., Nolan, M., Copeland, A., Han, C., Chen, F., Cheng, J., Lucas, S., Kerfeld, C., Lang, E., Gronow, S., Chain, P., Bruce, D., Rubin, E., Kyrpides, N., Klenk, H., & Eisen, J. (2009). A phylogeny-driven genomic encyclopaedia of Bacteria and Archaea Nature, 462 (7276), 1056-1060 DOI: 10.1038/nature08656

Etiquetas de Technorati:

Comentarios

Entradas más populares de este blog

La oruga derretida

Las larvas de la polilla gitana ( Lymantria dispar ) llevan una vida tranquila. Durante el día, descansan en las grietas de la corteza de los árboles o enterradas en el suelo para evitar ser capturadas por sus depredadores. En las noches, salen de sus escondites y se alimentan de hojas hasta minutos antes del amanecer. A los cuarenta días de vida, se convierten en pupas, y dos semanas después, emergen como polillas adultas. Se aparean, ponen cientos de huevecillos y reinician su ciclo biológico. Oruga de la polilla gitana. Fuente: Wikimedia Commons . Una mañana, una de estas orugas aparece colgada boca abajo en la hoja más alta de una planta. Parece muerta. De pronto, empieza a estirarse y derretirse como si fuera un pedazo de plástico puesto cerca del fuego. La oruga literalmente gotea sobre las hojas que se encuentran debajo. Es una escena es macabra. Ninguna oruga presenció este hecho. Era de día y estaban escondidas. Pero en la noche, sin darse cuenta, se alimentan de las hojas s

¿Por qué tanto miedo al bromuro de etidio?

El bromuro de etidio (BrEt) es un agente químico muy usado en técnicas de biología molecular para teñir nuestros geles de agarosa y poder apreciar nuestras bandas de ADN; ya sean de los productos de extracción o de PCR. Existen dos formas de teñir los geles: i) remojando el gel de agarosa por 15 minutos en una bandeja con BrEt (0,5 mg/L) después de haber hecho la electroforesis o ii) añadiendo el BrEt directamente al gel al momento de prepararlo. Con la primera evitamos contaminar nuestra cámara de electroforesis con BrEt y con la segunda evitamos exponernos a salpicaduras y otros accidentes que pueden ocurrir al hacer la tinción en bandeja. Se han dado cuenta que desde que entramos a un laboratorio de biología molecular nos tienen traumados con el BrEt: "¡Cuidado que te salpique!", "¡no lo huelas!", "¡usa tres guantes!", "¡no es por ese lado!", "¡si te cae en la piel te va a dar cáncer y te puedes morir!", entre otras cosas más.

¿Cómo eran los primeros tomates que llegaron a Europa?

Las primeras exploraciones europeas al continente americano, allá por inicios del siglo XVI, trajeron consigo muchas riquezas, especialmente, plantas que eran cultivas y consumidas al otro lado del mundo. Una de ellas fue el tomate. Hoy es la hortaliza más cultivada en el mundo. Anualmente se producen unas 180 millones de toneladas en 4.85 millones de hectáreas. Los tomates de hoy no se parecen ni saben como los que llegaron a Europa hace 500 años. Esto se debe a que la selección y mejora genética, que se ha dado por décadas, se orientó hacia la obtención de frutos más redondos, uniformes y resistentes, que duren más en los anaqueles de los supermercados y resistan el aplastamiento. La consecuencia fue que, en el proceso, se perdieron aquellos genes y alelos que codifican mayores niveles de azúcares y compuestos volátiles , que son claves en el sabor de este fruto. Con el fin de saber la apariencia que tenían los primeros tomates que llegaron a Europa, un grupo de investigadores neerla