Ir al contenido principal

Áreas de conservación: ¿privadas o públicas?

Las áreas de conservación privadas son escasas en nuestro país. Ascienden a no más del 0,07% del territorio nacional: 9 establecidas legalmente, 6 en evaluación.

Presentándose como una alternativa más para prevenir la desaparición de espacios naturales importantes, parecieran comportarse como una estrategia nueva, valiéndose de la coyuntura de sesgo verde, para extender las redes polarizadas del capitalismo a un sector no influenciado por ellas en el Perú. No limitadas a la pertenencia individual, sino también a la colectiva, por parte de comunidades nativas, los riesgos que se podrían dramatizar, efecto directo en la desaparición de dichas áreas, bordean sutilmente los grandes beneficios de la venta de nuestras tierras.

En un mundo donde los países ricos desviven a sus especialistas para socorrer los vestigios de espacios naturales que aún mantienen, el Perú sugiere valerse de la venta legal de dichos espacios para ayudar a su conservación. Sin ir muy lejos: mientras Ecuador y Colombia se niegan a conceder sus selvas para la extracción de recursos, cuando Brasil se proyecta a liderar el mundo en los años próximos basándose en sus extensiones naturales, nosotros pensamos en venderlas.

Es posible que la venta de estos espacios pueda asegurar la conservación a futuro (confiando en que la gerencia privada es mucho más eficiente que la pública), pero lo cierto es que deja de ser, de alguna manera, nuestro. Las condiciones para la negociación de estas áreas deben contemplar absolutamente todos los escenarios: actuales, a futuro, y al futuro del futuro. Puede que la expropiación estatal para nuevos dueños peruanos sea prometedora, pero no podemos asegurar que los posibles dueños extranjeros sean del todo leales. Y lo peor de todo es que ni siquiera podemos esperar un marco legal óptimo en un ambiente jurídico tan lleno de sanguijuelas.

Analicemos el objetivo: salvar lo natural arriesgando nuestro desarrollo, o empezar a invertir en cómo desarrollarnos aprovechando eficientemente nuestros recursos.

De nosotros depende, vender el Perú y cruzar los dedos para atinar al comprador perfecto, o empezar a ceder el poder del futuro que gobiernos de todo el mundo miran con envidia.


por Diego Padilla

Vía mi tambor de ojalata.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

¿Por qué tanto miedo al bromuro de etidio?

El bromuro de etidio (BrEt) es un agente químico muy usado en técnicas de biología molecular para teñir nuestros geles de agarosa y poder apreciar nuestras bandas de ADN; ya sean de los productos de extracción o de PCR. Existen dos formas de teñir los geles: i) remojando el gel de agarosa por 15 minutos en una bandeja con BrEt (0,5 mg/L) después de haber hecho la electroforesis o ii) añadiendo el BrEt directamente al gel al momento de prepararlo. Con la primera evitamos contaminar nuestra cámara de electroforesis con BrEt y con la segunda evitamos exponernos a salpicaduras y otros accidentes que pueden ocurrir al hacer la tinción en bandeja.


Se han dado cuenta que desde que entramos a un laboratorio de biología molecular nos tienen traumados con el BrEt: "¡Cuidado que te salpique!", "¡no lo huelas!", "¡usa tres guantes!", "¡no es por ese lado!", "¡si te cae en la piel te va a dar cáncer y te puedes morir!", entre otras cosas más.

Si b…

TOP 10: Las peores cosas de trabajar en un laboratorio

Encontré este interesante artículo publicado en Science Careers. La verdad es que me ha gustado mucho —me sentí identificado con varios aspectos— tanto que me tomé la libertad de traducirlo y hacerle algunas modificaciones, en base a mi experiencia personal, para ustedes.Tus amigos no-científicos no entienden lo que haces.

Cuando te reúnes con tus amigos del colegio o del barrio y empiezan a hablar acerca de sus trabajos, qué es lo que hacen y cuáles han sido los logros más recientes, ellos fácilmente lo pueden resumir en un “he construido una casa/edificio/puente/carretera”, o “he dejado satisfecho a un cliente” (que feo sonó eso xD), o tu amigo abogado dirá “he sacado de la cárcel a un asaltante confeso y encima he logrado que lo indemnicen”, pero cuando te toca a ti ¿qué dirás? “Bueno he curado… uhm, la verdad no he curado, las ratas viven un poco más pero no las he curado, así que he descubierto… no, esa palabra es muy fuerte. La verdad he probado… este… tampoco, las pruebas están …

¿Qué fue del estudio más grande sobre la seguridad de los transgénicos?

La tarde del 11 de noviembre de 2014, en un hotel londinense, se anuncia el lanzamiento de "Factor GMO", el experimento a largo plazo más extenso y detallado jamás realizado sobre un alimento transgénico y su plaguicida asociado.


Con un costo estimado de 25 millones de dólares, el estudio buscaba aportar —con una solidez sin precedentes— valiosa información para permitir a las autoridades reguladoras, los gobiernos y la población general, responder si es seguro el consumo de Organismos Genéticamente Modificados (OGM) o la exposición a su herbicida asociado en condiciones reales.

El experimento —que se llevaría a cabo en un laboratorio secreto en el territorio ruso para evitar cualquier injerencia externa— consistía en someter a 6.000 ratas de laboratorio a diversas dietas basadas en el maíz transgénico NK603 y su herbicida asociado (RoundUp), cuyo principio activo es el glifosato. Es similar al famoso estudio realizado Guilles-Eric Seralini, pero a mayor escala. Solo para re…