Ir al contenido principal

Plantas asesinas

Cuando hablamos de plantas carnívoras, a muchos se nos viene a la mente el juego de Mario Bross, donde unas plantas rojas con grandes hocicos engullen al pobre enano barbón cuando salen de los tubos de desagüe. Cuando era muy chico, pensaba que las plantas carnívoras eran tan grandes que podían llegar a comer a un hombre y que tenían la capacidad de desplazarse de un lugar a otro; por no decir que podían caminar. Pero a medida que crecía descubrí que esto no era cierto. Si bien existían las plantas carnívoras, estas sólo devoraban pequeños insectos que caían en sus pegajosas trampas o mosquitos que eran engañados por sus putrefactos aromas.

Entre las plantas carnívoras más conocidas tenemos a las Droseras y la Venus atrapa moscas. La primera, atrapa a sus víctimas usando néctares pegajosos; mientras que la segunda parece una trampa en diente con un sofisticado sistema de cierre automático. Hasta ahora no había visto antes una planta carnívora que comiera carne de verdad. Esta planta carnívora gigante, descubierta en el centro de Filipinas, es capaz de engullir a un pequeño roedor.

Nepenthes truncata, es el nombre científico de esta asesina de roedores.

Actualmente, estas plantas han sido de gran utilidad para los ecólogos, quienes han descubierto que dentro de ellas existe un ecosistema completo, con su propia cadena trófica y relaciones inter e intraespecíficas. En sus hojas tubulares se almacena agua donde existen una serie de bacterias, plancton y algunos invertebrados que se relacionan entre sí de manera simbiótica, beneficiándose unos a otros. Las bacterias degradan los desechos de los infortunados insectos que cayeron en la trampa, sus desechos son asimilados y metabolizados por el plancton que sirve de alimento para algunos invertebrados (nemátodos, protozoarios, etc), que sirven como carnada para insectos más grandes que caen en esta pequeña piscina orgánica y ya no pueden salir, luego la planta libera algunas enzimas para digerir y asimilar los nutrientes producidos para poder sobrevivir, ya que los suelos donde viven, generalmente, son muy pobres en nutrientes. En otras palabras, los ecólogos pueden modelar el mundo en un pequeño vaso de vidrio.

Estas plantas también pueden ser usadas como modelos para estudiar la dinámica de los ecosistemas. También las plantas carnívoras han servido para monitorear el estado de las ciénagas y bosques en diferentes parques naturales como el de Cape Breton Highlands, en Canadá. Estas plantas lo que hacen es colectar el agua que cae con las lluvias en sus hojas en forma de tubos y luego alimentarse de insectos para poder sobrevivir a suelos extremadamente pobres. Estas características las hacen muy sensibles a la contaminación atmosférica y cambio climático.

Si te gustan estas fantásticas plantas aquí hay una galería de imágenes.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

La manifestación poco conocida de la tenia solitaria

En las profundidades del intestino delgado puede habitar un extraño huésped. Parece un fetuchini tan largo como una anaconda, pero dividido en decenas de pequeños segmentos llamados proglótides. Vive anclado a la pared intestinal por unos espeluznantes ganchos y ventosas que tiene en la cabeza (si así se le puede llamar a eso). No tiene boca porque se alimenta a través de la piel. Es la famosa tenia solitaria . Escólex de Taenia solium con cuatro ventosas y rostelo con ganchos. Fuente: CDC. Le llaman solitaria porque no necesita de una compañera (o compañero) para poder formar una familia. Son hermafroditas. Cada proglótido maduro tiene su propio suministro de óvulos y esperma, capaces de producir unos 60 000 huevos muy resistentes que son liberados a través de nuestras heces . Al menos seis segmentos llenos de huevos son liberados cada día por una persona infectada. Cuando los cerdos comen alimentos contaminados con heces humanas, común en algunas zonas de la sierra y selva del paí

¿Por qué tanto miedo al bromuro de etidio?

El bromuro de etidio (BrEt) es un agente químico muy usado en técnicas de biología molecular para teñir nuestros geles de agarosa y poder apreciar nuestras bandas de ADN; ya sean de los productos de extracción o de PCR. Existen dos formas de teñir los geles: i) remojando el gel de agarosa por 15 minutos en una bandeja con BrEt (0,5 mg/L) después de haber hecho la electroforesis o ii) añadiendo el BrEt directamente al gel al momento de prepararlo. Con la primera evitamos contaminar nuestra cámara de electroforesis con BrEt y con la segunda evitamos exponernos a salpicaduras y otros accidentes que pueden ocurrir al hacer la tinción en bandeja. Se han dado cuenta que desde que entramos a un laboratorio de biología molecular nos tienen traumados con el BrEt: "¡Cuidado que te salpique!", "¡no lo huelas!", "¡usa tres guantes!", "¡no es por ese lado!", "¡si te cae en la piel te va a dar cáncer y te puedes morir!", entre otras cosas más.

La citometría de masas, una novedosa técnica para estudiar las células individualmente

Los citómetros de flujo han sido una herramienta fundamental en el descubrimiento y caracterización de los diferentes tipos de células que conforman el sistema inmune. Esta técnica es tan poderosa que permite analizar más 10 parámetros simultáneamente, gracias al uso de anticuerpos marcados con moléculas fluorescentes. Sin embargo, la citometría de flujo parece haber llegado a su límite tecnológico, ya que cuando se pretende analizar más de 10 parámetros a la vez, la superposición de los espectros luminosos dificulta el análisis de los datos. Un grupo de investigadores norteamericanos y canadienses han mejorado la técnica gracias al uso de los principios de la espectrometría de masas según reportaron ayer en Science . De manera sencilla, la citometría de flujo consiste en el paso de una suspensión celular a través de un láser. Para que las células puedan ser detectadas y diferenciadas unas de otras, son marcadas con moléculas fluorescentes que se excitan cuando el rayo láser inci