Ir al contenido principal

CRISPR: Nuevo mecanismo de defensa contra bacteriofagos

Los bacteriófagos son los principales verdugos de las bacterias, un simple fago como el T7 tiene la capacidad de destruir al 99.9% de las bacterias de una colonia de 10 billones de individuos en tan sólo 2 horas, son más efectivos que el jabón NEKO.

Las bacterias en su afán de sobrevivir han desarrollado una serie de mecanismos de defensa, por ejemplo pueden mutar los genes que codifican sus receptores de membrana para no ser reconocidos por los fagos, pero aún así no pueden esconderse; los fagos han demostrado ser más "inteligentes" que ellos y también han desarrollado sistemas para superar este inconveniente, adquiriendo nuevas características virulentas que son rápidamente diseminadas entre los demás fagos. Las bacterias entonces le dicen al fago: "bueno mete tu ADN si quieres que aquí adentro te tengo una sorpresa", un segundo mecanismo de defensa son las enzimas de restricción, estas enzimas reconocen determinadas secuencias de ADN y las cortan, haciendo picadillo al ADN del fago.

Pero las enzimas de restricción, para diferenciar el ADN de la bacteria del ADN foráneo y no auto-atacarse, corta el ADN que no está metilado o glucosilado, que en este caso es el de los fagos. Pero los fagos nuevamente han demostrado ser "vivasos", sobretodo los fagos Tpar (T2, T4, T6, ...), quienes tienen la capacidad de metilar o glucosilar su propio ADN, evitando así el ataque de las enzimas de restricción de la bacteria. Otros fagos, lo que hacen primero es insertar una pequeña porción de ADN en la bacteria, este ADN codifica para pequeñas proteínas antagónicas a las enzimas de restricción provocando una inactivación de estas enzimas, así que el fago ahora si puede insertar el ADN restante sin ningún temor. Entonces, que le queda a las bacterias por hacer? Las bacterias no les importa morir por sus compañeras, así que su última línea de defensa es el suicidio, donde la infección por ciertos fagos provocan de manera prematura la muerte celular, antes que las partículas del virus se ensamblen.

Recientemente un nuevo tipo de defensa ha sido descubierto, basado en la agrupación de pequeñas regiones palindrómicas regularmente espaciadas CRISPR (Clusters of Regularly Interspaced Short Palindromic Regions) distribuídos ampliamente en el genoma de las bacterias., flanqueados por genes asociados a CRISPR (cas genes). Se descubrió que estas secuencias son idénticas a pequeñas regiones del ADN de los fagos y que cambian constantemente, como una memoria de infecciones pasadas. Este estudo se hizo en una cepa de Streptococcus thermophilus que tenían una extraña resistencia a los fagos. Esta cepa fue aislada y se identificó su secuencia CRISPR, la cual fue extraída y clonada en una cepa de S. thermophilus suceptible al fago, adquiriendo una resitencia una vez insertado la región CRISPR.

A pesar de la importancia evolutiva de este mecanismo en las bacterias y las arqueas, se conoce muy poco sobre su funcionamiento. En estudios realizados en laboratorio se encontró que los genes cas codifican para un complejo multiproteínico llamado Cascade (CRISPR-associated complex for antiviral defense) constituído de 5 proteínas Cas (CasA,B,C,D,E). El transcrito primario CRISPR cuenta con fragmentos de 57nt, cada uno conteniendo una secuencia idéntica al del fago. Se determinó que solo CasE es requerido para que Cascade se una al transcrito primario CRISPR. Cascade se une al transcrito primario CRISPR cortando y liberando estas pequeñas secuencias que se unen al ADN viral inactivándolo.

Los científicos también desarrollaron CRISPR artificiales con secuencias específicas del Fago Lambda, y se clonaron en E. coli. El CRISPR artificial fue completamente eficiente reduciendo la virulencia del fago lambda en 10 millones de veces. Esta eficiencia depende de la funcionalidad de Cascade y de la expresión del gen Cas3. Finalmente se fabricó un CRISPR artifical conteniendo secciones no codificantes del ADN del fago, el mecanismo CRISPR funcionó correctamente lo que demostró que este sistema ataca al ADN del fago antes que se transcriba, a diferencia del mecanismo de defensa de las Eucariotas mediante los siRNA, que silencian la expresión de los genes del virus a nivel del ARNm.

Se puede decir que con este mecanismo de defensa, las bacterias han sacado un paso de ventaja en su lucha diaria con los fagos, pero seguramente los fagos también tendrán sus formas de evadir este mecanismo, así que esta guerra continuará hasta el fin de los tiempos.

Referencia:

Small CRISPR RNAs Guide Antiviral Defense in Prokaryotes
Science 15 August 2008:Vol. 321. no. 5891, pp. 960 - 964DOI: 10.1126/science.1159689

Comentarios

  1. Hola, muy buena la información, pero solo un comentario en "Las bacterias en su afán de sobrevivir han desarrollado una serie de mecanismos de defensa...", las mutaciones no tienen un propósito o digamos un fin, el ambiente y las condiciones son las que hacen que una mutación sea benéfica,perjudicial o que no ejerza un papel en la sobrevivencia o adapción de un organismo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Se respetuoso con tus comentarios y críticas. Cualquier comentario ofensivo será eliminado.

Entradas más populares de este blog

15 años más de moratoria a los transgénicos

Ese es el nuevo proyecto de ley (PL 05622/2020-CR) presentado el pasado 25 de junio por el congresista Rolando Campos Villalobos de Acción Popular, el cual tiene por único objetivo ampliar por quince años la moratoria a los transgénicos establecida por la Ley N.º 29811, que vence en diciembre del próximo año. 

Para aclarar, la moratoria sólo se aplica a la liberación al ambiente, es decir, los cultivos transgénicos. Los importados para la alimentación humana o de animales (por ejemplo, el maíz amarillo duro y la soya), no están restringidos ni regulados hasta que se apruebe el RISBA. Tampoco se prohíbe la investigación con transgénicos, pero solo si se realiza en espacios confinados como laboratorios o invernaderos. ¿Cuál es el sustento para ampliar la moratoria?Para saberlo, analicemos la exposición de motivos. Ley de moratoria se sustenta en la necesidad de preservar el ambiente equilibrado del país, dado que existe una incertidumbre sobre los impactos que pueden producir los transgéni…

Los huevos verdes

[Artículo publicado originalmente el 16 de abril de 2014 en Expresión Genética del diario El Comercio]
No me refiero a los de Shrek ni los de Hulk...
Hace unos años visité la localidad de Huancapallac, en el departamento de Huánuco, y participé del Muhu Raymi (Fiesta de las Semillas). En esta feria, agricultores de diferentes lugares del país exhiben su gran agrobiodiversidad. Mientras paseaba por los puestos de cada uno de ellos, vi algo que llamó mi atención: huevos de color verde.

Si bien los huevos pueden adquirir diferentes colores, dependiendo de la especie a la que correspondan, todos los huevos de gallina que encontramos en los mercados son blancos o morenos (color piel). Sin embargo, al menos tres razas de gallinas ponen huevos verdes y azulados: la Araucana de Chile y los Dongxiang y Lushi de China. Esta coloración se debe a un pigmento llamado biliverdina.
La biliverdina se genera a partir de la degradación de la hemoglobina —molécula que da el característico color rojo a la sa…

El asesino en serie de los anfibios bajo la mira

Los anfibios del mundo están viviendo un verdadero apocalipsis. Poblaciones enteras están siendo diezmadas. Algunas especies se han extinto y otras están seriamente amenazadas. Y, como en una verdadera película de terror, un patógeno es el responsable, posiblemente, el peor de toda la historia en cuanto a su impacto sobre la biodiversidad. Su nombre, Batrachochytrium dendrobatidis (de cariño Bd). ¿Dónde y cuando apareció este asesino? ¿Cómo se propaga? Son algunas de las interrogantes que pretende resolver un estudio publicado en Science la semana pasada.

Bd es un hongo que ataca directamente la piel de los anfibios (que es por donde estos animales respiran, intercambian electrolitos y regulan el pH), alimentándose de las proteínas que la componen. La piel alrededor de las articulaciones se hace trizas y se desprende hasta que pierden el equilibrio homeostático del cual no pueden recuperarse. Al cabo de unos días, mueren de un ataque cardiaco.

Este problema fue detectado por primera v…