Ir al contenido principal

Aminoácidos zurdos


La proporción de personas zurdas en el mundo es muy baja, pero la vida en la Tierra opta por los aminoácidos levógiros (L-aminoácidos o aminoácidos zurdos). Todos los aminoácidos tienen dos conformaciones: una levógira (L) y otra dextrógira (D). Son como nuestras manos. Si las ponemos frente a frente, son idénticas pues forman una imagen especular (como en un espejo); pero si las queremos superponer, veremos que los dedos pulgares apuntan a lugares opuestos.



Cuando se sintetiza cualquier aminoácido en el laboratorio, se formarán las conformaciones dextrógiras y levógiras en la misma proporción. Esto hace suponer que si la naturaleza produce aminoácidos, también obtendrá la mitad de cada uno. Entonces, ¿a qué se debe que la vida sólo use la versión zurda —o levógira— de los aminoácidos?

Para responder esta pregunta, científicos de la NASA analizaron la distribución y composición de diversos aminoácidos de cinco carbonos, como la isovalina, en meteoritos carbonáceos de 4000 millones de años. La isovalina tiene la capacidad de mantener su forma D o L por millones de años y raramente es usado por los seres vivos. Estas características permiten descartar algún tipo de contaminación con aminoácidos producidos en la Tierra. 

Se descubrió que tres tipos de meteoritos carbonáceos tenían un 18% más L-isovalina que D-isovalina. Este resultado sugiere que la vida en la Tierra usa la versión zurda de los aminoácidos, porque los meteoritos traían consigo una mayor proporción de este tipo de aminoácidos.

Los aminoácidos pueden pasar de la versión L a la D mediante reacciones químicas catalizadas por la radiación o temperatura. Todos los meteoritos tienen una cierta cantidad de agua, algunos más que otros. El agua ayuda a que los aminoácidos pasen de su forma D a L, pero así como esto favorece a la forma D, la luz ultravioleta poralizada del espacio exterior, revierte esta dominancia y puede llegar a equilibrar la concentración de ambos enantiómeros.

Aunque hay ciertos científicos que no están de acuerdo con estos resultados. Según la astrobióloga Sandra Pizzarello dice que los meteoritos pueden tener bacterias terrestres viviendo dentro de ellos, y muchas de estas bacterias tienen preferencia por comer los D-aminoácidos, dando una posible explicación a la mayor proporción de aminoácidos zurdos.

La única forma de poder responder esta pregunta sería encontrar vida en otro lugar del universo, y si es similar a la tierra bioquímicamente hablando. Ver si sus aminoácidos son de tipo L o D. Si son L, veremos que puede ser una constante en el universo, si son D, ambos tendrían las mismas probabilidades de formar vida y si tiene los 2 mezclados es que nosotros somos una rareza.

Referencia:

Daniel P. Glavin and Jason P. Dworkin. Enrichment of the amino acid L-isovaline by aqueous alteration on CI and CM meteorite parent bodies. Proceedings of the National Academy of Sciences, 2009; DOI: 10.1073/pnas.0811618106

Comentarios

Entradas más populares de este blog

La manifestación poco conocida de la tenia solitaria

En las profundidades del intestino delgado puede habitar un extraño huésped. Parece un fetuchini tan largo como una anaconda, pero dividido en decenas de pequeños segmentos llamados proglótides. Vive anclado a la pared intestinal por unos espeluznantes ganchos y ventosas que tiene en la cabeza (si así se le puede llamar a eso). No tiene boca porque se alimenta a través de la piel. Es la famosa tenia solitaria . Escólex de Taenia solium con cuatro ventosas y rostelo con ganchos. Fuente: CDC. Le llaman solitaria porque no necesita de una compañera (o compañero) para poder formar una familia. Son hermafroditas. Cada proglótido maduro tiene su propio suministro de óvulos y esperma, capaces de producir unos 60 000 huevos muy resistentes que son liberados a través de nuestras heces . Al menos seis segmentos llenos de huevos son liberados cada día por una persona infectada. Cuando los cerdos comen alimentos contaminados con heces humanas, común en algunas zonas de la sierra y selva del paí

La citometría de masas, una novedosa técnica para estudiar las células individualmente

Los citómetros de flujo han sido una herramienta fundamental en el descubrimiento y caracterización de los diferentes tipos de células que conforman el sistema inmune. Esta técnica es tan poderosa que permite analizar más 10 parámetros simultáneamente, gracias al uso de anticuerpos marcados con moléculas fluorescentes. Sin embargo, la citometría de flujo parece haber llegado a su límite tecnológico, ya que cuando se pretende analizar más de 10 parámetros a la vez, la superposición de los espectros luminosos dificulta el análisis de los datos. Un grupo de investigadores norteamericanos y canadienses han mejorado la técnica gracias al uso de los principios de la espectrometría de masas según reportaron ayer en Science . De manera sencilla, la citometría de flujo consiste en el paso de una suspensión celular a través de un láser. Para que las células puedan ser detectadas y diferenciadas unas de otras, son marcadas con moléculas fluorescentes que se excitan cuando el rayo láser inci

Ozono por el culo

La insuflación rectal de ozono , que en términos coloquiales es ozono por el culo  ( OxC , de forma abreviada), es una forma de ozonoterapia.  Según sus promotores , esta terapia "es muy potente en cuanto a la eliminación de gérmenes intestinales como virus, bacterias, protozoos, hongos, etc ". Incluso pidieron a la Organización Mundial de la Salud que lo usaran para el tratamiento del Ébola.  Según Ozonomédica , la ozonoterapia, en general, "es una eficaz alternativa en el tratamiento y control de muchas patologías y enfermedades crónicas" que incluso "puede retrasar o evitar la aparición de diabetes, cáncer, artritis, artrosis, entre otras". Paciente recibiendo OxC. Fuente: Ozonoterapia . Sin embargo,  de acuerdo con la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos ( FDA ), el ozono es un gas tóxico sin alguna aplicación médica conocida . Si bien es cierto, el ozono nos protege de la peligrosa radiación ultravi