Ir al contenido principal

ADN artificial de 12 letras

El día de ayer en la 237va Reunión Anual de la Sociedad Americana de Química (ACS), científicos de florida describieron el diseño de una nueva molécula de ADN. A diferencia de la natural, descubierta por Watson & Crick en 1953, esta cuenta con 12 componentes químicos en vez de 4 (A, C, T y G). Este sistema genético artificial ya está empezando a abrir los horizontes de la medicina personalizada para pacientes con Hepatitis, VIH y otras enfermedades, así como podría a develar algunas pautas del origen de la vida y la evolución darwiniana.

Las reglas a las que está sometido nuestro ADN impiden hacer un diagnóstico múltiple de enfermedades. Nuestros métodos tradicionales usan secuencias de ADN para marcar tanto ADN viral o secuencias genéticas relacionadas con ciertas enfermedades. Pero el ADN sano, naturalmente, también podría unirse a estos marcadores, resultando en falsos positivos o también en falsos negativos cuando el marcador, por alguna razón, no se une al ADN blanco.

El PhD Steven Benner, investigador y creador de este ADN dice que este sistema genético artificial, no funciona bajo las normas de Watson & Crick, de modo que el marcaje es mucho más exacto y preciso. Esta tecnología ya ha sido utilizada comercialmente, siendo la base de los detectores de carga viral, que ayuda a personalizar la atención de 400 mil pacientes al año, infectados con hepatitis o VIH.

Los cocteles de drogas son muy efectivas para reducir la carga viral en la sangre cerca a cero, pero generalmente, los virus mutan volviéndose cada vez más resistentes a las medicinas modernas. Muchas veces no nos percatamos de esta mutación hasta que el virus ha vuelto a colonizar nuestro organismo. Los detectores de carga viral que cuentan con el sistema genético de 12 letras de Benner, marcan el ADN viral a pesar que este llegue a mutar.

Vía EurekAlert¡

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Fusión y fisión de mitocondrias

Se cree que los procariotas aparecieron en el planeta hace unos 3,500 millones de años, mientras que los eucariotas lo hicieron hace unos 2,000 millones de años. Pero, si los procariotas llevan una ventaja de 1,500 millones de años a los eucariotas, ¿por qué ellos no son los organismos más complejos? La respuesta son las mitocondrias [Les recomiendo leer este artículo publicado en el blog]. Todos conocemos a las mitocondrias, si no las recuerdan, aquí se las presento. Tal vez la imagen que tenemos de ellas es que se encuentran diseminadas por toda la célula, aisladas unas de otras o, a lo mucho, reuniéndose en pequeños grupos. Sin embargo, esto no es así. En realidad, las mitocondrias son unos organelos muy dinámicos, que se encuentran fusionándose y dividiéndose constantemente, pero hasta ahora no se sabe a ciencia cierta que rol cumple este proceso. Axel Kowald de la Universidad Humboldt de Berlín y Tom B. L. Kirkwood de la Universidad de Newcastle han desarrollado una teoría

El mapa de las rutas metabólicas… Animado!

¿Qué es una ruta o vía metabólica? De manera sencilla, es el flujo de reacciones que sigue un determinado compuesto al ingresar a la célula, de esta manera, se transforma en una molécula más compleja (biosíntesis o anabolismo) o en una más sencilla (degradación o catabolismo). Por ejemplo: el pan tiene una gran variedad de compuestos químicos, pero el más abundante es el almidón —presente en la harina con el que es elaborado. El almidón es degradado por una serie de reacciones químicas gracias a unas enzimas llamadas amilasas, convirtiéndose en pequeñas unidades de glucosa. La glucosa ingresa a la célula y pasa por una serie de reacciones para llegar a formar dos moléculas de piruvato. Gráficamente lo podemos ver de la siguiente manera: Esta forma de graficarla se ve muy fría y poco llamativa, es más, parece ser muy difícil de aprenderla y no nos dice nada de como es el flujo de las otras moléculas que participan en la reacción, por ejemplo: el ADP y el NADH. Además, ésta sol

¿Por qué tanto miedo al bromuro de etidio?

El bromuro de etidio (BrEt) es un agente químico muy usado en técnicas de biología molecular para teñir nuestros geles de agarosa y poder apreciar nuestras bandas de ADN; ya sean de los productos de extracción o de PCR. Existen dos formas de teñir los geles: i) remojando el gel de agarosa por 15 minutos en una bandeja con BrEt (0,5 mg/L) después de haber hecho la electroforesis o ii) añadiendo el BrEt directamente al gel al momento de prepararlo. Con la primera evitamos contaminar nuestra cámara de electroforesis con BrEt y con la segunda evitamos exponernos a salpicaduras y otros accidentes que pueden ocurrir al hacer la tinción en bandeja. Se han dado cuenta que desde que entramos a un laboratorio de biología molecular nos tienen traumados con el BrEt: "¡Cuidado que te salpique!", "¡no lo huelas!", "¡usa tres guantes!", "¡no es por ese lado!", "¡si te cae en la piel te va a dar cáncer y te puedes morir!", entre otras cosas más.