Ir al contenido principal

Un parásito que escapa al sistema inmunológico humano

En la edición digital de la revista Nature aparece publicado un estudio del equipo de científicos liderado por F. Nina Papavasiliou, de la Universidad de Rockefeller (EEUU) que revela la forma en la que el parásito Trypanosoma brucei inicia su escapada, separando ambas hebras de su ADN.

Los Tripanosomas son protozoos con formas muy complicadas de evasión inmunitaria, las cuales incluyen mecanismos como la supresión de formación de radicales tóxicos y citocinas dañinos a ellos, pero el mecanismo más interesante de este protozoario es la modificación antigénica. Una manera de lograr esto es cubrirse con antígenos propios del hospedador, de tal manera que se vuelven tolerables. Las tripanosomas de este tipo, por consiguiente, no son patógenos, aunque T. brucei, que sí es patógeno se cubre de proteínas plasmáticas y de superficie de eritrocitos del hospedador, por lo que no es detectado.

De ahí que este parásito haya despertado la curiosidad de los científicos por su capacidad de burlar al sistema inmunológico del ser humano cambiando periódicamente la estructura de su cápsula proteica, de tal modo que las defensas del organismo no son capaces de adaptarse a las variaciones y reconocer la amenaza.

Ahora los investigadores han logrado precisar la estrategia de supervivencia del parásito reproduciendo artificialmente el modo en que el parásito modifica su cápsula proteica, un logro que permite estudiar cómo un gran número de virus utilizan esta táctica y que puede llevar, en un futuro, a evitar que éstos alcancen con éxito su objetivo.

Vía The Rockefeller Universitiy

Aprendiendo de este parásito, nosotros podemos salir beneficiados previniendo que estos se colen y se burlen del sistema inmunológico, pudiendo ocasionar daños irreversibles.

Escrito por Christabelle Savaresse

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Ozono por el culo

La insuflación rectal de ozono , que en términos coloquiales es ozono por el culo  ( OxC , de forma abreviada), es una forma de ozonoterapia.  Según sus promotores , esta terapia "es muy potente en cuanto a la eliminación de gérmenes intestinales como virus, bacterias, protozoos, hongos, etc ". Incluso pidieron a la Organización Mundial de la Salud que lo usaran para el tratamiento del Ébola.  Según Ozonomédica , la ozonoterapia, en general, "es una eficaz alternativa en el tratamiento y control de muchas patologías y enfermedades crónicas" que incluso "puede retrasar o evitar la aparición de diabetes, cáncer, artritis, artrosis, entre otras". Paciente recibiendo OxC. Fuente: Ozonoterapia . Sin embargo,  de acuerdo con la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos ( FDA ), el ozono es un gas tóxico sin alguna aplicación médica conocida . Si bien es cierto, el ozono nos protege de la peligrosa radiación ultravi

¿Cuál de los cromosomas X se inactiva en las hembras?

Si preguntamos en la calle ¿cuál es la principal diferencia entre un varón y una mujer?, seguramente las respuestas más frecuentes serán los senos, los órganos reproductores, la barba, la obsesión por los zapatos o por los videojuegos, entre otros.  Pero muy pocos —tal vez algunos biólogos que cayeron en la encuesta— dirán “¡los cromosomas sexuales!”. Y tendrían razón.  La diferencia más sustancial, a partir de la cual se originan todas las demás, son los cromosomas sexuales. En los mamíferos, las hembras tienen dos cromosomas X (XX) y los machos un cromosoma X y un cromosoma Y (XY). A pesar de ser chiquito, el cromosoma Y porta un gen esencial para lograr la diferenciación masculina. De no ser por él, prácticamente todos seríamos hembras, así tuviéramos solo un cromosoma X (X0) como en el Síndrome de Turner . Entonces, serán los machos quienes finalmente determinen el sexo de los hijos porque sus espermatozoides portarán o bien el cromosoma X o bien el cromosoma Y; mient

¿Por qué el tucán tiene un pico tan grande?

Los tucanes ostentan picos enormes y vistosos. Yo pensaba que era producto de la selección sexual, es decir, mejoraba sus chances de conseguir a una buena tucana con quien aparearse y heredar sus genes a la siguiente generación. Sin embargo, habían investigadores que creían que los enormes picos eran un horrible vestigio de algún ancestro primitivo. Pero la verdadera razón era otra según concluye un estudio publicado en Science . Los animales nos podemos catergorizar en dos tipos: los homeotermos (o endotermos) y los poiquilotermos (o ectotermos). Los homeotermos (aves y mamíferos) somos capaces de mantener una temperatura corporal constante (en nuestro caso 37ºC). Cualquier desvío abrupto podría generarnos problemas. Mientras que los poiquilotermos (reptiles) suelen tomar largas horas de sol para calentar su cuerpo y permitir que su metabolismo funcione correctamente. Los seres humanos, por ejemplo, para mantener una temperatura constante sudamos o quemamos nuestras reservas d