Ir al contenido principal

¿Por qué el tucán tiene un pico tan grande?

Los tucanes ostentan picos enormes y vistosos. Yo pensaba que era producto de la selección sexual, es decir, mejoraba sus chances de conseguir a una buena tucana con quien aparearse y heredar sus genes a la siguiente generación. Sin embargo, habían investigadores que creían que los enormes picos eran un horrible vestigio de algún ancestro primitivo. Pero la verdadera razón era otra según concluye un estudio publicado en Science.


Los animales nos podemos catergorizar en dos tipos: los homeotermos (o endotermos) y los poiquilotermos (o ectotermos). Los homeotermos (aves y mamíferos) somos capaces de mantener una temperatura corporal constante (en nuestro caso 37ºC). Cualquier desvío abrupto podría generarnos problemas. Mientras que los poiquilotermos (reptiles) suelen tomar largas horas de sol para calentar su cuerpo y permitir que su metabolismo funcione correctamente.

Los seres humanos, por ejemplo, para mantener una temperatura constante sudamos o quemamos nuestras reservas de grasa, dependiendo de si hace mucho calor o frío en el entorno. Los perros, por su parte, mantienen sus lenguas afuera y jadean para refrescarse. Los elefantes usan sus grande orejas para ventilar la sangre que por ahí pasa. ¿Será acaso que los tucanes tienen ese gran tamaño de pico también para regular su temperatura interna?

Para dar respuesta a esta pregunta, un grupo de investigadores brasileros usaron cámaras termográficas, las cuales detectan los rayos infrarrojos que emana un objeto, para observar el patrón de distribución de calor del pico del tucán sometido a diferentes temperaturas.


Los resultados mostraron que, cuando hacía mucho calor (Figura C, D, F y H), el tucán libera su sangre al pico para que se refresque. La peculiaridad de esta zona es que está altamente vascularizada, es decir, la sangre fluye a lo largo de una red de vasos y capilares, incrementando su área superficial (como en la oreja de los elefantes), para así poder liberar el calor de manera más eficiente. Por otro lado, cuando hacía frío (Figura E y G), el tucán comprimía los vasos y capilares de su pico para que la sangre no ingrese y así pueda conservar el calor y mantenerse tibio.

Y no solo eso. Dependiendo de la sensación térmica, la velocidad del viento o del flujo sanguíneo, el tucán puede llegar a perder entre el 5% y el 100% del exceso de calor de su organismo.

Es asombroso poder descubrir la verdadera función del gran tamaño del pico de los tucanes, tal vez más sorpresas descubramos al investigar a fondo el cuello largo de las jirafas o las plumas vistosas del pavo real, uno nunca sabe las maravillas que podríamos llegar a descubrir en el mundo natural.

Referencia:

Tattersall, G.J., Andrade, D.V. & Abe, A.S. Heat Exchange from the Toucan Bill Reveals a Controllable Vascular Thermal Radiator. Science 325 (5939): 468-470 DOI: 10.1126/science.1175553

[Entrada publicada originalmente el 23 de julio de 2009]

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Fusión y fisión de mitocondrias

Se cree que los procariotas aparecieron en el planeta hace unos 3,500 millones de años, mientras que los eucariotas lo hicieron hace unos 2,000 millones de años. Pero, si los procariotas llevan una ventaja de 1,500 millones de años a los eucariotas, ¿por qué ellos no son los organismos más complejos? La respuesta son las mitocondrias [Les recomiendo leer este artículo publicado en el blog]. Todos conocemos a las mitocondrias, si no las recuerdan, aquí se las presento. Tal vez la imagen que tenemos de ellas es que se encuentran diseminadas por toda la célula, aisladas unas de otras o, a lo mucho, reuniéndose en pequeños grupos. Sin embargo, esto no es así. En realidad, las mitocondrias son unos organelos muy dinámicos, que se encuentran fusionándose y dividiéndose constantemente, pero hasta ahora no se sabe a ciencia cierta que rol cumple este proceso. Axel Kowald de la Universidad Humboldt de Berlín y Tom B. L. Kirkwood de la Universidad de Newcastle han desarrollado una teoría

El mapa de las rutas metabólicas… Animado!

¿Qué es una ruta o vía metabólica? De manera sencilla, es el flujo de reacciones que sigue un determinado compuesto al ingresar a la célula, de esta manera, se transforma en una molécula más compleja (biosíntesis o anabolismo) o en una más sencilla (degradación o catabolismo). Por ejemplo: el pan tiene una gran variedad de compuestos químicos, pero el más abundante es el almidón —presente en la harina con el que es elaborado. El almidón es degradado por una serie de reacciones químicas gracias a unas enzimas llamadas amilasas, convirtiéndose en pequeñas unidades de glucosa. La glucosa ingresa a la célula y pasa por una serie de reacciones para llegar a formar dos moléculas de piruvato. Gráficamente lo podemos ver de la siguiente manera: Esta forma de graficarla se ve muy fría y poco llamativa, es más, parece ser muy difícil de aprenderla y no nos dice nada de como es el flujo de las otras moléculas que participan en la reacción, por ejemplo: el ADP y el NADH. Además, ésta sol

Crea tus propias rutas metabólicas con PathVisio

Alguna vez se han preguntado como hacen los científicos para hacer las rutas metabólicas que vemos en los libros o en los artículos científicos? Usan programas especializados en este tipo de diseños, es algo así como un AutoCad para biólogos. Aunque también lo puedes hacer en Power Point o en Corel Draw, pero estos programas no entenderían el contexto biológico de la ruta metabólica, las conexiones entre genes y proteínas. PathVisio es una herramienta que te permite crear rutas metabólicas con significado biológico para tus presentaciones o para publicarlos en un artículo o una monografía. Y si ya eres un investigador que usa técnicas de biología molecular avanzadas como el secuenciamiento genético y los microarreglos, puedes diseñar nuevas vías metabólicas, a partir de tus resultados y exportarlos a WikiPathways . También te permite descargar rutas metabólicas y base de datos de genes de organismos modelos muy usados en biología como son de Drosophila melanogaster , Saccharomy