Ir al contenido principal

La gripe bajo el hielo

Las próximas pandemias de gripe podrían estar hibernando en los glaciares del Ártico o en los lagos congelados de Siberia, esperando que las temperaturas del planeta se eleven para ser liberadas. Suena como a una película se ciencia ficción, pero NO, ya que Scott Rogers y Zeynep Koçer, investigadores de la Universidad Estatal de Bowling Green en Ohio, observaron que los virus de la gripe pueden sobrevivir fácilmente en estanques de agua congelada y emerger, después de que se derrita, con la fuerza suficiente como para infectar a los huevos de las aves.

Hace miles de años también había gripe, las primeras generaciones de humanos, aves y otros organismos pudieron desarrollar una inmunidad hacia estos virus llevándolos a la extinsión; pero, cuantas partículas virales quedaron atrapadas en los hielos permanentes de los polos o siberia? Muchas aves acuáticas, como los patos silvestres, migran grandes distancias durante el verano (desde China, el sur de Asia, Europa y Norteamérica hacia los lagos de Siberia), llevando los virus a estas zonas heladas del planeta. Después de unos años, cuando los hielos se derriten, los virus son liberados a la atmósfera y las aves migratorias las traen de vuelta nuevamente.
Las pandemias de gripe ocurren periódicamente. En 1918 fue la gripe española, en 1957 la gripe asiática y en 1968 la gripe de Hong Kong. Estas pandemias son difíciles de predecir o de rastrear su origen.

Dany Shoham, científico de la Universidad Bar-Ilan de Israel encontró que un virus de la gripe procedente de Rusia en 1977 era similar a una cepa vista por última vez en 1950. El cree que es el hielo el que permite conservar en "suspensión animada" a estos virus por muchos años. Para probar su teoría fue a los lagos de Siberia en el 2006 y encontró virus de la gripe idénticos a los que alguna vez infectó a las personas en los 30's y posteriormente en 60's. Ahora quiere probar si estos virus encontrados en los lagos congelados de Siberia tienen la capacidad de reinfectar a las aves cuando los hielos se derritan.

Cuando las células se congelan, la estructura de la membrana celular cambia de tal manera que se rompe, matándo a la célula. El biofísico Joshua Zimmerberg congeló los virus de la gripe y monitoreó sus propiedades encontrando que la cápside del virus tiene propiedades nunca antes vista en otros virus.

Esto no quiere decir que el calentamiento global tiene la culpa por la aparición de esta nueva gripe, recién se está investigando esta teoría, hasta ahora los datos apuntan a que el virus de la gripe puede conservarse por muchos años en lagos congelados y zonas extremadamente frías, pero no se tiene muy en claro si pueden volver a infectar y si han mutado durante el tiempo que han estado congelados. También se están ivestigando si otros virus como de la hepatitis A, polio, rotavirus, entre otros pueden sobrevivir en el hielo y mantenerse viables.

Vía WiredScience.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

¿Qué fue del estudio más grande sobre la seguridad de los transgénicos?

La tarde del 11 de noviembre de 2014, en un hotel londinense, se anuncia el lanzamiento de "Factor GMO", el experimento a largo plazo más extenso y detallado jamás realizado sobre un alimento transgénico y su plaguicida asociado.


Con un costo estimado de 25 millones de dólares, el estudio buscaba aportar —con una solidez sin precedentes— valiosa información para permitir a las autoridades reguladoras, los gobiernos y la población general, responder si es seguro el consumo de Organismos Genéticamente Modificados (OGM) o la exposición a su herbicida asociado en condiciones reales.

El experimento —que se llevaría a cabo en un laboratorio secreto en el territorio ruso para evitar cualquier injerencia externa— consistía en someter a 6.000 ratas de laboratorio a diversas dietas basadas en el maíz transgénico NK603 y su herbicida asociado (RoundUp), cuyo principio activo es el glifosato. Es similar al famoso estudio realizado Guilles-Eric Seralini, pero a mayor escala. Solo para re…

Cuando los antioxidantes promueven el cáncer

Hemos comentado muchas veces que las Especies Reactivas del Oxígeno (ROS, por sus siglas en inglés) están involucrados con el envejecimiento y con el desarrollo del cáncer. Esto se debe a que los ROS son altamente reactivos, por lo tanto, son capaces de dañar el ADN generando mutaciones. Por suerte existen los antioxidantes, quienes son los encargados de atrapar los ROS y mantenerlos en niveles que no generen daño alguno. Sin embargo, un grupo internacional de investigadores liderados por la Dra. Gina DeNicola del Instituto de Investigaciones de Cambridge revelaron que el factor de transcripción encargado de activar los genes que nos protegen de los ROS, también puede favorecer el desarrollo de ciertos tumores según un artículo publicado ayer en Nature.Normalmente, cuando las células son sometidas a un estrés fisiológico o sufren de algún tipo de daño genético, se activan una serie de genes y factores de transcripción que, de manera coordinada, regulan el funcionamiento de la célula, …

Pruebas rápidas y moleculares para COVID-19

Desde que se anunció la adquisición de más de un millón de "pruebas rápidas" para detectar personas con COVID-19, a fines de marzo, estuvieron en el ojo de la tormenta. Diversos científicos se manifestaron a favor o en contra de ellas, tanto en televisión como en redes sociales. El público general también tomó posición, más basada en simpatías políticas que en ciencia. Aquí les hago un resumen para entender de qué va todo esto.
Definamos conceptos "Pruebas moleculares" es un nombre genérico empleado para referirnos a los análisis basados en ácidos nucleicos, que puede ser de ADN o ARN. Por ejemplo, una prueba de paternidad es una prueba molecular. Se analiza el ADN del presunto padre y del hijo(a), para ver si comparten los mismos marcadores genéticos (fragmentos de ADN que son heredados). En el caso del coronavirus (SARS-CoV-2), la prueba molecular detecta marcadores genéticos en su ARN (otra molécula que también puede codificar la información genética).

La prueb…